RADIOASTRONOMIA
LAS COMUNICACIONES CON CIVILIZACIONES EXTRATERRESTRES - Parte II

Por: El Comité Investigativo C.A.E.F.A (Centro Argentino de Estudio de Fenómenos Anómalos)

EL SISTEMA BINARIO DE SIRIO Y LOS DOGONES

Evidencias físicas que han perdurado, revelan que las antiguas culturas (egipcias, azteca, maya, etc.) disponían de ciertos conocimientos, que no mantenían una relación acorde con su cultura en lo filosófico, social o técnico. Y menos aún en relación con el resto del mundo que las circundaba. Fueron como islas de luz circundadas por la barbarie de pueblos que apenas habían alcanzado las primeras etapas en el camino de desarrollo social y cultural. Irremediablemente nos sentimos inclinados a pensar que ciertos pueblos fueron privilegiados con un aporte extranormal de conocimientos, que les permitió, en ciertos aspectos, avanzar velozmente y exhibir a los milenios futuros pruebas del progreso que alcanzaron.

Construcciones colosales, como las pirámides, levantadas en insólitos lugares, lejos de las fuentes naturales pétreas que indican especiales conocimientos matemáticos y normas para su construcción. Dominio de las leyes y estructura del Universo visible, y especialmente la secreta posesión de una impresionante cantidad de datos astronómicos, algunos de ellos sólo descubiertos hace pocos años.

Los Dogones son un pueblo africano que reside en la altiplanicie de Bandiagara, en lo que es la actual República de Malí. Esta parcialidad indígena ha desconocido totalmente las conquistas de la civilización europea, y su condición social y cultural no difiere mayormente del resto de los pueblos del continente africano. Pero pese a su primitivismo, los dogones poseen increíbles conocimientos sin que se pueda saber de quiénes los han obtenido. Para ellos el Universo es infinito, aunque mensurable, y recorrido por sistemas espirales, en uno de los cuales se encuentra nuestro Sol. La estrella principal es, para los dogones, Po Tolo, pareja de Sirio, que describen con las particularidades físicas que corresponden a Sirio B, la estrella "enana", que sólo pudo descubrirse por métodos espectroscópicos  hace poco tiempo. Además nos adelantan que Sirio tiene segundo satélite. Nuestra ciencia todavía no lo ha descubierto. Esta es una sorpresa que queda reservada para los hombres del futuro, si se comprueba su exactitud.

Aunque los científicos norteamericanos siempre afanosos de destruir todo aquello que lesione sus concepciones de la historia, han cuestionado la interpretación de los científicos franceses que revelaron al mundo este misterio dogon, existen en este caso elementos de sobra para sorprender a todo aquel que mantenga libre su mente de compromisos intelectuales y académicos. Por otra parte, estimamos que los dogones recibieron en la actualidad, este conocimiento de los egipcios, de quienes geográficamente no estaban alejados. Sirio, por ser un astro muy visible en esas latitudes, debió ser estudiado en profundidad, máxime que sus periodos de menor visibilidad coincidían con las inundaciones del Nilo, hecho de vital significación para los egipcios.

Si querés contactar a C.A.E.F.A: fundacion@fabiozerpa.com.ar

 

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013