EL DIOS AMARILLO

Por Lic. Mónica L. Plataneo - Argentina

La Conquista de América trajo consigo aparejada una gran cantidad de conocimientos que el hombre europeo jamas se hubiera imaginado y que ayudaron considerablemente a consolidar el aumento de población en el llamado Viejo Mundo a la par que desaparece el espectro que asolaba a Europa desde hacía siglos: el hambre. Colón  llega ante los Reyes Católicos no solo portando con orgullo y en un acto de bárbara inhumanidad a varios aborígenes a quienes exhibe como trofeo de guerra sino que presenta muestras de oro, pájaros multicolores, frutos extraños, plantas y un grano: el MAIZ, del que dependía un extraordinario potencial humano en esos tiempos.

El desarrollo de los cultivos (maíz, arroz, trigo, etc.) sabemos que implica el desarrollo de la civilización, ya que el hombre abandona la faz nómada, superándola, y pasa al ciclo de agricultor. Nuestros cronistas llamaron al maíz PAN DE LOS INDIOS y pan DE INDIAS; mas, en los estudios mesopotámicos se le menciona como el ARBOL DE LA VIDA o el ARBOL COSMICO, reseñas que nos obligan a profundizar algo mas su importancia, la cual no queda indudablemente limitada a la alimentación.

La mayoría de los estudiosos están de acuerdo en suponer que el alto grado de civilización alcanzado en América se debió al cultivo de este grano tan particular. Pero, lo realmente trascendente es que poco o nada se sabe sobre su origen no existiendo, por ende, unanimidad de opiniones. Unos creen que se desarrolló primeramente en América del Sur, en las altas tierras peruanas, si bien otros sostienen que "nació" en el occidente guatemalteco. Pero los estudios realizados en estas zonas demostraron que el maíz fue introducido cuando otras plantas ya habían sido domesticadas.

¿Por qué la preferencia de los pueblos antiguos por el maíz?. La respuesta puede hallarse al mencionar las siguientes características: a) adaptabilidad a cualquier clima, a cualquier terreno; b) resistencia a plagas y enfermedades; c) precocidad. Realmente, esto demuestra una gran "simpleza" en su desarrollo pero no es todo tan fácil. Veamos como actuaban los Mayas para la agricultura de MILPA (en Azteca Milpa significa Maizal), la misma ha sido dividida en once etapas diferentes, que son:

1)      Localización del campo: es el paso más importante; se guia por la clase de tierra adecuada y la maleza que en ella crece. Una vez escogido el campo, se divide en Mecates o cuadrados de 20 metros de lado formando montones de piedra como mojones en cada esquina.

2)      Derribo del bosque y maleza: se utilizan hachas o machetes de acero. Cuando los arboles son muy grandes se hace una hendidura alrededor del tronco y se les deja morir.

3)      Quema del monte o roza: existe prueba documental y también arqueológica donde se demuestra que el ida en que debía quemarse el campo o los campos para la siembra del maíz era recogido por los sacerdotes con mucho cuidado. Sylvanus Morley dice que existen dos estelas, la 10 y 12, que se "levantan en dos cadenas de cerros que rodean los extremos occidental y oriental del valle de Copan en este punto. Estos monolitos distan el uno del otro 6 ½ kilómetros en línea recta, siendo el verdadero rumbo de la Estela 10, vista desde la Estela 12 N.81· 09`0. Observándolo desde la Estela 12, se puede ver que el Sol se pone detrás de la Estela 10 el 12 de abril y el 7 de setiembre. Se ha sugerido que como el 12 de abril cae precisamente hacia la época en que se queman los campos en la región de Copan, esa era la fecha escogida por los sacerdotes para dar principio a la quema de los campos. Existe prueba documental, además, que durante la Epoca Postclásica el ida destinado a quemar los campos era también de importancia ceremonial. En el Códice Pérez se consignan los idas del año sagrado que tratan especialmente del ritual perteneciente a la quema de los campos de maíz.

4)      Cercado del campo: esta operación no era necesaria en los tiempos antiguos pues no había necesidad de preservar los campos de los animales.

5)      Siembra del campo: El Obispo de Landa escribía al respecto "Siembran en muchas partes, pero si una faltare supla la otra. El labrar la tierra no hacen sino coger la basura y quemarla para después sembrarla; y desde medio enero hasta abril labran y, entonces, con las lluvias, siembran; lo cual hacen trayendo un taleguillo a cuestas y con un palo puntiagudo hacen un agujero en tierra y ponen allí cinco o seis granos, lo cual con el mismo palo cubren. En lloviendo, espanto es como nace".

6)      Desyerba del campo: al arrancar las hierbas de maíz se eliminaba la competencia de las malas hierbas y permitía que las milpas se cultivaran hasta cinco años seguidos antes de abandonarlas.

7)      Doblegamiento de las cañas: como el maíz crece muy alto en Yucatán, las cañas se doblan cerca y debajo de las mazorcas para que madure. Los mayas dicen que el objeto del doblegamiento de las cañas es  para evitar que la lluvia penetre en el interior de las mazorcas y las enmohezca.

8)      Cosecha del maíz: en noviembre el milpero comienza a levantar su cosecha la cual llega a su mayor intensidad en enero y febrero continuando en los otros meses subsiguientes.

9)      Almacenamiento del maíz: es variable con la región. En Yucatán se almacenan las mazorcas verticalmente y lo mas unidas o juntas posible.

10)  Desgrane del maíz: se realiza, por lo general, de noche pues se cree que el cascabillo causa menos irritación de noche que de ida.

11)  Conducción del maíz al pueblo: es la última etapa. Este procedimiento descripto se ha venido practicando desde hace 3000 años y prácticamente, sin variantes mas que el utilizar medios de transporte para el traslado al pueblo en vez de las espaldas de los milperos.

Como se ha podido observar, todos estos pasos necesitan indefectiblemente la mano del hombre. Es más, por la conformación de la infrustación no es posible perpetuar la especie sin su intervención. Las semillas deben ser separadas de la tusa (zuro) para luego dispersarlas y sembrarlas. Así, es lógico suponer que el hombre tuvo INTENCION de iniciar la especie. A pesar de ello, algunos botánicos creen que el Teozinte es el antecesor del maíz, por lo que su aprovechamiento se origino fortuitamente.

Sinceramente, a lo largo de los estudios de los pueblos antiguos  "las apariciones fortuitas", los hechos "repentinos", los "saltos" de un estadío a otro sin que mediara causa aparente alguna son demasiados. Claro esta, es una forma fácil, cómoda, de desligarse de algo que puede constituir un problema sobre el que no exista solución... por el momento.

El problema del maíz ha sido y continúa siendo, hoy día, un rompecabezas para muchos investigadores. La botánica demuestra que el maíz por si solo no puede reproducirse y, esto hizo reflexionar durante años a Richard MacNeish (científico del Museo Nacional de Canadá) quien en 1954 realizó excavaciones en Tamaulipas (México) y halló cavernas donde los granos se habían conservado intactos por miles de años. El Carbono 14 les asignó una antigüedad de 7000 años antes de Nuestra Era. Aquí prácticamente comienzan los enigmas. Se efectúan excavaciones en la ciudad de México y aparecen granos fósiles de polen de maíz: ¡PROVENIAN DE LODO ASENTADO HACE 80.000 AÑOS!. Y aquí si surgió el otro interrogante: ¿Cómo de silvestre se convirtió en cultivable? ¿Cómo "aprendieron" a sembrarlo? ¿Cómo supieron los indígenas que no se puede reproducir solo? "Y no se ha dicho que hace 80.000 años el hombre andaba cazando y pescando por allí a pedradas, como dice Ealt Dovan". ¿Quién entonces, quitó las vainas a las mazorcas y sembró el grano?

¿Por qué fue un grano SAGRADO?. En la veintena OCHPANIZTLI ofrendaban matas de maíz; en la veintena HUEYTOZOZTLY dedicada a Centeotl y a Chicomecoatl, los mancebos adornaban templos, altares e imágenes y las doncellas llevaban al templo SIETE mazorcas. Y siempre aparece el Numero SIETE, el numero sagrado para los antiguos; el maíz no podía escapar a la regla.

En la teogonía mesoamericana se observa una gran abundancia de dioses relacionados con esta planta: Cinteotl era el dios del maíz; Xilonen era la madre del maíz nuevo; Chimecoatl era la diosa de la abundancia y se la representaba sobre un friso de serpientes o de mazorcas. ¡Aquí, el maíz unido a la serpiente!. Tlaloc, dios de la lluvia, aparece sembrando maiz en muchos códices: agua igual a FUNDAMENTAL para la cosecha. Y la aparición de los calendarios tuvo, indudablemente una relación directa con los cultivos y ... claro esta, con el maíz.

Los dioses civilizadores, esos llegados de las estrellas, lo primero que enseñan es a cultivar el MAIZ. ¿Por qué? ¿Tal vez porque ellos lo conocían? ¿O lo traían consigo? ¿Pertenece a nuestro planeta esta planta? ¿O se elaboró todo esto como consecuencia de su vital importancia para la alimentación? Lo ultimo es más aceptable pero esos granos de 80.000 años.... la enseñanza de los dioses.... la NECESIDAD DE MANO DE OBRA.... el problema de su origen.... la inquietud de los botánicos....

 

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013