EN FILIPINAS: LA LOGURGIA -
CURACION Y CIRUGIA POR MEDIO DE LA MENTE
- Parte II

por Dr. Hans Naegeli Osjord (Suiza)

 

El rechazo sin investigación le ha sucedido también al fenómeno de la cirugía por medio de la mente. Junto a muchas personas, faltas con frecuencia de espíritu crítico, que han ido en busca de curación, se han interesado en el tema, periodistas, filósofos y parapsicólogos, que han ido a Filipinas y permanecido allí durante meses. Comprobaron una enorme variedad de formas de aparición y de prácticas curativas.


En las cirugías psíquicas, el operador abre el cuerpo del paciente con el sólo accionar de sus manos y llega a extraer materias que en el análisis evidencian elementos químicos poco habituales

El ilustre parapsicólogo alemán profesor Hans Bender, ocupante de la única cátedra existente hasta ahora en Alemania, se asoció, desgraciadamente, con una revista que - si debo creer a las numerosas manifestaciones de testigos - se había propuesto de antemano el objetivo de negar los fenómenos con el fin de contrarrestar el malsano tumulto, en lo que estoy de acuerdo, de los viajes de pacientes a los terapeutas más famosos. Este equipo puso manos a la obra de una forma muy poco psicológica. En lugar de adaptarse al conjunto de circunstancias existentes y comenzar a observar con neutralidad, estos periodistas trataron desde el principio de atrapar al curandero en una superchería, con lo que, naturalmente, el clima se vició desde el comienzo. Estos terapeutas son personas muy sensibles, que detectan rápidamente las actitudes negativas, por lo que los escépticos fueron pronto expulsados y éstos, como es natural, se reafirmaron en sus sospechas. El resultado fue que tanto el equipo de periodistas como el profesor Bender sólo pudieron presenciar un número insuficiente de operaciones. Incomprensiblemente, el profesor Bender dejó de investigar en aquellos lugares y curanderos que yo le había indicado en una conversación previa introductoria. Se trataba de aquellos curanderos que, por la facticidad de sus operaciones con la mente, eran el testimonio más impresionante. Es verdad que Bender no negó que Agpaoa, el único curandero que visitó, tuviese algunas cualidades extraordinarias. Pero tenía la "impresión" de que esas cualidades estaban disminuyendo, por lo que Agpaoa se veía obligado a utilizar trucos engañosos. Los periodistas de la revista "Stern" basaron todo el desarrollo de su prueba en un detalle de una sola diapositiva, del cual ellos concluían la existencia de una hoja roja que Agpaoa extendía para aparentar una abertura en el cuerpo. A pesar del ruego de la Sociedad Suiza de Parapsicología de que se le enviase la diapositiva para poder juzgar de su valor, le fueron enviadas veinte no pedidas, pero no aquella que se había utilizado como prueba del engaño.

Posteriores ruegos de envío de la diapositiva en cuestión han quedado sin respuesta. Esto hace surgir la idea - al menos provisionalmente - de que esta diapositiva, empleada como pieza clave de la contraprueba, no podrá superar la criba de los criterios científicos.

A mayores dificultades conducen los análisis de los órganos extirpados y de los tejidos, que con frecuencia no son claramente iguales que los que se extraen del cuerpo en nuestras operaciones. Sobre esto informaremos más adelante.

La curación y la cirugía por medio de la mente no son de ningún modo fenómenos surgidos en nuestro tiempo, sino que, por el contrario, son expresión de un arte primitivo de curar que hunde sus raíces en las costumbres mágicas de las culturas primitivas y en aquellos pueblos que aun hoy no están intelectualizados. Las culturas mágicas intentan influir sobre el entorno y sobre el cuerpo humano utilizando preferentemente fuerzas anímico-mentales, mientras que nuestras llamadas culturas superiores lo hacen con medios químico-técnicos. De acuerdo con esto, queda determinado el arte de curar de ambas culturas. La acción mágica se apoya en la realidad filosófico-natural de las analogías de las fuerzas espirituales con el acontecer material. Para expresarlo brevemente, se trata de un esfuerzo por trasladar lo ideal (pensado) a lo real (material). Para esto se recurre a actos creativos peculiares. El profesor Wolfgang Kretschmer escribe en su trabajo "Magia y Ciencias de la Naturaleza" lo siguiente: Todo nuestro mundo interior parece ser un gran campo de fuerzas que no podemos valorar; y de las que sólo podemos y debemos hablar como de algo mágico". La magia pertenece a un plano del ser distinto de aquel con el que estamos habituados a encontrarnos en la vida cotidiana. A los que creen que la magia se apoya en el engaño y la superchería, permítannos recomendarles el trabajo de este famoso psiquiatra alemán, cuyo nombre ha atravesado las fronteras de su patria.


"...Vimos a una logurga (sanadora) sacar del cuello
de una paciente una mano llena de pelos de arroz..."

La medicina que se enseña en nuestras universidades es para sus representantes la única que puede ser reconocida como científica. Junto a esta escuela de medicina llamada "alopatía", apenas si se encuentra representada la "homeopatía". En ésta encontramos aún los principios de la filosofía de la Naturaleza. La medicina administrada actúa más en virtud de su principio espiritual que por la química. Una tercera teoría sobre la medicina, el diagnóstico a través del pulso y la acupuntura, se practica en China desde hace miles de años y se enseña ahora en su país de origen en las universidades, alcanzando cada vez mayor difusión y audiencia entre los europeos. Se basa en la existencia, empíricamente comprobada, de una fuerza de acción que posee cargas positivas y negativas. Esta fuerza no es de tipo bioeléctrico sino bioplasmático, como si se tratase de un cuerpo sutil. La acupuntura es muy parecida a la medicina mágica y a la cirugía por medio de la mente que se practica en Filipinas. A pesar de que muchos de estos terapeutas nunca han sido conscientes de ello, lo cierto es que su poder les viene a través del cuerpo astral, llamado también cuerpo de éter. Vamos a tratar inmediatamente sobre esto, porque de lo contrario no se entiende bien lo que queremos decir.

Paracelso llamaba a este cuerpo astral "corpus subtile" (cuerpo sutil), denominación que, junto a otras muchas empleadas, es la más sencilla y la más adecuada. Que el "corpus subtile" no haya surgido en el ámbito de la investigación físico-natural se debe a la ya mencionada absolutización de un solo aspecto del mundo llevada a cabo por esa investigación; se ha apoyado en conocimientos puramente racionales y en los métodos de medición admitidos por el entendimiento. C. G. Jung, el más grande pensador y psicólogo de nuestro siglo - en mi opinión - demostró que las posibilidades de conocimiento del hombre se apoyan en cuatro funciones básicas; no sólo en el pensar, sino también en el sentir, intuir y pensar-percibir. Las culturas antiguas y el mundo oriental emplean la totalidad de sus posibilidades de conocimiento. Así pueden alcanzar conocimientos de naturaleza totalizante y no sólo conocimientos de un solo aspecto de la realidad.

En relación con las posibilidades cognoscitivas de la intuición y la percepción, se ha descubierto y reconocido la existencia en el hombre de un sustrato sutil. Personas sensibles lo reconocen y lo perciben no por medio de los ojos corporales y su función óptica, sino con la mirada interior. Mencionemos el aura alrededor de la cabeza de un hombre dotado de una especial fortaleza de espíritu, la corona de los santos. Para los iniciados, esta corona de los santos no es sólo una alegoría sino una realidad de orden espiritual. Pero no sólo la cabeza, sino todas las partes del cuerpo y todos los órganos del mismo tienen su "aura" correspondiente, un sustrato sutil. Sobre esto que hemos anticipado tenemos que pensar al tratar del poder de los terapeutas filipinos y, en general, de todo arte curativo mágico.

Continuará el mes próximo

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013