INVESTIGACION DE VIDAS PASADAS - NOSOTROS SOMOS ETERNOS
(Primera pauta de comportamiento)
Formamos parte de la Eternidad. Somos una unidad dentro de la Unidad, el Todo dentro del Todo. Formamos parte de una Conciencia Universal. Todo el Universo es mente y los seres humanos constituimos parte de l.

por Fabio Zerpa

En el momento del Silencio, de la Nada o del Todo se origin dentro del vaco absoluto la primera plasmacin de Energa. En ese pequeo punto energtico se produce y genera una fuerza total, la energa de la vida absoluta, la primera y pequea placenta csmica: el padre-madre original. Esa placenta se produce en un gran estallido de fuerza energtica pura, de donde nace la vida: planetas, soles, estrellas, galaxias; es decir la gama infinita de lo que conocemos y desconocemos, lo visible y lo invisible. En esa primera gran manifestacin csmica, est la simiente humana y la generacin primigenia de la memoria creadora que se trasmite y est en el Inconsciente.

Todos los elementos del Universo y del Hombre todo, en su ms infinita clula, son producto de la Creacin, por lo cual somos causales y no causales; somos el efecto de la Primera Causa.
En todas las clulas de nuestro cuerpo est la memoria de esa gestacin, y somos producto de una traslacin energtico-csmico-divina, con todas las experiencias vividas y sentidas desde la generacin hasta la actualidad.
Hay alguien que conserva esa memoria de traslacin que, como ya veremos, es el llamado inconsciente o gran conciencia csmica.
El padre-madre, o Madre Csmica para algunos, crea espritus, los yo soy multiplicados, que funcionan como los pequeos creadores de la Gran Creacin. Esos espritus nacen sin experiencia de la Madre Csmica. Son parte del Gran Hacedor y, para ser creadores, deben transformarse, cambiar, mutar y, por supuesto, trabajar en los distintos reinos de la Creacin.
Ese espritu es inmaculado, no tiene mancha, entonces debe crear dos almas (las famosas almas gemelas) que cuando van produciendo sus distintas escalas evolutivas (subiendo la Escala de la Sabidura) se vuelven a unir, se funden en una sola.

El espritu para obtener experiencia, crea esas dos almas, una activa y otra receptiva, el ying y el yang de los orientales; y estos dos elementos abstractos deben vivir en el mundo tridimensional de nuestro Planeta, por ejemplo, en un cuerpo fsico para cada uno de ellos.
Este cuerpo, un humo energtico y vital, hoy la ciencia lo ha pesado y fotografiado en el momento de dejar el fsico que habit en su mundo tridimensional para volver a lo abstracto, al Gran Espritu, a lo sublime.
Lo sublime vuelve a la eternidad, al Hacedor, a Dios. Nosotros mismos somos una parte de Dios. Dentro de nosotros, en cada da, en cada segundo de nuestra vida tridimensional, vive Dios. Somos sus hijos, y como hijos de El, volvemos a nuestro Padre, a nuestro Creador.

Como espritus, nacimos puros pero sin experiencia, una vez recorrida la gran escalera de la sabidura, volvemos experimentados en todas las facetas de la existencia. Porque para ser creadores debemos mutar permanentemente y saber.

Hay un solo camino para transitar y para evolucionar; trabajar espiritualmente en nuestras distintas vidas para saber, conocer, experimentar y poder volver a casa. En sntesis, somos la parbola del hijo perdido. Debemos emplear nuestras mximas energas espirituales para evolucionar de adentro hacia fuera y para ello tenemos que conjugar el motor de nuestra Creacin: la gran palabra de cuatro letras llamada amor.
Aquel punto energtico que nos gener en el padre-madre-creador, funcion por amor, para crear todo lo viviente, visible e invisible. Nuestra verdadera casa all arriba se mueve con un solo objetivo: crear amor.

Sabemos y conocemos que todo es espritu. Por lo tanto, nuestra eternidad la tenemos a travs de l. El todo, el padre-madre-creador, es la realidad sustancial que se oculta detrs de todas las manifestaciones, apariencias y creaciones que conocemos como universo material, fenmenos de la vida o energa. Todo cuanto es sensible a nuestros sentidos materiales es espritu, por supuesto, incognoscible e indefinible, pero que puede ser considerado como una mente universal y viviente.
Por ello expresamos que todo el mundo fenomenal, el universo conocido o desconocido, es una creacin mental del todo, y all vivimos y nos movemos.

Si nosotros comprendemos todo lo que hemos dicho hasta ahora, podemos conocer la gran ley que rige el universo mental, para aplicarla y emplearla conscientemente, sin usarla por casualidad o ser usados por ella.

Todo este principio, el del mentalismo o mente universal, es una gran clave maestra para explicar fcilmente todos los fenmenos mentales y psquicos que se producen a diario y tanta preocupacin traen. Tambin explica los cmo y los porqus, as como la naturaleza de la energa, la materia y su interrelacin.
Al entender que todo el universo es mente y que la materia no existe, todo es espritu (como dijera el genial Dr. Max Planck, Premio Nobel de Fsica) y empezaremos a acceder a la sabidura.
Este aprendizaje de la sabidura se puede realizar a travs del pequeo pero gran ser que tenemos dentro y yo llamo el amigo invisible.

EN LA PROXIMA EDICION, LA PAUTA NUMERO DOS.

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013