NUMEROLOGIA

La  Numerología o la Ciencia de los Números, no sólo se basa en números de valor cuantitativo, como dos más dos igual a cuatro, sino que incluso existe hoy en día porque los números tienen un valor metafísico con un significado definido dentro de ellos, que muestra características que modelan el propio destino.

por Eduardo Irioni

 Los sabios de la Antigüedad, mucho antes que fuesen inventados los alfabetos, estudiaban la ciencia de los números como guia de su vida diaria. La reconocieron los caldeos y griegos; fue instrumento hermético de los sacerdotes egipcios y, más cercanamente, no escapó a las inquietudes esotéricas del gran psicólogo Carl Jung.

Debemos reconocer en el famoso Pitágoras una formulación e interpretación de una doctrina con fundamentos metafísicos que ha podido permanecer a lo largo del transcurso de los tiempos.

Pitágoras está considerado como el filósofo sistematizador de esta ciencia. Vió el principio de Todo en los números y fue precisamente su predilección por las matemáticas, la que lo conduce a su teoría de los números y a la concepción de la Unidad como principio de Dualidad o Diversidad; la Monada y la Duada.

"Todas las cosas que nos es dado conocer, poseen un número y nada puede ser concebido ni conocido sin el número", decía. Pasó la mayor parte de su vida tratando el aspecto arítmetico de la geometría y descubrió el canon de una sola cuerda; también fue el primero en introducir entre los griegos los pesos y las medidas. Encabezó una Escuela Filosófica, pero también Etica, Religiosa y Política.

Tanto los sabios antiguos como los modernos han coincidido en que el Universo entero es una vibración que envuelve a los seres y a las cosas al ritmo que les corresponde; cada unidad tiene una frecuencia vibratoria específica. Cada vibración está seguida por un fenómeno que le corresponde y, en consecuencia, el cuerpo y la mente actúan en resonancia. Se ha buscado conocer la esencia, las virtudes y la naturaleza de cada vibración, tanto en sus aspectos positivos como negativos.

Pitágoras, con espíritu universalista, redujo a diez los grados iniciáticos, en su escuela, como los egipcios lo cifraron en los 78 Arcanos del Libro de Thot, los hebreos en las 22 letras de su alfabeto.

La Numerología se la emparenta y relaciona con la Kábalah.
Los dos libros principales que contienen la esencia de las enseñanzas cabalísticas son el Sépher Yetzirat, o Libro de la Creación y el Zohar o Libro del Esplendor. El Libro de la Creación data del siglo II. El Libro del Esplendor apareció en un manuscrito arameo escrito por un cabalista llamado Moisés de León, a finales del siglo XIII. Sin embargo, la tradición asegura que ambos libros se remontan a los inicios de la historia de la Humanidad, cuando los ángeles enseñaron a Adán el secreto para recuperar su felicidad perdida.

Según la Kábalah, cuando Adán pecó, se vió desposeido de su unión con Dios. Se precipitó a través de diez esferas, desde la divinidad última hasta un estado de amnesia en el que olvidó su origen divino. La tarea del ser humano, por consiguiente, es la de trepar de vuelta al estado más alto. El trayecto es largo y duro, se pasa a través de diez esferas distintas; la imagen constituye esencialmente el estudio de un árbol sagrado: el Arbol de la Vida. En lo más alto se halla la Divinidad creadora llamada Kether, la corona. Las nueve ramas restantes del árbol son la sabiduría, la belleza, el poder, la inteligencia, el amor, la perseverancia, la majestad, la creación y el último, el reino. La representación tradicional del Arbol de la Vida se parece mucho al esquema de una molécula química, en el que los átomos se relacionan unos con otros a través de líneas. Estas líneas corresponden a los 22 senderos de la Kábalah que conectan las esferas.

Los números forman parte de nuestras vidas de una manera, a veces, un tanto misteriosas y para ello vale este ejemplo.

Cheiro, aficionado a la Numerología y la Quirología, elaboró una tabla para demostrar que los números 4 y 8  habían sido fatales para el doctor Crippen, que envenenó a su esposa y la desmembró en su domicilio londinense. El doctor nació en 1862 la suma de cuyos términos es 17, que a su vez suman 8; asesinó a su esposa un día 31(4); los restos mutilados se descubrieron en el sótano de su casa un día 13(4); huyendo de la justicia, utilizó el nombre de Robinson (8 letras); le reconocieron y detuvieron a bordo del Montrose (8 letras) un día 22 (4) y regresó a Inglaterra en el Megantic (8 letras). Se le acusó un día 31 (4); el juicio finalizó un 22 (4) y fue ahorcado cuando contaba con 48 años de edad.

La historia de la Humanidad siempre estuvo signada por números muy significativos. Otro de los ejemplos característicos es el Apocalipsis de la Biblia, cuando el encargado de abrir el libro es Cristo y abre 7 sellos, del cual al abrir el último suenan 7 trompetas; las 7 plagas y los 7 días en que Dios creó al mundo, los 7 chakras energéticos, los 7 Rayos, nos hablan de la importancia del número 7, ya que se lo considera un número mágico y esotérico. Otro número igualmente poderoso si seguimos con la Biblia es el 3, por pertenecer a la Trinidad Divina, la negación de Pedro en tres oportunidades a Jesús, la resurrección en 3 días, los 3 Reyes Magos y para terminar el número 12, que además de ser múltiplo de 3, ha constituido el número perfecto que Dios eligió para constituir sus tribus en Israel y que también Jesús seleccionara a 12 personas para hacerlos apóstoles de su misión. Pero sin contar a los hechos históricos, tenemos a los 12 signos del zodiaco, las 4 estaciones del año o los 4 puntos cardinales.

Estos son algunos ejemplos que determinan que detrás de cada uno de los números se encierran muchos secretos y verdades que el ser humano ha intentado develar.

Todas las civilizaciones han tenido números mágicos que los han manifestado a través de rituales o ceremonias, que sus sacerdotes conocían a la perfección y lo manejaban con mucha naturalidad. Hoy, repetimos algunas ceremonias en distintas frecuencias y con cierta cantidad de palabras o movimientos, a veces sin saber por qué, como si una fuerza interior nos manejara pero con seguridad.

La Numerología es un instrumento que permite llegar a zonas no divulgadas de las potencialidades humanas, la manera de comportarnos con nuestro entorno, el origen y los factores que influyen para descubrir las incógnitas de nuestro destino. Cada uno de nosotros, en nuestros nombres, posee un caudal energético-informativo que con el debido conocimiento nos brindará el manejo responsable de nuestra vida.

La Numerología, entre otras aplicaciones, y en términos generales, es una gran guía en los negocios, para saber en qué momento es propicio invertir o comprar, el mejor lugar para constituir su hogar, los obstáculos que entorpecen su avance hacia el logro de las metas deseadas y permite el conocimiento más profundo de su pareja o semejante.

La Numerología es muy fácil de aprender y de practicarla en todos los ordenes de la vida. Proyecta el conocimiento hacia nuestro interior y nos ayuda a equilibrarnos en todos los niveles, ya sea físicos, emocional, mental y espiritual.

Permítase descubrir esta ciencia de los números que ha maravillado a los eruditos de todos los tiempos.

 

Bibliografía:
La Numerología al alcance de todos - Rosa Albert y Noemi Farias.
Mundo de lo Oculto - Angus Hall
Génesis de la Nueva Era  - Daniel Baruc.

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013