DE LA SOLEDAD
Me dices que después de un tiempo de estar a solas necesitas encontrar algo que hacer o buscar una diversión para salir de un estado desagradable de aburrimiento y hastío. Me dices que se apodera de ti una inquietud por hacer algo aunque sólo sea salir a pasear o salir de compras.

Por Juan Leal - (Miami - USA)



Veo que tus estrategias para escaparle a tu soledad son prácticamente las de todo el mundo, pero si miras bien te darás cuenta que nada puede sustituir a la soledad; no importa lo que hagas, nada puede eliminarla porque siempre estuvo y estará allí. Tarde o temprano aparecerá su nariz y volverás a sentir su presencia.
La soledad es como la muerte; siempre están allí, esperando.

Te has preguntado ¿porqué la soledad nos impacta y nos hace sentir mal?. Tu me dices "ah pero puedo estar a solas".
Te pregunto ¿por cuánto tiempo?. ¿Quizá un par de horas, o un día?.
Pero tu me respondes "Yo no tengo problema; pongo música, leo un buen libro; en última instancia prendo el televisor".
Pero ¿sabes una cosa? Haciendo eso tu no estás a solas; tu estás con la música o con tu libro o bien acompañado por el televisor; pero lo que se dice a solas, tu no lo has estado.
Debes notar que en cada caso no has enfrentado tu estar a solas; lo que has hecho es evitarlo, dejarlo para mañana.
Debes darte cuenta de algo muy simple; lo que se aburre en ti es una parte que arrastra al resto.

Nosotros hemos entrenado a nuestra mente a estar siempre ocupada; siempre pensando en algo u ocupada en hacer algo. Nos hemos entrenado en ocupar nuestra atención en estar en las cosas del mundo, o sea, estar fuera de nosotros mismos.
Ocuparnos de nuestros intereses es una parte en nuestros pensamientos; una parte tan importante que cuando por alguna razón nos alejamos de estos pensamientos, sentimos un vacío y la consiguiente inquietud por llenar ese vacío. Para decirlo en pocas palabras, la mente aborrece el vacío; y lo aborrece porque la hemos educado, entrenado, para estar siempre activa. Es como si dijera que no pensar es estar muerto; y nadie quiere sentirse muerto.
¿Te has dado cuenta que tu eres algo más que tus pensamientos? ¡Oye! ¡No me digas meramente que sí!. Quiero que te des cuenta; sólo eso: darte cuenta de que tu eres algo más que tus pensamientos.
Finalmente date cuenta de esto: solos hemos venido a este mundo y solos nos vamos de él; estar en el mundo es compartir soledades; nuestra compañía es compañía de soledades.

Enfrentar nuestra soledad y vivirla plenamente es fuente de poder personal y también fuente de un amor sin condiciones pues en esta soledad que comprendemos que amar a los demás es quizás el único obsequio real que nuestra vida puede dar a la vida.

 

Parte de un capítulo de su próximo libro a editar.

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013