PROFECIA Y PRECOGNICION - NOTA III

                                                     

Hialoscopía -Es la Retrocognición o Precognición que se produce con la ayuda de superficies reflectantes como son el agua, el aceite, la bola de cristal, los vidrios, etc. que permiten la concentración para realizar el fenómeno paranormal.

por Fabio Zerpa

El cristal  sirve como foco a la energía psíquica de la persona, de tal forma que excita la actividad de los sentidos astrales más rápidamente que de lo ordinario. El cristal en sí, no posee esa virtud, sino que es tan solo un instrumento físico de la visión astral que tiene el paranormal. El uso continuo de un mismo cristal parece polarizar sus moléculas hasta el punto de ser cada vez más efectivo, según vaya sucediéndose el tiempo.

En Australia, los hechiceros maoríes emplean el agua; en Nueva Zelanda, llenan de agua un hoyo en el suelo y lo miran fijamente; los naturales de las isla Fidji emplean gotas de sangre mantenidas en la palma de la mano; en América del Norte, los sioux usan agua, cuarzo, trocitos de metal. Hoy en día, todo esto se ha revivido en forma científica, estas antiquísimas prácticas, encontrándole razón y lógica.

La Hialoscopía es un método de fijar la atención y hacer que la mente pasiva se convierta en una placa sensitiva, donde se contrarreflejan las imágenes de la luz astral; hecho que se produce porque ya están reflejados en la luz astral o registro akásico, esos sucesos, escenas, personas y cosas que son objeto de la precognición; el paranormal no ve la escena, la persona, en el mundo físico sino SUS IMÁGENES EN EL ASTRAL.

Todos esos elementos como el agua, el aceite, el cristal o la bola de cristal son excelentes transmisores de las ONDAS BIOELECTRICAS DEL PENSAMIENTO.

El fenómeno hialoscópico se produce de la siguiente forma; El percipiente concentra su mirada en una superficie que contenga algunos de los elementos que indicamos anteriormente; pregunta luego al consultante que es lo que quiere saber; a continuación le pide que se concentre en la persona o hecho o cuestión, motivo de la consulta.

Al poner el consultante su memoria en funcionamiento para pensar, él mismo comienza a emitir ondas, que si bien no impresionan el osciloscopio electrónico, el consultado las capta, quien en el momento de realizar ese proceso se ha puesto en el ritmo alfa o theta.

Este ritmo da lugar a un estado de relax en abstracción y, a la vez, facilita el desbloqueo del cerebro del dotado para comenzar a ver mediante imágenes que se reflejan en la superficie donde ha concentrado su atención. , TODO LO QUE HA HECHO EL PARANORMAL HA SIDO PENETRAR EN EL CAMPO ASTRAL; donde encuentran grabadas las imágenes del pasado y del futuro, dentro de lo que llamamos EL ETERNO PRESENTE, la eternidad.

El método hialoscópico ha servido solo de agente-contacto entre el mundo real, la evocación del consultante y la facultad del percipiente para conectarse con el mundo astral.

La imagen que es dable visualizar en los procesos de Hialoscopía  no aparece exactamente dentro de la bola de cristal, el agua, el aceite o el trozo de cristal, sino entre los ojos del percipiente y esos elementos. ; vale decir, en el aire, en el éter. Lo que la hace visible es, por un lado, el rebote que producen las ondas-recuerdos al ser absorbidas por el material transparente y, por el otro lado, la energía emitida por el percipiente, producto de una fuerte concentración y abstracción

Psicometría -Ella es la modalidad de fenò0menos paranormales en que el sujeto se relaciona con el mundo astral por medio de un objeto físico, con algo que es de propiedad del consultante, sea un pañuelo, una piedra, un mechón de cabellos, un fragmento del lugar donde ocurrió la escena que se quiere ver.

 La virtud de estos objetos no está en ellos mismos sino en su valor de asociación con las vibraciones energéticas de pasadas experiencias que sirven de nexo, de puente de unión, ya que guardan la energía de l a persona en los momentos de los sucesos consultados. En general, el psicómetra no es capaz de ver escena alguna sino dispone de un objeto físico y lo coloca en relación con el asunto a investigar. Es algo así como si existiera un enlace magnético entre cada partícula de la materia y el registro de su historial

Este fenómeno, si se utilizara adecuadamente, sería muy útil a la Humanidad, ya que con el exámen psicométrico, por ejemplo, de la pared o muebles del sitio donde se cometió un asesinato, serviría para evidenciar la inocencia o culpabilidad del inculpado, descubriendo al verdadero criminal, ya que las facultades del psicómetra permitiría observar las escenas del suceso.

Muchos médicos son muy buenos psicómetras y otros se vales de ellos para diagnosticar enfermedades, particularmente nerviosas, ya que si el psicómetra es muy sensitivo asumirá la condición física de la persona enferma, al tomar entre sus manos alguna prenda de él. ; experimentará los mismos síntomas de la dolencia que padece.

Además el psicómetra es capaz de percibir las condiciones del subsuelo mediante un trozo de mineral extraído del lugar, lo que permitirá descubrir filones en las mimas.

 El fisiólogo Buchanan sostenía que las cosas inanimadas tienen un "alma" y una "memoria", de las cuales el sensitivo captaría las nociones referentes al pasado de esos objetos. No obstante, no es la memoria de los objetos, la protagonista de la Psicometría, sino la del sensitivo, que se alarga más allá de las experiencias personales hasta incluir dentro de su esfera, un pasado que no le pertenece pero que les es accesible, al que llega.

Psicografía y escritura automática - Es lo que dominaba extraordinariamente BENJAMIN SOLARI PARRAVICINI, nuestro NOSTRADAMUS AMERICANO, el gran profeta del siglo XX en estas tierras americanas.

Estos dos mecanismos los producen los grandes dotados, los sujetos metapsíquicos de gran fuerza paranormal y los individuos que llamamos santos. El gran psicólogo Sudre considera que estos nombres o denominaciones son impropios porque derivan de una conciencia secundaria, a veces mucho más rica y coherente que la conciencia normal.

Cuando hay un cambio completo de personalidad también se modifica la grafía; muchas veces, este cambio no se revela y aparece con el cambio de dibujo o escritura, La personalidad secundaria se apodera del órgano de la mano del sujeto, aprovechando una anestesia del órgano o una distracción; las personalidades subconscientes prefieren elegir las partes anestésicas del cuerpo para su encarnación parcial, aunque ésta no es una condición imprescindible, pues un sujeto distraído puede producir escritura o dibujo automático.

Sudre expone que cuando a alguien se le impone una complicada operación mental en la que se enfrasca profundamente, se le puede tomar la mano y hacerle ejecutar una serie de movimientos que indican un principio de división. Destaquemos que, sin ser anestésica, la mano pierde una gran parte de su sensibilidad, circunstancia que puede comprobarse mediante un estensiómetro.

Estos cambios bruscos, espontáneos o provocados  de la personalidad psicológica reciben el nombre de PROSOPOPESIS, que se puede dividir en ESPONTÁNEA, cuando su origen es histérico-sonambúlico, considerada muchas veces como una enfermedad mental, mas o menos curable; o PROVOCADA, realizada a través de una sugestión hecha en un estado de hipnosis o sugestión: En ambas categorías pueden aparecer fenómenos de carácter paranormal de relevancia.

El mundo astral -Este lugar, este sitio, este mundo, tan especial es abordado con los paranormales, con mayor o menor eficacia, dependiendo de las cualidades de los paragnostas.

Se lo denomina también como EL MUNDO DE LAS IDEAS, del conocimiento oculto, de los planos mágicos  y en él se encuentra en constante encadenamiento las imágenes del eterno presente, con el pasado y el futuro, acaecidas a todo aquello que en nuestro planeta tiene devenir.

 El mundo astral del planeta estaría constituido por una extraña luminiscencia azul, que se encuentra suspendida por encima del mismo y por eso, somos EL PLANETA AZUL, como lo vislumbró por primera vez, el primer hombre que nos vió desde afuera, el astronauta soviético Yuri Gagarin, en 1961.

El mundo astral de un país está alojado por encima del mismo asi como el de una persona se ubica por encima de su cabeza, siendo allí donde incursiona el paragnosta para poder determinar el pasado y el futuro; todo individuo es propietario de un futuro determinado, según la ley de la causalidad y con todos los métodos precognitivos, como la Hialoscopía, psicometría, dibujo o escritura automática, las imágenes mostradas por ellas salen de ese mundo astral.

 Quizá y sin quizá, en ese mundo astral y en el registro akásico esté el REAL TIEMPO PRESENTE, esa Eternidad, en el cual, con cada vez mayor facilidad y frecuencia, se sumergen los PARANORMALES, que serán mayoría en el siglo XXI.

Uno que se adelantó a ese mundo futuro, en el cambalacheado siglo XX, fué mi gran amigo, el Profeta  nacido en una ciudad latinoamericana llamada Buenos Aires, el que orgullosamente yo pude bautizarlo, hace ya más de 30 años, como el NOSTRADAMUS ARGENTINO y hoy ya en este siglo, que tendrá su norte en  LA ESPIRITUALIDAD, podemos decir, sin falsear la realidad, EL NOSTRADAMUS AMERICANO, con más precisiones que el propio y también grande EDGAR CAYCE o una JEANNE DIXON o una RUTH MONTGOMERY.

Estas NOTAS SOBRE PARAPSICOLOGIA son parte del libro de inminente aparición que se llama "EL NOSTRADAMUS AMERICANO" de mi autoría

                                                                                                                  FIN

 

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013