EL INCREIBLE CASO DEL DR. REED - Parte II

 

LA INVESTIGACION UNIVERSITARIA

Investigación: Daniel Muñoz (México)
Textos: Francisco Fazio (9 de julio - Argentina)

Uno de los investigadores, el Dr. Harold Chacon, habla ante Daniel Muñoz. Síntesis de un reportaje de más de tres horas.

"Cuando conozco al Dr. Reed, él me informa que hay unas muestras que tienen que ser analizadas, habiendo un grupo de científicos amigos de la Universidad de Washington que estaban trabajando. Eran los doctores Wessels y Haggit, que habrían analizado una muestra pequeña de tejido y en un tubo de ensayo había un líquido, que a simple vista, parecería sangre. Se hicieron las pruebas y fueron fascinantes, porque se encontró que parte del tejido era piel; tejido conectivo, hueso y otros dos tejidos unidos, como un corte seccional. La muestra era bien pequeña, pero era suficiente para encontrar realmente de qué se trataba. Se encontraron glándulas sebáceas, no tenía tampoco folículos de vello. Cuando seguimos, encontramos hueso, hueso craneal, se pensó. Pero se encontraron estructuras que no están catalogadas en la ciencia; salían unas estructuras que parecían unos tubos, y esos tubos volvían otra vez como una conexión desde la base de la capa molecular saliendo fuera y entrando otra vez. Con conexión a unas células que se conocen (como) las células de Purkinge. No tenemos idea cuál es el uso de eso, no existe evidencia en los anales de la ciencia terrestre de estas estructuras."

"Se buscó en bancos de datos computarizados, tratando de encontrar algo que por lo menos se asemejara y nunca se encontró.

Otra cualidad bien interesante del tejido cerebral es que los axones, que serían parte de las células cerebrales, el final de las dendritas,  era redondeado. Después se hizo el análisis de lo que parecería ser un líquido rojizo, oscuro, sangre. Cuando se hizo el análisis microscópico se encontró que realmente era un tipo de sangre. Esta sangre no había forma de definirla ni de catalogarla. Otra cualidad es que al pasar por el proceso de la hematopollesis, el núcleo se rompe y se convierte como en un saquito de hemoglobina. Las células contenían todavía su núcleo, y tenían también hemoglobina.

Los cromosomas eran igual que el ser humano... Pero había algo bien diferente de estos 46 cromosomas solamente 9, no tenían nada que ver con el ser humano, correspondían  a otras especies que existen en este planeta, los delfines y las tortugas marinas pero no exactamente eran los mismos.

No te podría decir exactamente que era un ser humano; era una criatura producto de una ingeniería genética y biológica demasiado avanzada para lo que tenemos hoy día en nuestro planeta. Diría tecnología del siglo XXII, si acaso llegamos a ese punto.

Otra cosa que encontramos fueron trazas de sulfato de cobre en todos los tejidos; eran dos o tres veces mayores de las encontradas en muchos organismos. Supone esto que a lo mejor la criatura de donde provenían estas muestras estaba expuesta a descargas magnéticas bien altas.

Estos análisis se hicieron en otras universidades y en otras áreas. Pero de pronto en todos los laboratorios donde se trabajó, todo se desapareció. Todo. Vino una compañía o quizás debería decir "brigada" y limpiaron todo. Desaparecieron las neveras completas. Los doctores Wessels y Haggit son personas bien prominentes dentro de la Universidad, se consternaron mucho.

Todo lo que habíamos examinado era como estar enfrente al nuevo mundo. Era como decir: "Esto es el Premio Nobel"... habíamos descubierto uno de los misterios más grandes de la civilización, que no estamos solos; podemos probarlo.

Mi vida personal cambió después del suceso Reed. Hubo un momento en que todo se volvió tan y tan peligroso que yo tuve que hacer un acto de desaparición del ámbito social por un tiempo... Y si estoy haciendo esto, es para ayudar al Dr. Reed, a Jonathan. Los grupos y las organizaciones que se encargan de detener esta información son poderosísimas. Estamos hablando de grandes elites que se mantienen escondidas pero manipulan y tienen muchísimo poder internacional.

Decidimos que una vez que se encontrarán las muestras, se estudiasen completas y se mandaran a otras universidades que pudiesen corroborar la experimentación que se hizo, se iba a llamar a la prensa y sobre todo a la comunidad científica, para exponer el descubrimiento, pero todo lo hicieron desaparecer rápidamente.

También hay que tener en cuenta cuál es el impacto en el ser humano, saber que no estamos solos.

Sabemos hoy que es una criatura que no vive en esta atmósfera, pero la puede tolerar, ha estado en contacto y tolera la atmósfera. ¿Qué tipo de criatura era? ¿A qué tipo de especie pertenece? ¿Cuál es su agenda? ¿Por qué estaba aquí? No tengo ni idea... Me encantaría preguntárselo. El germen de la vida viaja por el Universo entero, y yo creo que esa es la relación que tenemos... Y lo más probable es que tenemos una misma base molecular.

Esta criatura no es solamente biológica. En la muestra de masa encefálica habían unas estructuras que no eran biológicas, eran microscópicas, a nivel subatómico, pero no eran de orden biológico. Podría ser Nanotecnología o quizás la evolución de lo que es la Nanotecnología. El alcance de todo esto abre las puertas de la tecnología y unifica la Biología con la Química y la Ingeniería. Esto es la mezcla de todo funcionando en pro de un solo organismo; es lo que, a través de la Historia los seres humanos hemos tratado de hacer.

Y yo tuve la oportunidad de verlo funcionando. Es increíble. Es como cuando el Gran Almirante descubrió tierra y gritó: "¡Si lo encontré; es verdad, lo encontré! Tenía razón, todo el tiempo tuve razón"... Pero bueno... A veces hay que... esperar. Esperaría toda la vida, pero ya vi y toqué, y para mí estoy totalmente convencido de que no estamos solos.

A nivel humano, mi posición es seguir. Hay cosas que son por suerte inevitables, y hay ciertos grupos que tratan de callar la verdad.

Tengo todavía algo que me quedó de estos análisis, lo que tengo aquí es lo único que pude salvar antes de que los laboratorios fueran desmantelados. Cuando estábamos entrando en las capas de masa encefálica había un fluido que se llama el fluido suparacnoide, que es una sustancia gelatinosa que funciona como material de amortiguamiento en el cerebro. En los seres humanos esa sustancia es un 90.5 líquido, y menos de un 1.5 es sólido. En esta criatura la sustancia aracnoide era 89.5 líquido y 10.5 sólido. Un sólido salino que no tiene ninguna relación con los ejemplos anatómicos humanos que teníamos. Cuanta mayor cantidad de sólidos en disolución que uno tenga en un líquido, mejor conductividad tiene. Todo depende de la atmósfera en que esta criatura vivía; igual que la sangre: Todavía no tenemos idea por la cual estas criaturas conservan el núcleo de los eritrocitos. No tenemos idea. Porque en el ser humano el núcleo se pierde, la envoltura nuclear, y da más espacio para la función de cargar oxígeno para esta criatura. La función de cargar oxígeno por lo tanto no era tan importante para esta criatura. En la mayor parte de la sangre había eritrocitos, junto a otras células parecidas y quizá tenían la misma función. Pero la bioquímica de esas células no era idéntica a la bioquímica de células sanguíneas humanas.

Basándonos en el estudio hematológico que teníamos, la muestra es de una criatura que tiene la cualidad de entrar en esta atmósfera pero que no puede vivir en ella permanentemente, tendría que adaptarse.

La muestra estaba congelada y cuando se congelan, todas estas funciones vitales bioquímicas, se detienen. No pudimos ver crecimiento en términos de la muestra de tejido nervioso, pero lo más probable es que no tuvimos tiempo para verla. La muestra se la llevaron completa. Nosotros teníamos el análisis por la mitad. Lo único que yo tengo aquí es una pequeñísima parte en comparación con todo el análisis bioquímico que teníamos. Se hicieron muchas pruebas, en Universidades de Canadá, en Japón, en Tokio, y en todas esas muestras se perdieron. Porque todas estas datas cuando se recolectó en la Universidad de Washington, desapareció.

La historia del Dr. Reed habla que este ser no murió, verdaderamente, y estuvo sin comer. Lo único que tomó fue un poco de agua. Pero... ¡Esta criatura no llegó sola!... Tienen que haber muchísimas más criaturas, y quien sabe cuán alta tecnología hay detrás de estas criaturas. ¿Cómo fue la regeneración? ¿Fue desde el organismo o fue a control remoto, desde lejos?... Ahí realmente no sabría decir.

Yo viví con la boca abierta durante mucho tiempo. Fue una aventura, es una aventura y será una aventura que no termina. Ha costado la vida de muchas personas, desgraciadamente. No hubo quien los detuviese a "ellos".

Por mi parte me gustaría expresar al público que hay que tener a veces un poco de cuidado en cómo manejamos esta información.

Todos estamos conectados y tenemos que tener una mentalidad bien abierta y bien crítica, para poder discernir por nosotros mismos. Yo no necesito un organismo social o político que me diga qué es y qué no es... Yo puedo tomar esa decisión y yo quiero tener el derecho de tomar esa decisión.

 

En la próxima semana entrevista a Daniel Muñoz y algunas conclusiones.    

CONTINUA

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013