UN BUSCADOR INSACIABLE ESOTERICO EN  EL SIGLO XVI



  Por Pedro Etcheverry - Argentina

 

Un increíble hombre, que con su permanente búsqueda en tierras ignotas para él, como era nuestra América y desafiador persistente en nuevos descubrimientos, fue un hidalgo hombre de España, nacido en Alcalá de Henares (la patria de Miguel de Cervantes) allá por 1530, para otros 1535 y en la ciudad gallega de Pontevedra; pero lo más firme es Alcala 1535; que vivió una azarosa vida  buscando mundos subterráneos, viendo ovni(s) y otros hallazgos junto a distintas tareas que le encomendara su rey, hasta que falleció en 1592. Esta referencia es para ubicarlos con don PEDRO SARMIENTO DE GAMBOA.

Sus escritos que vamos a transcribir en una mínima parte hablan por sí solos, porque todo su deambular por los océanos y países que recorrió  hicieron de este navegante, astrólogo, matemático, brujulero, alquimista, ensayista, poeta, navegante, fundador, cosmógrafo, un HOMBRE EXCEPCIONAL.

Yo he visto con mis ojos, más de una legua en el mar, a la redonda de la isla de Cádiz, en bajamar, en aguas vivas, reliquias de edificios, muy grandes y claramente formados de una argamasa cuasi perfecta, que es indicio evidentisimo de haber sido muy mayor aquella isla, y por consiguiente, ser cierta la narración de Critias de PLATON.

La tierra que antiguamente, en la primera y segunda edad, se lee haber habido en el mundo, fue divisa en cinco partes. Las tres son continentes de que la común de los geógrafos habla, que son Africa, Asia y Europa. Africa se divide de Europa en el Mar Mediterráneo. A que Pomposio llama nuestro. Las otras dos partes son divisas déstas. La una se llamó y aún agora debe ser llamada Catígara (India), en el Mar Indico, tierra grandísima, distinta agora de Asia, puesto que Ptolomeo la describía en su tiempo  y de Alejandro Magno, conjunta y continente con Asia por la parte de Málaca. La quinta parte se llamó ISLA ATLANTICAS, tan famosa como grande y en cuantidad excedía a todas las demás dichas y aun a algunas juntas de las mayores.. Los pobladores de la cual, y su descripción pondré porque ésta es la tierra, o al menos parte della, destas occidentales Indias de Castilla.

Luego quedé aquí averiguado que las Indias de Castilla fueron continente con la Isla Atlántica, la cual procedía de Cádiz y venía por el mar que venimos a olas Indias, al cual todos  los cosmógrafos  llaman Mar Océano Atlántico, por haber sido en él la isla Atlántica. Y así navegamos agora por donde antiguamente fue tierra.

Mas adelante- Y puesto questas naciones numerosísimas de los Atlánticos eran y fueron bastantes para poblar todas estotras tierras  de Indias Occidentales  de Castilla, también vinieron otras naciones a ellas que poblarían algunas provincias desta tierra después de la destrucción de la Atlántida.  Dice Strabón y Solino  que Ulises después de la expugnacion  de Troya navegó en puniente y en Lusitania  pobló Lisbona; y después de edificada quiso probar su ventura por el Mar Atlántico Océano por donde agora  venimos a las Indias y desapareció, que jamás se supo después que se hizo. Esto dice. Pero Antón Beuter, noble historiador valenciano  y como él mismo refiere, así lo siente el Dante Aligero, ilustre poeta florentín. Este Ulises, dando crédito a lo dicho, podemos deducir por indicios que de isla en isla vino a dar a la tierra de Yucatán y Campeche ,tierra de Nueva España, porque los desta tierra tienen el traje, tocado y vestido grecesco (GRIEGO) de la nación de Ulises, y muchos vocablos usan griegos y tenían  letras griegas. Y désto yo he visto muchas señales y pruebas. Y llaman a Dios Teos, que es griego, y aun en toda Nueva España usan de deste término Teos por Dios. Oí también decir pasando yo por ahí que tenían un cierto Génesis en griego. Indicios son bastantes de mi conjetura  sobre lo de Ulises. Y de allí se pudieron poblar todas  aquellas provincias de México, Tobasco, Xalisco y las septentrionales étas y zapatecas, Chiapas, Guatemalas, Honduras, Lacandones, Nicaraguas y Tlagusgalpas hasta Nicoya y Costa Rica y Beragua.

Y DE PRONTO TAMBIEN LOS OVNI- Una noche, mientras avanzaban `por la salina y caliginosa superficie del mar, cierto marinero cayó al agua y cuando ya todos desesperaban de encontrarlo y rescatarlo por las vias naturales, Mendña (el capitán) les rogó que le encomendasen a Nuestra Señora que ella lo guardaría. Entonces todos pudieron ver una luz  que descendía por los aires, hasta situarse sobre el mozo como una candela, y no cesó de alumbrar hasta tanto el naufrago fue restituido a bordo.

Otro día, cuando despuntaba el alba, la  nao capitana en que navegaba Pedro Sarmiento de Gamboa chocó con una ballena que estaba durmiendo. El impacto fue tan grande que puso espanto a algunas personas, y durante los días subsiguientes las conversaciones se animaron comentando el incidente y las gigantescas proporciones del cétaceo   PARA PENSAR.

....cuando entraban las naves por el puerto de Samba, con todo y ser la hora exacta del más claro mediodía, vieron en el cielo una estrella refulgente que parecía guiarlos hacia un fondadero resguardado, como guió a los Reyes Magos otra estrella hacia el portal de Belén.

Y por ahora rescatamos estos textos, de este increíble don Pedro Sarmiento de Gamboa, el buceador incansable de los grandes misterios que nos asombró desde su lejano siglo XVI.

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013