EL EVANGELIO DE ACUARIO DE JESUS, EL CRISTO - Parte III

                                                                                                   

Por José Mª Kaydeda

CAPITULO XXVIII

Udraka da una fiesta en honor de Jesús. Jesús habla de la unidad de Dios y la hermandad de la vida. Critica  el sacerdocio. Es huésped de un labrador.

1.- Benarés es la ciudad sagrada de los brahmanes, y en ella enseñó Jesús, Udraka le hospedaba en su casa.
2.- Udraka hizo una fiesta en honor de su huésped y a ella asistieron muchos altos sacerdotes y escribas hindúes.
3.- Y Jesús les dijo: Voy a hablaros con mucho gusto de la vida, de la hermandad de la vida.
4.- El Dios universal es uno, y sin embargo es más que uno; todas las cosas son Dios, todas son una sola cosa.
5.- Por el dulce aliento de Dios, toda la vida es una, así que si tocáis una fibra de algo vivo, se produce un estremecimiento desde el centro de la vida hasta sus límites externos.
6.- Y cuando aplastáis al andar el gusano más diminuto, el trono de Dios se estremece y hacéis que la espada de la justicia tiemble en su vaina.
7.- El pájaro canta para los hombres, y éstos vibran al unísono para ayudarle a cantar.
8.- La hormiga construye su casa, la abeja su panal, la araña teje su tela y las flores despiden para ellas un aliento lleno de dulces perfumes que les da la fuerza para trabajar.
9.- El hombre, los pájaros, las bestias y todas las cosas que se arrastran son deidades hechas de carne; y ¿cómo se atreve el hombre a matarlas?
10.- La crueldad es lo que hace que el mundo ande descaminado. Cuando los hombres aprendan que cuando hacen daño a un ser vivo, se hacen daño a sí mismos, seguramente no matarán ni harán sufrir a las cosas que Dios ha hecho.
11.- Un letrado dijo: Por favor, Jesús, dinos quién es este Dios del que hablas: ¿dónde están sus sacerdotes, sus templos y sus altares?
12.- Y Jesús dijo: El Dios del que hablo está en todas partes; no puede encerrarse entre paredes ni ser rodeado por límites de ninguna clase.
13.- Toda la gente adora al mismo Dios, al único Dios, pero no todos le ven igual.
14.- Este Dios universal es sabiduría, voluntad y amor.
15.- Todos los hombres no ven al Dios Trino. Unos le ven como el Dios de poder; otros como el Dios del pensamiento, y otros del amor.
16.- El ideal de un hombre es su Dios, y por tanto, a medida que el hombre se despliega, su Dios se va abriendo. El Dios que el hombre tiene hoy no será su Dios de mañana.
17.- Las naciones de la Tierra ven a Dios desde diferentes puntos de vista, por eso no parece ser el mismo para todos.
18.- El hombre pone un nombre a la parte de Dios que ve, y para él esa parte es todo el Dios que existe; cada nación ve una parte de Dios y cada una le da un nombre diferente.
19.-Vosotros, brahmanes, lo llamáis Parabrahma; en Egipto es Tot, y en Grecia Zeus; su nombre en hebreo es Jehová, pero en todas partes es la Causa sin causa, la Raíz sin raíz de la que han crecido todas las cosas.
20.- Cuando los hombres temen a Dios y lo consideran su enemigo, visten a unos hombres con unos atavíos muy raros y les llaman sacerdotes.
21.- Y les encargan que aplaquen la ira de Dios con sus oraciones, y que cuando no consigan obtener su ayuda con oraciones, la compren con sacrificios de animales o pájaros.
22.- Cuando el hombre ve a Dios como uno con él, como su Padre-Dios, no necesita ningún intermediario, ningún sacerdote que interceda por él.
23.- El se dirige directamente a Dios y le dice: ¡Padre mío! Y pone su mano en la mano de Dios y todo está bien.
24.- Este es Dios. Cada uno de vosotros sois un sacerdote sólo para vosotros mismos, y Dios no quiere sacrificios de sangre.
25.- Dad vuestra vida en servicio a la vida en su totalidad, y Dios estará satisfecho.
26.- Cuando Jesús hubo dicho esto, se retiró; la gente estaba sorprendida, pero discutían entre ellos.
27.- Unos decían: Está inspirado por el Santo Brahma; otros afirmaban; Está loco, y otros a su vez, decían: Está endemoniado; habla como los demonios.
28.- Pero Jesús no permaneció allí. Entre los invitados había un labrador, un alma generosa que buscaba la verdad y amaba las palabras de Jesús, y Jesús se fue con él y se quedó en su casa.

 

CAPITULO XXIX

Ajainín, sacerdote de Lahore, viene a Benarés a ver a Jesús, y mora en el templo. Ajaimín le visita por la noche en casa del labrador y acepta su doctrina.

1.- Entre los sacerdotes del templo de Benarés se hallaba un huésped, Ajainín, de Lahore.
2.- Ajainín oyó hablar a los mercaderes del niño judío y de sus sabias palabras; se preparó y viajó desde Lahore para ver al niño y oírle hablar.
3.- Los sacerdotes brahmánicos no aceptaban la verdad que Jesús enseñaba y estaban llenos de ira por lo que Jesús había dicho en la fiesta de Udraka.
4.- Pero nunca habían visto al muchacho y tenían muchos deseos de escucharle; y para ello le invitaron a hospedarse en el templo.
5.- Pero Jesús les dijo: La luz existe en abundancia y brilla para todos, si queréis ver la luz, venid a ella.
6.- Si deseáis oír el mensaje que el Santo me ha revelado para dar a los hombres, venid a mí.
7.- Cuando los sacerdotes supieron lo que había dicho Jesús, se enfurecieron.
8.- Ajainín no compartía su ira y envió un mensajero con valiosos regalos a Jesús a casa del labrador, y con estos regalos le mandó este mensaje:
9.- Te ruego, maestro, que escuches mis palabras. La ley brahmánica prohibe que un sacerdote entre en casa de un hombre de estado inferior, pero tú puedes venir a nosotros.
10.- Y estoy seguro de que estos sacerdotes te escucharán con alegría. Te ruego que vengas y comas hoy con nosotros.
11.- Y Jesús dijo: El Santo considera a todos los hombres por igual; la morada de este labrador es bastante buena para cualquier reunión de hombres.
12.- Si no os acercáis por el orgullo de vuestra casta, no sois merecedores de la luz. Mi Padre-Dios no tiene en cuenta las leyes de los hombres.
13.- Os devuelvo vuestros regalos. No podéis comprar el Conocimiento del Señor con oro o cosas preciosas.
14.- Las palabras de Jesús irritaron más a los sacerdotes, que empezaron a tramar un plan para echarlo del país.
15.- Ajainín no se unió con ellos en sus planes, salió del templo por la noche y buscó la casa donde moraba Jesús.
16.- Y Jesús dijo: No hay noche donde brille el Sol; yo no tengo mensajes secretos que revelar; a la luz todos los secretos quedan descubiertos.
17.- Ajainín replicó: Vine del lejano Lahore para oír hablar de una sabiduría antigua y del reino del Santo que tú predicas.
18.- ¿Dónde está ese reino? ¿Quién es su rey y quiénes son sus súbditos? ¿Cuáles son sus leyes?
19.- Jesús le respondió: Este reino no está lejos, pero el hombre no puede verlo con sus ojos mortales porque está dentro de su corazón.
20.- No tienes más que buscar a su Rey en la tierra, en el mar o en el cielo; El no está ahí, y sin embargo está en todas partes. El es el Cristo de Dios, el Amor Universal.
21.- La puerta de este reino no está en lo alto; el que entra por ella debe ir de rodillas. No es ancha y nadie puede atravesarla con cargas carnales.
22.- El yo inferior se debe transformar en espíritu; el cuerpo debe limpiarse en las aguas vivas de la pureza.
23.- Ajainín preguntó: ¿Puedo ser súbdito de ese rey?
24.- Y Jesús dijo: Tu mismo eres un rey y puedes atravesar esa puerta y ser un súbdito del Rey de Reyes.
25.- Pero debes abandonar tus ropas de sacerdote y dejar de servir al Santo por deseo de riquezas; debes dar tu vida y todo lo que tengas al servicio de los hijos y de los hombres.
26.- Jesús no dijo nada más. Ajainín se fue, y aunque no podía comprender la verdad de la que Jesús hablaba, vio lo que nunca antes había visto.
27.- El nunca había explorado ese reino, pero la semilla de la fe y la hermandad universal habían encontrado un terreno abonado en su corazón.
28.- Y mientras iba a casa parecía como si durmiera, pasando por la noche más oscura, y cuando despertó, había salido el Sol de la Verdad; Aijainín había encontrado al Rey.
29.- Y Jesús permaneció muchos días enseñando en Benarés.

 

CAPITULO XXX

Jesús se entera de la muerte de su padre. Escribe una carta a su madre. La carta la envía por mediación de un mercader.

1.- Un día, mientras Jesús estaba junto al Ganges, llevando a cabo su misión, se acercó una caravana que volvía de Occidente.
2.- Y un hombre, acercándose a Jesús, dijo: Venimos de tu tierra y te traemos malas noticias.
3.- tu padre ya no está en la tierra y tu madre está muy apenada y nadie puede consolarla. Se pregunta si vives todavía y anhela verte de nuevo.
4.- Inclinó la cabeza pensativamente y escribió una carta. Este es el resumen de lo que escribió:
5.- madre mía, la más noble de las mujeres. He sabido por un hombre de mi tierra que mi padre ya no vive y que tu sufres y estás desconsolada.
6.- Madre, todo está bien para mi padre y está bien para ti.
7.- El ya ha hecho su trabajo en esta tierra, y lo ha hecho noblemente.
8.- En ningún aspecto de la vida se le puede acusar de engaño, deshonestidad o malas intenciones.
9.- En este mundo llevó a cabo muchas tareas difíciles y se ha ido de aquí listo para resolver los problemas del mundo del alma.
10.- Nuestro Padre-Dios está allí con él; como estuvo con él aquí, y allí su ángel guía sus pasos para que no se pierda.
11.- ¿Por qué lloras? Las lágrimas no pueden acabar con el dolor. El dolor no puede consolar al corazón afligido.
12.- El dolor está en el plano de la ociosidad. El alma ocupada no puede nunca sentirse afligida; no tiene tiempo para entristecerse.
13.- Cuando venga la pena y quiera amontonarse en el corazón, olvídate de ti misma y sumérgete profundamente en el servicio del amor, y no tendrás pena.
14.- Tu servicio es el del amor; todo el mundo está pidiendo amor.
15.- Deja que el pasado desaparezca con el pasado; sal de las preocupaciones de las cosas carnales y da tu vida a aquellos que viven.
16.- Y si pierdes tu vida sirviendo a la vida, estáte segura de que encontrarás el sol de la mañana y el rocío del atardecer en el canto del pájaro, en las flores y en las estrellas de la noche.
17.- Y en muy poco tiempo tus problemas en este mundo se habrán resuelto, y cuando tus cuentas estén terminadas, sentirás un placer inigualable entrando en planos más vastos de utilidad y resolviendo problemas mayores del alma.
18.- Esfuérzate en estar contenta y un día vendré a ti y te traeré regalos más ricos que el oro o las piedras preciosas.
19.- Estoy seguro de que Juan cuidará de ti, dándote todo lo que necesites. Yo estoy siempre contigo, Jeshua.
20.- Y Jesús envió esta carta por mediación de un mercader que iba a Jerusalén.

 

CAPITULO XXXI

Los sacerdotes brahmánicos están enfurecidos por las enseñanzas de Jesús y deciden echarle de la India. Lamas intercede por él. Jesús viaja a Nepal.

1.- Las palabras y obras de Jesús producían inquietud en todo el país.
2.- Las gentes del pueblo eran sus amigos, creían en El y le seguían en tropel.
3.- Los sacerdotes y autoridades tenían miedo de El; hasta su nombre aterrorizaba sus corazones.
4.- Jesús predicaba la hermandad de la vida, la justicia de la igualdad de derechos y hablaba de la inutilidad de los sacerdotes y ritos de sacrificio.
5.- Hacía tambalear los cimientos mismos sobre los que se asentaba la religión brahmánica; empequeñecía tanto sus ídolos y consideraba sus sacrificios tan llenos de pecado que los altares y rosarios cayeron en el olvido.
6.- Los sacerdotes declararon que si este muchacho hebreo permanecía por más tiempo en el país, habría una revolución, el pueblo se levantaría, mataría a los sacerdotes y derrumbaría los templos.
7.- Así pues, hicieron una llamada fuera del país y acudieron sacerdotes de todas las provincias. Benarés estaba encendida con el ardor de la fe brahmánica.
8.- Lamas, que vivía en el templo de Jaganat y conocía bien el espíritu de Jesús, estaba en medio de los sacerdotes y oyó sus gritos.
9.- Y se levantó y dijo: Hermanos sacerdotes, tened cuidado y considerad bien lo que hacéis; las memorias de este día quedarán grabadas.
10.- El mundo está mirando hacia delante; la misma vida del pensamiento brahmánico es puesta hoy a prueba.
11.- Si somos ciegos y no razonamos; si el prejuicio reina hoy entre nosotros, si recurrimos a la fuerza bruta y manchamos nuestras manos de sangre que puede ser inocente y pura a los ojos de Brahma,
12.- su venganza puede caer sobre nosotros, y la roca en la que ahora nos apoyamos puede partirse bajo nuestros pies, de modo que nuestro protegido sacerdocio y todas nuestras leyes y santuarios estarían en decadencia.
13.- Pero ellos no le dejaron seguir hablando. Los sacerdotes llenos de ira se precipitaron sobre él, lo llamaron traidor y lo arrojaron a la calle.
14.- La confusión reinaba por todas partes, los sacerdotes llegaron a ser una multitud; se cometían muchos actos malvados.
15.- Las autoridades, temiendo que se produjese una guerra, buscaron a Jesús y le encontraron enseñando tranquilamente en la plaza del mercado.
16.- Le instaron a que se fuese para salvar su vida, pero El se negó a hacerlo.
17.- los sacerdotes buscaban una razón para detenerle, pero El no había cometido ningún crimen.
18.- Entonces le acusaron en falso, pero los soldados, cuando venían para llevárselo a la sala del juicio, tuvieron miedo, pues la gente se levantaba en su defensa.
19.- Esto desconcertó a los sacerdotes, que decidieron quitarle la vida con cautela.
20.- encontraron a un hombre que era criminal de profesión y lo enviaron de noche para que matara al objeto de su ira.
21.- Lamas oyó hablar de su conspiración y sus planes, y envió a un mensajero para avisar a su amigo; y Jesús se apresuró a salir.
22.- Por la noche dejó Benarés y viajó hacia el Norte apresuradamente; y en todas partes por donde pasaba los labradores, mercaderes y sudras le ayudaban.
23.- Y después de muchos días llegó a los Himalayas y se quedó en la ciudad de Kapivastu.
24.- Los sacerdotes de Buda le abrieron las puertas de su templo de par en par.

 

BIBLIOGRAFIA:
LOS APOCRIFOS Y OTROS LIBROS PROHIBIDOS
JOSE Mª KAYDEDA - EDIT. GRUPO LIBRO

                      

CONTINUA

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013