TRAS LAS HUELLAS DEL CHUPACABRAS



Por Virgilio Sanchez-Ocejo



Trataremos de sumarizar los elementos más importantes que recogimos en nuestra investigación de campo en Chile. Por razones obvia vamos a omitir algunos nombres de los testigos. Tampoco vamos a repetir lo ya escrito en los Informes que graciosamente ha difundido la Sra. Liliana Nuñez bajo el subtítulo "Depredadores en Chile" por la Internet. Demás esta decir que nos reunimos personalmente con muchos de los testigos que aparecen en esos Informes para corroborar y ampliar en detalles los testimonios. Además, de obtener nuevos informes de otros testigos. La información, aquí expuesta, esta documentada con fotos, videos y grabaciones. Queremos hacer notar la seriedad de nuestra investigación y lo erróneo del calificativo "chupacabras". Lo mismo ocurrió al principio del fenómeno OVNI. Lo llamaban "Marcianos", "Platillos Voladores" etc.. De ahora en adelante llamaremos éstas criaturas por lo que son: "Depredadores de Sangre".

Tuvimos la oportunidad de participar en el Primer Encuentro Internacional de Contactados, celebrado en Capilla del Monte, Córdoba, Argentina y de ahí nos dirigimos a su vecino país Chile. Habíamos recibido los Informes de Liliana sobre los ataques de depredadores de sangre, especialmente en las regiones al norte de Chile. Llegamos a Calama el lunes 18 de julio, del 2000.
Previamente, habíamos hecho contacto por la Internet con el Sr. Jaime Ferrer, un residente en Calama, y lo habíamos entrenado en como hacer entrevistas a testigos, obtener evidencias físicas; haciendo vaciados en yeso, recogiendo pelos, etc., al mismo tiempo, el Sr. Ferrer, le pasaba ésta información a un grupo de jóvenes en la localidad de María Elena, un campamento de mineros de las salinas.

La Compañía Salinera SOQUIMICH (Sociedad Química y Minera de Chile) es dueña del campamento María Elena y le provee residencia gratis a sus 8,000 pobladores. Algunos mineros se quejaron con miedo de haber visto algunos depredadores de sangre rondando la mina, por lo que la compañía ordenó a sus obreros de no comentar sobre el tema o exponerse a perder el trabajo y su hogar. Con esa presión llegamos a María Elena el viernes 21 de julio, hasta el domingo 23.

 

CALAMA

Todo comezó el 18 de Marzo del 2000, cuando una gran luz iluminó los cielos de Calama y María Elena, llegando a ser vista en Tocopilla, un pueblo junto a la costa del Pacífico. Los primeros ataques, en esta Región II de Chile, comenzaron en La Banda, un suburbio al sur oriente de Calama. Testigos me señalaron a un rancho con un árbol que lucía como los de navidad. De ahí, los ataques se extendieron a otros ranchos en la ciudad de Calama.
Un testigo, Carlos, nos dijo que pudo observar a "dos estrellas" (OVNIs) que se movían parpadeando por los lugares donde ocurrían los ataques. Otro testigo pudo grabar, en video, a diferentes OVNIs por el día y de noche sobre Calama y María Elena. Nos dio una copia del video. Otros nos los dibujaron....



CLUB DE LEONES DE CALAMA

Un testigo, en bicicleta y como a las 6 AM, se dirigía por la calle que lleva al sector de Ojo de Opache, cuando al pasar frente al Club de Leones oyo un gruñido y paro para ver que era. Al lado del edificio, pudo observar a un perro muerto en la hierba, y a su lado los ojos brillantes del depredador. Sus ojos brillaban tanto en la oscuridad, que no podía detallar su cuerpo. Pero lo que más le impresionó fue que la entidad cargó el perro, ya desangrado, con sus manos y después de elevarse unos 50 centímetros del suelo, el no sabe como, desde una distancia de unos 30 metros, intantáneamente estaba a solo 10 metros. Lleno de pánico, pedaleó la bicicleta a toda carrera alejándose del lugar.

 

COLEGIO ECOLOGICO MONTESSORI

En un colegio privado de niños, Colegio Ecológico Montessori, fueron muertos dentro de sus jaulas una llama y una cabra, los dos desangrados. Una cabra macho, que se encontraba también dentro de la jaula, no fue tocada. Un vigilante nocturno del lugar, dice no haber escuchado nada hasta que hizo su ronda de las 4 de la mañana, encontrándose con los animales muertos, informando por teléfono al director del colegio. Los dos animales muertos fueron llevados detrás del edificio para que los niños no los pudieran ver.
Esa tarde, después de las clases, el Sr. Juan Vega, Profesor Licenciado en Bío-Química y Director del Colegio Montessori, le hizo una autopsia a los dos animales. Ambos presentaban un orificio de 2 centímetros en el cuello. De acuerdo al Sr. Vega, el orificio iba directo a la vena aorta y a otras arterias, cortándolas y succionando la sangre ayudado por el bombeo del corazón. El corte era quirúrgico, no había señales de desgarre ni evidencias de masticación, no había trauma al otro lado de sus cuellos. No se encontró manchas de sangre en el piso de la jaula o en sus alrededores. El colegio tiene, también, perros guardianes, los que fueron encontrados debajo de un árbol, ninguno de ellos alertaron al guardia nocturno. Los perros fueron examinados para ver si tenían rastros de sangre en sus bocas, pero dió negativo.
Calculamos, con el Sr. Vega, en unos 17 litros la sangre obtenida de los dos animales atacados y no sabemos como pudo salír, el depredador, cargado con ella, por una abertura que abrió en el techo de la jaula, de solo 30 centímetros.
El Sr. Vega nos informó: "Las llamas son camélidos cuyo habitat se encuentra en las alturas del altiplano chileno, desde los 2,500 metros sobre el nivel del mar en adelante. Por ser animales que viven en las alturas su cuerpo a sufrido adaptaciones a los bajos índices de 02 (oxígeno), generándose una sobre dotación de glóbulos rojos como agentes transportadores de oxígeno, lo que se manifiesta en su excesivo color rojo de su carne. Cabe señalar que el animal atacado en nuestro colegio, presentaba una anemia aguda, siendo en todo momento, incluso después de 24 horas, su carne de color pálido blanco, similar a la carne del cerdo. A pesar de haber estado colgado boca abajo durante todo el día, este no sangró ni evidenció restos de sangre en las salidas de las venas seccionadas"

 

JET DE LA N.A.S.A.

El Sr. Vega también nos informó que cuando discutió las muertes de sus animales con un sobrino, que trabaja en el Aeropuerto de Calama, éste le informó que un avión jet de la NASA se encontraba, desde hace meses, en el aeropuerto cubierto por una carpa (no hay hangares en el aeropuerto de Calama), y que el había ayudado a bajar equipo sofisticado y unas jaulas. El siguiente domingo los dos fueron al aeródromo y el Sr. Vega observó, bajo la carpa que cubría al avión, el logo de la NASA debajo de las alas y en la cola.

Estos son algunos de los testimonios que obtuvimos directamente de testigos oculares en Calama, no cubiertos por la prensa.

 

MARIA ELENA

En los dos días que pasamos en María Elena los testimonios que juntamos fueron tantos que todavía estamos proceso de evaluación. Allí nos esperaba un grupo de estudiantes jóvenes, que previamente habíamos organizado, por la Internet, para obtener testimonios y hacer vaciado en yeso de huellas. Nos esperaba una gran sorpresa al enseñarnos un vaciado que habían hecho de una huella del depredador. Al comprobar el vaciado con la que habíamos llevado de los ataques en Miami en el año 1996 eran ¡¡¡IDENTICAS!!!. Pertenecen al mismo tipo o entidad de depredadores. En Ufología es muy importante el estudio comparativo. ¡Las huellas no mienten!.

Ahora nos preguntamos; ¿Como es posible que los mismos animals aparecen, ahora, en otro país? ¿Porque esperaron 4 años?.

Llevado al lugar, en las afueras de María Elena, (a 10 Kms, sector El Aeródromo) donde los jóvenes hicieron el vaciado de su huella, pudimos observar cuarenta de ellas esparcidas por el terreno. Algunas huellas corren en parejas, algunas son más grandes y corren de lado. Las huellas más grandes corren una corta distancia y desaparecen, para aparecer unos metros después y así sucesivamente. Las pequeñas medían en total, unos 9 centímetros con 2.5 centímetros de dedos o uñas. Las grandes eran en total, de unos 13 centímetros con 4 centímetros de dedos o uñas También me llamó la atención que por ahí cruzan líneas de alto voltaje junto a las líneas del tren de la compañía minera del lugar. Los jóvenes me indicaron tres extraños huecos de unos 60 centímetros de circunferencia por 25 de profundidad en el lugar. Las medidas no son exactas porque aparentemente los vientos y el polvo habían hecho perder con exactitud sus bordes. Calculo que fueron hechos unos meses antes. Paré a tres de los jóvenes en los huecos, me subí a un montículo que estaba cerca y pude observar y fotografiar un triángulo calculando sus medidas así: entre el hueco A y el B había unos 4 metros y entre el B el C y el A unos 7 metros. ¡Había descubierto el trípode del OVNI donde aterrizó para soltar a los depredadores de sangre!.

De acuerdo con el triángulo el objeto tendría, calculo yo, unos 30 metros de circunferencia y era bien pesado para imprimir unas marcas de 25 centímetros de profundidad. Pero eso no era todo, desde el montículo en que estaba parado me di cuenta que las huellas salían en una sola dirección, hacia María Elena. No había huellas hacia los lados ni hacia detrás donde estaban las marcas del triángulo o trípode.

Todas de las huellas que salían en una sola dirección, hacia María Elena Tres jóvenes parados dentro de las huellas dejadas por el OVNIque soltó los a los Depredadores de Sangre Los pelos del Depredador

Tuvimos la oportunidad de analizar con el director del museo de María Elena, el Sr. Claudio Castellón, unos pelos obtenidos entre las garras de un gato succionado por el depredador. Con conocimiento de los animales de la región y con la observación de los pelos con un microscopio el Sr. Castellón concluyó: "Los pelos no pertenecen a ningún animal conocido en esta región; perros, gatos, zorros, etc.. ¡Parecen humanos, pero no lo son!". Grabamos el examen y las conclusiones en video. Además, trajimos algunas muestras para continuar con los exámenes.

Un interesante incidente ocurrió en la Disco Club, de María Elena. Cerca de las 3 A.M., a mediados de Junio, estaba la música y las luces del Disco en su apogéo cuando su dueño, el Sr. Carlos Silva, escuchó unos golpes en la puerta trasera del establecimiento. Pensando que se trataba de un asalto, envió a dos de sus empleados averiguar que estaba causando los golpes. Uno de ellos, David, pasó por la cocina y se armó de un cuchillo y un palo de escoba, abrió la puerta y entró en el patio trasero cercado y con una puerta sellada a su marco. En la oscuridad reinante, "alguien" estaba empujando la puerta desde afuera. La puerta tiene una malla de metal que cubre la mitad superior de la misma y estaba asegurada al marco con clavos. En la oscuridad, David solo vio una sombra a través de la malla de metal. El sonido de los golpes provenía de la parte de abajo de la puerta, que ya había cedido a los empujones de la criatura. Con el palo de escoba contra la puerta y con el cuchillo en la otra mano, David estuvo 5 minutos a solo dos metros de la criatura que continuaba "con el hombro" golpeando la puerta. En esa circunstancia, David le pide al otro empleado que trajera la luz de emergencia para iluminar el lugar. En ese momento. la criatura "abre" sus ojos. David puede observar unos grandes ojos iluminados como una bombilla de 15 watts, color amarillo-naranja, que lo miraba. Al mismo instante, la criatura le lanzó un sonido gutural seguido de un fuerte olor, "amóniacal", que le cortó la respiración, teniendo que retroceder unos pasos en busca de aire fresco. Entonces, el otro empleado salió con la lampara iluminando el patio y la puerta. En ese instante, la criatura salto fácilmente 3 metros a un árbol, y de ahí al techo de una casa, perdiéndose en la oscuridad. Por un instante, David pudo ver a la criatura y la describe como de 1.3 metros de altura, con un corto pelo negro cubriéndole la cara. Cuando saltó a la rama del árbol, pudo observar un largo pelaje negro que le cubría toda su espalda. Este encuentro convenció a David y su compañero que no se trataba de una persona o animal conocido, sino del Depredador de Sangre.

¿Bombardeó la Fuerza Aérea Chilena un nido de Depredadores?

Pero aquí no para la cosa, llegamos a María Elena el sábado 22 de Julio, 2000, y nos enteramos, por testigos oculares, que el miércoles 20 de Julio, un avión de la Fuerza Aérea Chilena arrojó una bomba, a las 8:30 de la mañana, a 7 kilómetros al sur de Maria Elena y 25 de Pedro Valdivia, un campamento abandonado. La explosión causó un temblor y muchos cristales fueron rotos en toda María Elena, con el consiguiente pánico en la población.

La primera explicación que indirectamente se regó a la población fue que se trataba de una bomba que se le desprendió a un avión. La segunda, que un Jet de la Fuerza Aérea Chilena había roto la barrera del sonido volando a baja altura, y por último, que la bomba había sido lanzada para matar unos "Jotes" (Buitres).

Los testigos aseguraron que después de la explosión, piedrecillas cayeron por los techos de las casas arrastradas por el fuerte viento del desierto y que ésta no había sido la única bomba tirada. Otra bomba fue lanzada y explotó cerca de la localidad de Quillagua,aproximadamente a unos 100 kilómetros al noreste de María Elena, el 12 de Julio.

El sábado, Julio 22 por la tarde, nos dirigirnos por la carretera que va a Pedro Valdivia, para ver si localizábamos el lugar donde impactó la bomba, cuando en una intersección fuimos desviados por los Carabineros (policía militarizada chilena). Todavía continuaba el lugar acordonado por las autoridades que prohibían el paso, teniendo que regresar a María Elena.

Esta situación hasta el día de hoy continua, lo mismo que los ataques por parte de este depredador, los pobladores han optado por retirar los animales muertos y lanzarlos fuera del campamento. Además han sido testigos de extraños objetos voladores con forma de pirámide invertida, aviones negros con forma de mantaraya, helicópteros negros que no hacen ruido ni lanzan aire, extraños vehículos que solo aparecen después de las 3 AM, personal de guardias en camionetas 4x4 recorriendo todo el sector, especialmente donde la bomba dejo un cráter de 120 metros de diámetro, lugar que resulta imposible llegar debido a la estricta vigilancia durante las 24 horas del día. Pobladores dicen haber encontrado restos óseos de este depredador, pero el sistema de vigilancia altamente sofisticado, ha impedido que alguien se los lleve, se dice también que el día del bombardeo habrían muerto entre 300 a 320 de estas especies y los ue lograron escapar heridos, murieron posteriormente, están siendo levantados por personal especializado.

Para confirmar lo expuestos por los testigos, copiamos un cable de la UPI con fecha 1 de Agosto del 2000:

LA PAZ (Bolivia).- Sanciones contra los responsables de la violación del espacio aéreo cometido por aviones de la Fuerza Aérea de Chile a territorio boliviano el pasado 12 de julio, pidió el gobierno del Presidente Hugo Banzer.

El canciller Javier Murillo informó que el viernes el gobierno "presentó el reclamo oficial a su homólogo de Chile en el que le solicitó sanciones a los responsables de ese hecho que fue verificado".

Destacó que se le señaló al gobierno chileno la inconveniencia de que se repitan estos hechos "porque sientan malos precedentes sobre el respeto mutuo que deben existir entre dos naciones vecinas que buscan la paz".

Al ser consultado por el encuentro que sostendrían en Brasilia, a fines de agosto, losPresidentes de Bolivia y Chile, Hugo Banzer y Ricardo Lagos, respectivamente, el ministro manifestó que aún "es una probabilidad, pero con perspectivas casi ciertas de concretarse".

Ambos países tienen suspendidas sus relaciones diplomáticas desde 1978, al fracasar las conversaciones por una salida al mar para Bolivia entre los entonces gobernantes castrenses, el general (r) Augusto Pinochet y el actual mandatario boliviano Hugo Banzer.

Bolivia perdió su salida al mar en 1897 durante la Guerra del Pacífico. Ahora yo me pregunto: Si yo digo que la Fuerza Aérea de Chile bombardeó dos asentamientos de Depredadores de Sangre ¿Quién me va a creer? ¿Que tipo de bombas utilizaron para eliminar éstas entidades? Si los depredadores se esconden en las cuevas naturales de ésta región, ¿Porque no utilizaron dinamita para sellar las cuevas y evitar el pánico? A que grado de presión o desesperación por eliminar a los depredadores, tuvieron las agencias gubernamentales tanto chilenas como norteamericanas involucradas, que optaron por arrojar bombas en plena luz del día, sin importarles las consecuencias en la población? Y digo también "norteamericanos involucrados" porque ,durante mi estancia, varios testigos me reportaron la presencia de lo que ellos llaman MIB, norteamericanos, algunos hablando el español con acento mexicano. También reportaron extraños vehículos, nunca vistos antes, por esos lugares los que llamaron mucho la atención de los jóvenes locales.

 

EL OLOR DE LOS DEPREDADORES DE SANGRE

Me hubiera gustado haber parado en algún hotel de 5 estrellas en Santiago de Chile o en Antofagasta, pero decidí llegar al corazón del problema, a Calama y María Elena, la única manera de obtener evidencias y reportes de testigos de primera mano; visitamos el basurero municipal buscando y encontrando animales succionados, sufrimos el frío del desierto que en esos días azotaron la región, rompiendo record de baja temperaturas, obligándonos a dormir completamente vestido y cubierto con frazadas, sin calefacción, en la pequeña habitación que nos proporcionaron en el campamento de María Elena los dos días que estuvimos allí.
Esa noche, en la oscuridad de la pequeña habitación, percibí el fuerte olor fétido del Depredador que me dió la sensación de su presencia al lado de mi cama. La impresión fue tan grande que prendí la luz, y la deje encendida, para asegurarme que estaba solo. A mi queja, los anfitriones nos cambiaron de hospedaje, repitiéndose la misma experiencia en el otro lugar. Luego nos explicaron que bajo María Elena hay cavernas que están impregnadas del olor de estas entidades y que, de alguna manera, sube a la superficie. Más tarde, después que regresamos a Miami, nos informaron de tres familias que habían tenido que mudarse por ese olor penetrante. Es más, a nuestro regreso, mi familia pudo percibir el olor y tuvimos que lavar y relavar todas las ropas que llevamos en nuestro viaje, tratando de quitarle el olor impregnado. Durante nuestra Peña Psíquica, pasamos dos prendas entre presentes los que pudieron comprobar el olor.

 

LAS OFRENDAS DEL DESIERTO

En el Museo de María Elena encontramos una vidriera con el titular: "Las Ofrendas del Desierto", donde explicaba que los indios Atacameños hacían ofrendas, además de cerámicas, de animales a los dioses (OVNIs). Los dioses les regresaban los animales ofrecidos, sin sangre. Los indios, después de un ritual, enterraban los restos bajo unas estructuras de piedra a las que llamaban Apachecta. En esa vidriera se exhibe el cadáver de un perro encontrado en una de esas Apachecta o estructura ceremonial.

No pudimos, sino especular delante de la vidriera y pensar que como ahora ya no existen las tribus de indios en esos lugares y como no tienen quiénes les brinden los animales como ofrendas, los dioses (OVNIs) traen los Depredadores como transportadores de sangre, soltándolos cerca de los pueblos que antes le suministraban voluntariamente en ofrendas, los animales donde obtenían la sangre que de tiempo en tiempo nececitan.

¿Son los Depredadores de Sangre un Producto de los OVNIs?

Puedo afirmar honestamente que los Depredadores de Sangre son parte del fenómeno OVNI. Pude comprobar que no estamos ante un experimento genético terrestre, como al principio creía, ni de algún animal desconocido o conocido. La información del alegado origen de estas criaturas como un producto de experimentos genéticos son totalmente falsos y es parte de la desinformación por parte de alguna agencia de inteligencia de los Estados Unidos en un intento por evitar que saliera a la luz la conexión OVNI-Militar del fenómeno.

La presencia de personal de la NASA, helicópteros, extraños vehículos, junto al personal militar chileno en la Región II de Chile durante los ataques, corroboran nuestras afirmaciones. No me queda la más mínima duda que los depredadores forman parte del fenómeno OVNI. Además, todas las evidencias físicas que así lo demuestran.

Antes de terminar, quisiera señalar que estos mismos aspectos del fenómeno en Chile se repitieron durante los ataques en Puerto Rico, México, España, Brasil, California, Miami etc..durante los años 1995 - 1996. En aquella época dijimos que los que apoyaban la hipótesis extraterrestre descartaban la otra posibilidad de que fueran el producto de algún tipo de manipulación genética de alto nivel, ya que no comprendían como un organismo manipulado genéticamente podía desarrollar la capacidad de vuelo, como afirmaban algunos testigos. Además, las tácticas de desinformación son las mismas, no las han cambiado. En general; se lo achacan a perros, a mitos o mitología de los lugareños, etc.. En el área afectada, crean presiones y hasta pánico entre los habitantes. Todo esto, muchas veces, con la anuencia de las autoridades estatales y o locales.

Esto está creando un nuevo capítulo en la investigación del fenómeno OVNI, que a muchos les costará aceptar. Por ejemplo, duró más de 20 años que los Ufólogos aceptaran las abducciones como parte del fenómeno OVNI y todavía hoy en día muchos se niegan a aceptar a los contactados.

No es mi intención tratar de convencer a nadie, pero tampoco mi conciencia me impide ocultar las evidencias de mi trabajo de campo. Espero que otros investigadores las puedan verificar.

 

Virgilio Sanchez-Ocejo
Miami UFO Center
http://UFOmiami.dventures.com

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013