LA NUEVA MASCARA DE LA MUERTE

                                                                              

Por Dr. Agustín Luccisano - Argentina



La contaminación ambiental constituye una gravísima amenaza para la civilización tecnológica actual. Un nuevo tipo de muerte aniquila despiadadamente los animales, amenaza con envenenar la vida humana y destruir el equilibrio biológico en un futuro cercano.

Tome un poco de sulfato de cloruro, de silicato y de carbonato (todos de sodio); agregue perborato de sodio como activador y estabilice la mezcla con algo de silicato de magnesio. Mezcle todo con polifosfatos y, a la mezcla obtenida ponga algún derivado de estilbene. Si aún desea mejorar el preparado, no se pase de la dosis de carboximetilcelulosa ni de la cantidad de enzimas necesarias para una buena acción fagocitante.

Aún hacen falta materias antioxidante, colorantes y perfumes sintéticos y usted habrá descubierto una excelente forma casera de destruir por lo menos a media humanidad y, al mismo tiempo, transformarse en uno de los "hombres" más ricos del mundo. Para lograr esto último encierre lo elaborado dentro de un llamativo envase y fotografíe a varias amas de casa sonrientes para  engalanar la etiqueta....... Sí, usted acaba de inventar el DETERGENTE.

Cuando en Burdeos, ciudad del buen vino y del mal sol, linde norte de los Tres Mosqueteros, corazón húmedo del Aquitaine cuyo orgullo disimulado son las sucias aguas de Arcachon, pregunté que significaba la palabra ENVIRONNEMENT - en mi lengua española - me contestaron ambiguamente: ".....el aire, lo verde.....lo que nos rodea......" Esta ambigüedad me supo describir perfectamente el significado de la palabra "environnement": proceso dinámico de balanceo que ocurre dentro de la naturaleza, existencia y conservación de especies subordinadas a equilibrios entre los procesos destructores y regeneradores del medio.

El bio-planeta Tierra se caracteriza por un equilibrio de fuerzas concurrentes que condicionan la vida dentro de un grupo biológico. Este proceso se cumplió, desde su origen, en forma lenta, ordenada y hasta casi imperceptible. En el proceso de los grupos humanos se presenta un caso especial y complejo dado por la cantidad de acciones voluntarias del hombre. Hace un par de años, en una clínica privada de la ciudad de La Plata, Argentina (dentro de una charla de café) un colega me aclaró - hablando por boca de un tercero - de "la gran víbora" que habíamos descubierto los toxicólogos con "aquello" de la contaminación ambiental; sin duda un caballito de batalla al que le dábamos exagerada importancia, nos permitía darnos a conocer además de las ganancias que se podían obtener. Como conozco a mi gremio, y dentro de él a los que viven por inercia y a los que no tiran de un carro porque "no es rentable", sólo me detuve en lo de la "víbora". Se estaba casi en lo cierto..... ya que se trata de una boa que nos va comprimiendo de a poco hasta que un día terminaremos realmente  asfixiados.

Si nos damos vuelta y miramos solamente 20 años atrás escucharemos a los alemanes asegurar que "..... la protección de nuestra naturaleza es el reto político del momento.....", los italianos (a un paso de perder los famosos olivares de Calabria de Gioia-Tauro) se levantaban contra los permisos que otorgaba el  gobierno para la edificación y radicación de industrias que causaban sólo perplejidad; los ingleses empleaban cerca de 80.000 agentes en un nuevo ministerio, el Ministerio de la Defensa de la Ecología; los franceses comenzaban a señalar a los "envenenadores" de la naturaleza, y pedían que ellos pagaran los destrozos.

Lo peor que le pudo ocurrir a la humanidad es que el hombre se enamorara del mar, sobre todo el "hombre" de las naciones industrializadas. De él (del mar) comenzaron a usar sus aguas para el transporte, sus aguas para la alimentación, sus aguas como depósito. Hoy, en las grandes aguas azules se encuentran todos los residuos de las sociedades desarrolladas.

Una buena parte de los contaminantes que en él se encuentran llegan utilizando los ríos, o bien las corrientes atmosféricas que luego le arrojan sus contenidos.

El juego de contabilizar los venenos del mar ya está reprimido; también se sabe de sus efectos en particular. Lo grave está en sus mezclas y en sus interacciones y en los procesos y efectos todavía desconocidos.

Que los italianos tiren al mar cada año cerca de 300.000 toneladas de hidrocarburos como  desecho no tiene ni más ni menos importancia que el accidente del Torrey-Ganyon, que en marzo de 1967 volcó al mar por culpa de un "imponderable", 117.000 toneladas de petróleo de las cuales 50.000 llegaron a las costa de Inglaterra y Francia, países que mantienen aún hoy un vívido recuerdo de aquel percance.

Después de ese hecho ocurrieron muchos más. Es necesario esperar catástrofes de éste tipo para aniquilar miles de kilómetros de costas incluyendo sus faunas y sus floras; la limpieza y vaciado de motores de buques es una práctica regular que vierte al mar MILLONES de toneladas de hidrocarburos y derivados por año.

En 1953 Japón vive su drama, cuando el pescado se transforma en el reservorio fatal de mercurio para cientos de japoneses. A tantos años de la tragedia, muertos y lisiados nos dan una trágica razón...... Hoy en Suecia se conoce la muerte de cientos de pájaros con una alta concentración de mercurio en sus cerebros..... por haber comido granos contaminados...... por haber comido peces contaminados....... que habían comido granos contaminados.....

Hace aproximadamente veintisiete años atrás, 8 toneladas de un veneno violento, como son los órganos fosforados, se derraman en el Mar de Caribe; una enorme cantidad de petróleo ha herido para siempre el samba de varias playas del Brasil; los 80 Kg. De cromo y los 3 Kg. De cadmio que diariamente la Montedison arrojó en el Mediterráneo significó no sólo la cárcel de sus directivos sino la muerte biológica de una parte del mar, las toneladas de petróleo que por accidente de explotación de las cuencas marítimas se depositan en los fondos vírgenes liquidando la vida; los desechos radiactivos.... los arsénicos que yacen en el mar..... Lo sistematizado de la destrucción.

¿Es el hombre sucio o es la evolución la que ensucia?

Todo país que tenga veleidades de futura potencia industrial debe detenerse un instante y mirar al Japón: los 2/3 de sus aguas costeras son inhabitables, y el tercio se encuentra desprovisto de toda vida. En Tokio hace años que ciertos árboles están en estado crítico de enfermedad, y un estudio realizado sobre los pinos ha demostrado que éstos ya  tienden a desaparecer.

Pensemos en nosotros un instante, tomemos a la capital de la Provincia Buenos Aires, Argentina, en la cual las diagonales, las plazas y bulevares le dan un trazado perfecto: pensemos en su destrucción que viene por el aire..... Tokio no debe tener, a esta altura, un solo pino, para el año 2010 un solo árbol, para el año 2020 no habrá casi vegetación.

Existe una hermosa ribera alsaciana bañada por un afluente del Rhin, el río Thur; no sólo tiene como característica truchas muertas flotando sino la agonía de vacas muriéndose cerca de sus orillas luego de pastar..... arsénico y cianuros.

Una característica también elegante de Europa la constituyen los ríos que sistemáticamente atraviesan sus ciudades. Marsella tiene el suyo llamado Ródano, y sus sinuosidades están por lo general adornadas por hermosos árboles...... sin hojas.

El Doubs es un río que nace en Suiza y riega el corazón de Francia; los turistas toman hermosas instantáneas de un lecho que ofrece una variada mezcla de colores dados por sus algas verdes, azules, rojas. Biológicamente las azules están agonizando y las rojas muertas.

El cuadro de la contaminación se agrava en la medida en que los elementos de saneamiento puestos en práctica son simples paliativos. Ciertos lagos suecos padecían altas concentraciones de mercurio, para mitigar tal percance se  arrojaron cantidades elevadas de sulfato de hierro que, si bien neutralizó al mercurio rompió con el equilibrio biológico del lago.

Otras fábricas suecas arrojaban fosfatos a los lagos; los fosfatos son sustancias nutritivas que fueron inmediatamente utilizadas por las algas, cuando éstas comenzaron a crecer; desproporcionadamente aumentó al mismo tiempo el requerimiento de oxígeno, por lo que el lago comenzó a asfixiarse. Entonces para neutralizar a los fosfatos se tiró sulfato de amonio...

El Rhin, río de 1070 kilómetros, baña entre Basilea y Rotterdam las zonas de mayor concentración industrial de Europa; el "padre Rhin" de los poetas es una serpenteante cloaca que arroja al Mar del Norte un caudal inmenso de aguas saturadas de cloro, potasio, petróleo (cantidad de toneladas por año), detergentes y los desechos de los europeos que viven en sus márgenes. Las centrales atómicas no son mudos testigos de su destrucción.

Del mismo modo que el lago D Orta en Italia murió biológicamente, el lago Garde está en franca agonía.... agonía que  dejó de ser para el lago Erie, en los EEUU., hoy reservorio de aguas servidas.

Lucios, salmones, carpas, truchas, gobios, flotando sobre el Lignon, el Bruche, el Allier, el Rance, el Rhone, el Loire, son el espectáculo del apocalipsis animal, el fin del mundo acuático. Ribereños y pescadores de las zonas son coincidentes del avenir "...... Aujourd, hui eux, demain ce sera nous".

En Vietnam en cinco años de bombardeos han nacido para los ojos del cielo 26.000.000 de cráteres, lo que significó una removida artificial de tierra de 3.000.000.000 de metros cúbicos.

Cuando aún conserva Verdúm zonas de muerte vegetal, como parte de  la historia viva de la vieja guerra, pensamos aterrados en la esterilidad permanente de los suelos de Indochina.

Cuando los noruegos ven en el cielo el smog que importan de Inglaterra, seguro piensan en la muerte regalada.

Ni los cuadros del Museo del Prado se salvan de esta destrucción.

Hace pocos días leía a  Gontrán de Villalobos refiriéndose al Río de la Plata "....somos hijos de un río imperial. Sus aguas conocen la infancia y adolescencia de nuestra generación. Risas juveniles del pasado, frágiles canoas y veleros improvisados. El orgulloso desafío al miedo..... el bramido de las sirenas en el canal..... niebla..... sirenas..... repique angustioso de los buques fondeados..... temer a una edad temprana el misterio de la muerte. Conocer la espantosa fragilidad de la vida humana, noches de búsqueda de amigos dilectos. El río, un monstruo aullador. Bajo la pupila ciega de la Luna, entre la espuma sucia, las ondas marrones esgrimen puñales plateados..... hermosa criatura líquida...... maestro de almas. El él reverenciamos las fuerzas cósmicas de la naturaleza. Nos ha hecho comprender el riesgo de vivir oculto por la falsa seguridad, producto del orgullo tecnológico. Miles de platences han chapoteado en sus aguas..... hay un olvido general de sus trágicas historias. Las inundaciones destructoras..... la marca en los murallones, los asesinatos nocturnos. Todo duerme detrás del terso rostro leonino, un espejo que centellea apacible bajo el sol. Y de repente, un nuevo terror. Sus heraldos, los peces, muertos; el tornasol del petróleo y la grasitud sospechosa de las aguas quietas".

Auténtica prosa que desvela un viejo recuerdo, que acuna un nuevo drama de un hombre hecho de aguas. Drama que se conjuga con mi sorpresa, la de haberme sentado a escribir sobre contaminación ambiental y que luego de cuatro carillas descubro que sólo he promediado el prólogo. 

 

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013