SABANA SANTA - SU HISTORIA - Nota II



Por José Manuel García Bautista (España)





LA TERMINOLOGÍA USADA PARA DESIGNARLA




Cuando se habla de la Síndone nos puede confundir la amplia terminología usada para designarla. Es fácil que nos refiramos  a ella como "Sábana", "Sudario" o "Lienzo". San Juan refiriéndose a la resurrección dice que Simón Pedro junto a otro discípulo vieron los lienzos tirados y el sudario que había estado sobre la cabeza envuelto en un lugar aparte, lo cual nos hace pensar que eran más de una pieza las que formaban la mortaja funeraria. Mateo y Marcos se refieren a ella como sábana al indicarnos que era propiedad (la pieza) de José de Arimatea, con ellos también coincide Lucas. ¿Cuál es el término adecuado? ¿Cuál se ajusta a la realidad?

El término "sidon" según San Jerónimo es una tela de lino más larga que ancha, la cual envolvía el cuerpo, a diferencia de sudarium, que en el latín clásico significa "pequeño lienzo útil para enjugar el rostro". Concretemos que en el caso de Cristo la Síndone es una larga tela de lino blanco que sirvió para envolver el cadáver del ajusticiado en la cruz. Es más que probable que sobre el rostro se colocase un lienzo a modo de sudarium según las tradiciones funerarias judías y un trozo de lienzo a modo de cinturón mantuviera cerrada la mandíbula del difunto (como los antiguos remedios contra el dolor de muelas). De ahí la diversidad de piezas de lino que pudo observar San Juan siendo el que con más riqueza descriptiva narró lo observado en el interior del sepulcro, mientras el resto de los evangelistas simplemente repararon en lo más evidente y notable: La Sábana.

Pero profundizando en todo esto veamos la traducción de ese párrafo del Evangelio de San Juan (versículo 20): " El primer  día de la semana va María Magdalena de madrugada al sepulcro. Corrían los dos juntos pero el otro discípulo corrió por delante más rápido que Pedro y llegó al sepulcro. Se inclinó y vio las vendas en el suelo, pero no entró. Llega también Simón Pedro siguiendole, entra en el sepulcro y ve las vendas en el suelo, y el sudario que cubrió la cabeza, no junto a las vendas, sino plegado en un lugar aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, vio y creyó, pues hasta entonces no había comprendido que según las Escrituras Jesús debía resucitar de entre los muertos. Los discípulos entonces volvieron a casa".

Hasta aquí,  la versión comúnmente aceptada; pero  si consultamos el Códice Alexandrinus, que data del siglo IV-V (en el Museo Británico de Londres) se encontrará la misma cita evangélica de la siguiente forma: " Salieron, pues Pedro y el otro discípulo y fueron al sepulcro. Corrían los dos juntos y el otro discípulo se adelantó  más velozmente a Pedro y llegó primero al monumento y agachándose ve los lienzos allanados. Pero no entró. Llega pues, Simón Pedro siguiéndole y entró en el sepulcro contemplando los lienzos allanados y el sudario que estuvo sobre la cabeza de Él, no, al igual que los lienzos, allanado, sino al contrario, enrollado en su propio lugar. Entonces, pues, entró también el otro discípulo, quién llegara primero al sepulcro. Y vio y creyó".

Tal como fue escrita en el Códice Alexandrinus, la palabras griega  "othonia" significa "lienzos" y no vendas, como se ha venido traduciendo. Así lo tradujo  San Jerónimo en la versión Vulgata. Según el códice la expresión "lienzo" hacía referencia a toda una pieza o sábana. Cuando Juan habla de vendas usa la palabra griega propia "keirai" y sin embargo queda demostrado según el Códice Alexandrinus que los lienzos estaban allanados usando para ello el término griego "Keimena" que es más adecuado. Así pues nos encontramos ante un grave error de traducción que  nos pueden hacer dudar sobre las piezas halladas en el sepulcro y sobre su posible definición, para subsanar este error y de la mano de los modernos (y más fiables) sistemas de traducción podemos afirmar que en el interior del sepulcro se hallaban una gran pieza de lino, un sudarium y posiblemente una estrecha pieza de lino cuya función como ya hemos referido anteriormente servía para mantener la mandíbula cerrada.


 

CARACTERÍSTICAS

Se conoce por SÍNDONE a la Sábana Santa ,que se supone cubrió y sirvió de mortaja al cuerpo sin vida de Cristo una vez desclavado de la cruz, que se expone en la ciudad italiana de Turín.

La Sábana Santa mide 4´36 metros de larga por 1´10 metros de ancha, con una superficie total de 4´796 m2 y con un peso aproximado de 1´420 Kg

La reliquia describe un rectángulo de una sola pieza, sin unión ni dobladillo. A causa de los siglos transcurridos la pieza de  lino tiene una tonalidad amarillenta-grisácea con un ligero contorno rosa. El sudario muestra la imagen frontal y dorsal de un hombre tal y como si lo hubiesen colocado sobre una mitad y hubieran pasado el lienzo sobre su cabeza para extenderlo hasta los pies. El cuerpo está tendido de espaldas con las manos cruzadas al frente, la mano izquierda sobre la muñeca derecha y los pies cruzados. Los pequeños ríos de sangre han corrido por la frente como si hubiese corrido en vida si las espinas hubiesen lacerado esa región. Hay lastimaduras por el rostro y tanto la parte delantera como dorsal está muy marcadas por pequeños coágulos oscuros como los que podrían haber dejado un azotamiento con látigo con castigo de punta de metal o hueso. Estas improntas son de un color sepia, rojo pardusco y herrumbroso con diversas tonalidades e intensidades dependiendo de la zona del cuerpo.




BREVE RECORRIDO HISTÓRICO

Año 30: Fabricación del lienzo de lino que cubriría el cuerpo inerte de Cristo.

Año 33: Muerte y crucifixión de Cristo. Su cuerpo es amortajado en el Monte Gólgota (Jerusalén) con el lienzo.

Del año 33 al 35: Se mantiene oculto del lienzo entre los cristianos, posiblemente ocultado por José de Arimatea (el tener las mortajas funerarias era un delito muy grave entre los judíos).

Del año 35 al 50: Permanece escondido en la ciudad de Pella.

Del año 50 al 70:Es llevado y mantenido oculto en Jerusalén hasta el asedio de esta ciudad por el general Tito, hijo del emperador Vespasiano, que destruyó la ciudad.

Año 70 al 300:Es trasladado a la ciudad de Edessa (hoy Urfa en Turquía). Al apostolar los reyes de Edessa los guardianes cristianos escondieron la Sábana tapiándola en un hueco en las murallas de la ciudad.

Año 313:Constantino I "El Grande" derrota a Majencio y fue promulgando el Edicto de Milán. La Sábana Santa es entregada a la custodia de la emperatriz Eudoxia.

Año 404:Muere Eudoxia y la reliquia pasa a manos de la emperatriz Pulqueria (399-453). Este hecho fue registrado por historiador del siglo IV, Nicéforo Calixto.

Año 525: La reliquia es venerada públicamente, se podía contemplar la cara de Cristo ya que la Sábana estaba plegada.

Año 900:La reliquia fue cedida al emperador bizantino y trasladada a Constantinopla (capital de imperio romano de Oriente) alojándola en la basílica de Santa María de Blackernae. Existe constancia de ello gracias a los escritos del obispo francés Aroulf. San Juan Damasceno (s.VII - s. VIII).

Del año 900 al 1204:Permanece él la Iglesia de Santa María de Blackernae, así lo atestigua el abate benedictino Soermudarson quién lo refleja en los escritos realizados tras una visita en el año 1155 a la Catedral de Santa Sofía en Constantinopla (hoy Estambul - Turquía). También hay referencias de ello por el escrito de Guillermo de Tiro  quién dice que el emperador Manuel Commenus le mostró al rey Amarilco I de Jerusalén el sudario de Cristo Nicolás Mesarites dijo haber visto en la basílica de Blackernae los lienzos funerarios de Cristo, año 1203.

Año 1204-1208: Las hordas cruzadas saquean la ciudad y la sagrada reliquia desaparece de su lugar.

 

Otton de la Roche, capitán de la guardia que tenía encomendada la custodia de la reliquia introduce la Sábana Santa en Francia.

 

Entre años 1307 y 1313:Felipe IV obsequia con la reliquia a Geoffrey de Charny, conde de Charny y señor de Lirey

Año 1349: Geoffrey de Charny pide indulgencias al papa de Aviñón, Clemente VI para la Iglesia del feudo de Lirey, y anunció que iba a poner en la misma "Quondam figura sirve representationem Sudarii Domini Nostri Jesu Christi".Este encomienda la construcción de una iglesia en honor de la Virgen María (según documento histórico guardado en la Biblioteca Nacional de París).

Año 1355:La reliquia tras la muerte de Geoffrey de Charny pasa a manos de los clérigos de Lirey.Estos la exhiben publicamente.

Año 1389:Se expone  la Sábana provocando la ira de Pierre de Arcis, obispo de Troyes.

                 El rey de Francia retira su permiso para exponer la Sábana Santa a los clérigos de Lirey.

Año 1390:Los clérigo temiendo la Guerra de los Cien años fue llevada de un lugar a otro en pro de su seguridad.

Año 1418:Los clérigo de Lirey la ceden a Humbert de la Roche.

Año 1443:La viuda de Humbert de la Roche se niega a devolver la Sábana, en este conflicto debió intervenir el Papa Clemente IV en el conflicto creado.

Año 1478:Sixto IV (1471-1484) autoriza al duque de Saboya a construir una capilla en Chámbery para albergar a la reliquia.

Año 1516:El artista alemán Alberto Durero realiza una copia de la Sábana en la ciudad belga de Lierre.

Año 1532:Incendio en la capilla de Chámbery (Francia). El historiador Pingonius relata como fue retirado por cuatro hombres. El cofre se fundió debido al excesivo calor del incendio y una gota del noble metal fundido quemó parte de la Sábana.El agua usada en el proceso de enfriado del cofre también dañó o marcó la Sábana Santa.

Entre el año 1532 y 1572 la Sábana viajó a Vercelli, Niza y Chámbery.

Año 1572:Las monjas remiendan las quemaduras del incendio de Chámbery.

Año 1578:La Sábana Santa es trasladada a Turín donde será venerada por Carlos Borromeo librando el príncipe Filiberto de Saboya a este de su promesa de ir a pie de Milán a Saboya en gratitud por el cese de peste en su archidiócesis.

Año 1694:Se finaliza la capilla proyectada por Guarini para albergar la reliquia junto a la Catedral de San Juan.

Allí permanece hasta nuestros días. En los años de guerra (mundiales) la reliquia fue trasladada en secreto a las grutas del santuario de Monteverne, cerca de Nápoles.

Actualmente se encuentra en un bello relicario de plata en la Casa de Saboya, tras el ya lejano incendio que amenazó por segunda vez la integridad de la reliquia. Hoy día ha vuelto a su emplazamiento en la capilla del Santo Sudario en Turín.

Secondo Pía, sería el primer ser humano en contemplar el rostro "negativizado" de Cristo el 28 de Mayo de 1898 al fotografiar la Sábana Santa por primera vez en la historia.



Continúa NOTA III

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013