VIEQUES: POLIGONO DEL TERCER TIPO - NOTA IV

                                                          Por Jorge Martín, ( Puerto Rico.)
                                                                     Todos los derechos reservados.




 
FORMACIONES OVNI EN EL CAMPO DE TIRO HUMANOIDES EN LA LAGUNA KIANI



Obtuvimos también evidencia testimonial de la presencia de entidades no humanas en Vieques. Ejemplo de ello fue la conversación que sostuvimos con la Sra. Mercedes Sanes y su esposo (hermana y cuñado, respectivamente, del fallecido David Sanes), don Luis Ortiz , quien por muchos años ha trabajado en  las facilidades del balneario de la playa Sun Bay , al sur de Vieques y se dedica a la pesca a tiempo parcial.
 "Ahora que usted nos pregunta sobre esto - dijo Don Luis- le diré que he visto unos objetos extraños en el cielo. Son grandes y muy luminosos, y van siempre seguidos de otros cuatro objetos más pequeños, también luminosos.A la distancia que los he visto son más grandes que mi Jeep (su vehículo, que tiene un tamaño de unos seis-siete pies de largo). Eso le da una idea del tamaño que tienen esas cosas. Siempre los he visto a eso de las 9:00 - 9:30 de la noche, muchas veces cuando estoy trabajando en Sun Bay, y vienen del oeste hacia el este de Vieques, entrando hacia la zona del Campamento García y del campo de tiro de la Marina. Los he visto muchas veces y desde hace años. Siempre me he preguntado qué son, porque no son aviones ni helicópteros ni nada conocido. No hacen ruido, no tienen motores ni turbinas, nada. Son de forma ovalada y redondeada. Y los otros objetos más pequeños van siempre siguiendo al grande,como en una formación. El grande tiene una iluminación muy fuerte de una tonalidad amarilla-anaranjada, y las otros cuatro son también luminosos, tan brillantes como estrellas, y cada uno tiene una tonalidad diferente: blanco, amarillo, rojo y azul... y a veces se paran en el aire."
 Por su parte, Mercedes nos indicó que en una ocasión ella los vió junto a su esposo desde el balcón de su residencia en el sector La Mina: "El me llamó - dijo ella - y al salir  lo pude ver. Es una luz muy grande, amarilla-dorada, muy brillante. Iba en direccion al este, hacia el Campamento García. Siempre va hacia allá o viene de allá hacia el oeste.
Esa vez se quedó suspendido en el aire, quietecito por más o menos media hora... y entonces se fue. Es algo bien raro, pero pensábamos que a lo mejor era algo de la Marina y por eso lo dejábamos ahí y no lo comentábamos con nadie."
 "En una ocasión - añadió el Sr. Ortiz - vi pasar no uno, sino a dos de esos objetos, seguidos cada uno por la hilera de objetos luminosos más pequeños.  Pasaron volando hacia el este, hacia el campamento, y poco después pasaron dos jets militares en esa misma dirección. Los jets seguramente eran de la base Roosevelt Roads. Bueno, el asunto es que los jets pasan hacia allá y poco después se escucharon explosiones. Eso fue como a las 8:00 de la noche.
 "Yo pensé que estaban haciendo ejercicios de bombardeo en el campo de tiro. Una media hora después pasó de regreso hacia el oeste uno de los ob-jetos. No los dos que pasaron originalmente, sino solamente uno...y los aviones no se escucharon ni se vieron más. Qué pasó realmente no  lo sé, pero todo fue tal y como le digo. No recuerdo si cuando pasó eso había ejercicios de la Marina, fue hace unos tres años, allá por el 1998. Hace dos semanas,ahora a principios del mes de julio, se vió otro de esos objetos.Teníamos aquí en la casa el velorio de nuestro hijo y todos los que estábamos aquí lo vimos. Estaba suspendido un poco más hacia el sureste, como hacia Sun Bay.Eso fue justo cuando terminaron los ejercicios más recientes de la Marina."
 Pero si lo anterior era importante,lo que el Sr. Ortiz nos reveló a continuación lo es mucho más.
 Conversabámos sobre los diferentes testimonios que habíamos recogido de los viequenses, entre estos algunos incidentesde encuentros con criaturas humanoides en algunas lagunas, y en ese momento él se exaltó, y muy excitado nos dijo: "¡Eso es cierto. Esos hombrecitos se ven aquí, y no es de ahora, sino que se están viendo desde hace tiempo, hace muchos años!"
 Interesados por su aseveración y su súbito nerviosismo, le preguntamos por qué lo decía. Ortiz, encendiendo un cigarrillo, comenzó a fumarlo mientras nos revelaba algo que ni siquiera a su esposa había revelado hasta ese momento.
 "Se lo digo porque yo los he visto - indicó. Y no solamente yo, sino todos los que íbamos a pescar a la Laguna Kianí. Muchas veces íbamos a pescar allí, de día, y los veíamos. Son bien rápidos... y tienen una agilidad increíble."
 ¿Podría describir lo que vió?, preguntamos.
 "Son raros. Se ven flaquititos, y con las piernitas flaquitas y como las de los pollos. Digo eso porque tienen en los pies abajo unos deditos largos, como tres o cuatro, y se ven como los pies de los pollos por eso de los dedos larguitos y abiertos.Son pálidos, blancos o grises, y chiquitos...no miden más de tres a tres y medio pies de alto...y tienen una carita como la de un ser humano...con ojos, una boquita y nariz, pero con las caritas achatadas, aplastaditas, no como las de nosotros, que la nariz so-bresale. Los ojos se les ven obscuritos."
 Mi esposa Marleen preguntó cómo tenían el cabello y él contestó: "No tenían pelo, y sus cabecitas son bastante grandes para el tamaño de sus cuerpecitos... y son lisas, calvitas."
 Ortiz añadió que cuando iban a la Laguna Kianí, que está localizada  en el extremo  oeste de Vieques, siempre veían a varias de estas criaturas:
"Veíamos a unas cuantas - dijo -, pero corrían una velocidad increíble y saltaban y se zambullían en las aguas de la laguna. Sus bracitos son flaquitos también...y tienen algo... No sé explicarlo bien, porque estaba obscuro, pero era como unos flecos o una aleta o una membrana en los brazos. Y me pareció también que en las manos tenían como membranas, pero no estoy muy seguro."
 Ante las importantes declaraciones del Sr. Luis Ortiz debemos hacer varios comentarios para beneficio del análisis de los lectores de toda esta situación.
 La laguna Kianí está situada junto a una reserva o refugio natural de pájaros, y aunque el sector recientemente fue 'entregado' nuevamente por la Marina al pueblo de Vieques, el acceso al área de la laguna Kianí ha sido restringido al público por las autoridades federales bajo la alegación de que la laguna y sus terrenos aledaños están fuertemente contaminados con químicos tóxicos y metales pesados derivados de las armas que la Marina de Guerra de los EE.UU. mantenía en el sector.
 ¿Será esta la verdadera razón para restringir el acceso al área, o acaso la verdadera razón es evitar que los habitantes de Vieques continúen percatándose de que están conviviendo en su isla con entidades no humanas...y que estas entidades se manifiestan precisamente en los sectores controlados por la Marina?
 Esta misma situación se ha producido en el sector suroeste de Puerto Rico, específicamente en el área de otra laguna conocida con el nombre de Laguna Cartagena, y del litoral costero de esa zona, y como verán los lectores en próximos capítulos de este libro, lo que allí sucede tiene gran tangencia con la situación de Vieques.
 Ortiz afirmó que en ninguna de las ocasiones en que vieron a los criaturas en la laguna Kianí estas intentaron agredirles o se mostraron hostiles hacia ellos:"Ellos - dijo él - sencillamente se dejaban ver por nosotros y entonces corrían y se lanzaban al agua. Nunca nos hicieron daño ni nos atacaron. Si están aquí, y están, porque los vimos muchas veces, no le han hecho daño a nadie. Aquí en Vieques quien ha hecho daño es la Marina, y en eso estamos claros."
 Por otro lado, debemos decir que es significativo que cada uno de los testigos de los casos presentados en nuestro libro dió descripciones similares a las ofrecidas por los demáspor separado, y pudimos corroborar fuera de toda duda que ninguno de ellos conocía las experiencias vividas por los demás. Esto da una gran validez a sus declaraciones, y la correlación de lo in-formado por cada uno de ellos plantea un patrón recurrente del tipo de seres avistados en Vieques, de su comportamiento y de los lugares donde se manifiestan, así como también de la actividad OVNI en la zona y de la aparente ingerencia de la Marina de los EE.UU. en todo el asunto. Por ello, luego de un análisis lógico puede decirse que lo que ocurre en Vieques no es algo casual y por sus implicaciones amerita ser conocido por el pueblo del archipiélago de Puerto Rico y el mundo entero. 

FIN

Los interesados en más información sobre el libro Vieques: Polígono del 3er. Tipo,  del cual se ha hecho este resumen  pueden comunicarse por correo electrónico a: jmartin@prcinternet.net O escribir por correo regular a: Jorge Martín - P.O. Box 29516, San Juan, Puerto Rico - 00926-0516

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013