EL YI-KING: UNA FILOSOFIA PARA PREDECIR EL FUTURO

                                                                     

Por Jacques Bergier - Francia



El YI-king es un antiguo libre chino de vaticinios cuya interpretación se mantuvo enigmática para los occidentales durante siglos. Pero últimamente la ciencia moderna ha comenzado a interesarse en este milenario método y hay quienes aseguran que se convertirá en la disciplina por excelencia de nuestra época.

La varita mágica realmente existe. Pero no aquella de que hablan los cuentos de hadas, que transforma a las campesinas en princesas y a las calabazas en carrozas.

No, la varita mágica a que nos referimos es el Yi-King, es técnica china maravillosa que nos permite saber lo que nos depara el destino.

Los discípulos y admiradores de Confucio los llaman "palillos sagrados" y aseguran que sirven de soportes telepáticos para entrar en contacto con las almas de los primeros sabios. Otros filósofos chinos dicen que estos palillos "comunican los mensajes del inconsciente colectivo de la humanidad".

SISTEMA BINARIO

La tentación es inevitable. ¿cómo se juega este pasatiempo? Ya que los occidentales hemos inventado un entretenimiento a partir del Yi-King en el que los palillos sagrados han sido reemplazados por simples agujas de plástico.

Al igual que en nuestro pasatiempo de sociedad, en el Yi-King se tiran los palillos para que caigan en el más completo desorden, la más total fantasía. En seguida hay que retirarlos según el plan y orden dados, seleccionados por grupos hasta hacerlos expresarse en cifras pares e impares, representar líneas continuas y discontinuas.

¿Millones de cifras entonces? En modo alguno. El resultado se da  siempre en términos del sistema binario, es decir, una numeración que no tiene más que una cifra y un cero, conjunto que según el gran matemático y filósofo alemán del siglo XVII, Leibnitz, reproduce y transcribe las etapas de la construcción del universo por su divino creador.

Imposible, por lo demás, ignorar a Leibnitz al del Yi-King, ya que sin sus trabajos sobre el sistema binario no podríamos interpretar esta antigua técnica china. Pero fue necesario esperar a Norbert Wiener, el matemático norteamericano, para hacer resurgir en toda su gloria el antiguo el antiguo método asiático y relacionarlos con nuestras modernas computadoras.

Hagamos un paréntesis y precisemos que Wiener fue, desde su infancia un niño superdotado y al que siempre le interesaron las matemáticas. Gracias a sus posteriores trabajos, las investigaciones sobre el Yi-King se multiplicaron.

Sin embargo cuando se habla de computadoras lógicamente se las relaciona con la técnica. Y aquí reside la diferencia con el Yi-King, ya que éste se interesa por la naturaleza profunda del alma humana mucho más que en los aspectos exteriores de la vida de un individuo, que a sus ambiciones, deseos o anhelos. Es por esto, además, que hay que referirse a él como si se tratara de una filosofía especial más de un método, medio o procedimiento.

EL INTERES DE JUNG

Uno de los europeos más destacados de nuestro siglo, el filósofo suizo Carl Gustav Jung, era un apasionado del Yi-King. En uno de sus escritos afirmó:

"Si el Yi-King estima que el hombre adinerado que lo consulta necesita volverse pobre para recuperar la paz del alma, no vacilará en darle malos consejos en todo lo referente a negocios y finanzas para participar de su ruina y conducirlo lo antes posible a aquel destino que le deparará finalmente su verdadera realización espiritual".

¿Cómo hablar de una filosofía del lejano oriente sin buscar su influencia sobre la    China contemporánea, sobre ese inmenso territorio de efervescencia, de perpetua y sorprendente evolución?

Pues bien, otro de los grandes hombres de nuestra época se rige también por los principios inmutables del Yi-King. Sus colaboradores más cercanos saben que Mao Tse-tung, el creador de la China moderna, ha sido toda su vida un adepto del Yi-King y obediente observador de sus fundamentos. ¿Ha recurrido a el para determinar su conducta en materia política? Para el historiador inglés Blofeld no cabe ninguna duda:

En 1963- dice Blofeld - , cuando una guerra enfrentó a China con India, todos los observadores pensaron que el ejercito chino sería el amo de la situación y que no se detendría hasta haber ocupado todos los centros vitales de India. Sólo Mao sabía que la situación ere bastante más delicada y ordenó detener la campaña al cabo de pocos días. El Yi-King así se lo había señalado.

DIAGNOSTICOS MEDICOS

Pero dejemos de lado a China para plantearnos la pregunta: ¿podemos nosotros los occidentales esperar algo del difícil conocimiento del Yi-King?

Si le creemos al sociólogo y sicólogo norteamericano Brennan, en un futuro próximo el  Yi-King será utilizado no solamente con fines de predicción del porvenir, sino también para establecer el diagnostico de algunas enfermedades síquicas.

Diversos siquiatras ya han efectuado trabajos de investigación al respecto. Y esperan maravillas del viejo método confuciano. Pero también se han encontrado con un serio problema que podría significar el fin de su profesión: el Yi-King sólo habla al enfermo y no necesita de la intervención del médico.

Más aun, para lograr los mejores resultados se utilizarán computadoras a las que habrá que dotar con "memorias" diez veces superiores a las de los modelos actuales, ya que la suma de datos síquicos y facetas del alma humana es realmente considerable.

Por lo tanto no tiene nada de extravagante el afirmar que el Yi-King es una de las ciencias del futuro por excelencia.      

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013