EL INICIADO EN ALQUIMIA

  Por Sulfer

Frente a las dos obras literarias que nos dejo el Gran Maestro Fulcanelli, podríamos rápidamente imaginar al verdadero iniciado rodeado de discípulos ávidos de conocimientos y palpar a través de las notas del fiel Canseliet la tristeza por la obligada desaparición del Maestro.

¿Por qué Fulcanelli es considerado el último y verdadero Alquimista, en el siglo de transistores, circuitos integrados y viajes espaciales? Quizás porque fue el único Adepto que recuperó la Gran Ciencia del estancamiento divulgativo que se le impuso desde el siglo XVII, y que hoy, en pleno siglo XIX, vuelve a renacer para el hombre moderno como una arrolladora VERDAD, que va ganando el espíritu de millones de estudiantes en el mundo entero.

Pareciera. que hasta el seudónimo utilizado por el Gran Maestro nos trajera reminiscencia de una época pasada, rica en alegorías y parábolas que hablan de la antigua Ciencia, siempre oculta en el misterio de la iniciación y la cábala.

Pero siempre brota la pregunta clásica: ¿cómo es y que hace el iniciado en Alquimia?

Ya que esta es la sincera preocupación de muchos estudiantes, y este humilde servidor, que tuvo la feliz coincidencia de estar frente a uno de Ellos, tratará de explicar con palabras comprensibles para el hombre actual, las creencias más sobresalientes de estas enigmáticas personalidades.

El trato con el iniciado es afable y simple, lleno de esa atmósfera de humildad que caracteriza a los que han dedicado su existencia al Bien, sin pretender el halago de la crítica ni el agradecimiento servil de las medallas y las condecoraciones oficiales.

Frente a un Filósofo Hermético solo se respira la majestuosidad de un elevado rango de espiritualidad, que bajo ningún concepto se deber confundir con aquellas que emanan de ciertos seudoiniciados  de sectas religiosas, que tanto abundan hoy en día.

No existe en El ningún hálito de superioridad física ni de magnetismo mental, que atraiga a los incautos ávidos de fantasías y esclavos siempre de la demagogia verbal; por eso es tan difícil ubicar detrás de esa sonrisa amplia al hombre poseedor de los mayores secretos del Universo.

De tiempo en tiempo, y a través de "extrañas conexiones", hace vislumbrar al conocimiento humano algún descubrimiento científico que sirva para paliar algún dolor de nuestra sufriente Humanidad, siempre y cuando este conocimiento no pueda ser utilizado para fines bélicos o de egoísmo. En tanto lo que estos hombres han hecho por el prójimo, que a título de ejemplo podríamos comentar una aclaración enigmática del sabio Isaac Newton: "si ha llegado tan lejos es porque iba sobre hombros de Gigantes."

¡Cuantos sabios contemporáneos dedicaron gran parte de su vida al estudio del Arte Secreto, y jamás su personalidad verdadera de Filósofos Herméticos fue divulgada abiertamente!.

Muchas veces se ha pretendido asociar la Alquimia a algunas de las tantas ordenes y sectas esotéricas que existieron y aún existen en la actualidad como poseedoras del secreto alquímico; algo de realidad puede haber en esas afirmaciones; pero lo que suena a charlatanería  es que se atribuya a alguna de ellas como depositaria absoluta de la Gran Ciencia. El secreto alquímico siempre fue divulgado a medias a través del esoterismo religioso, pero bajo ningún concepto se obligue a pensar que la Alquimia haya hecho nupcias con algún ritual dogmático.

Para ellos que no se fían de la historia que escribieron los hombres, les aclararé que la Gran Ciencia  es Herencia Directa de la desaparecida Civilización Atlante, que denigrada por el vicio de un excesivo materialismo tuvo que sucumbir en un espantoso cataclismo para purgar sus faltas y no cumplimiento de las Leyes Naturales que rigen la evolución FISICO-ESPIRITUAL del Universo Material.

Y para Aquellos. que se interesan por la Gran Ciencia y pretenden aprender Alquimia, les contaré a título de ejemplo filosófico el simple diálogo que tuve hace años con un probado iniciado de Arte Hermético:

SULFER: - Maestro., ¿Qué debo hacer para escalar los veintiún peldaños que me llevan al conocimiento de la Gran Obra, en su totalidad?

MAESTRO: - Es simple, hijo mío. solo tendrás que hacer añicos tu vanidad., frente al primer escalón.   

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013