EL 2009 Y LOS INEXORABLES NUEVOS CAMBIOS

 

En el año 2009 seguirá la transformación y cambios producidos desde el año clave de 1992, el comienzo del Pachacutec ( transformación) de los pueblos originarios americanos, que lleva consigo la idea del cambio para mejorar las condiciones de vida como un hecho definitivo.

Nuestra Apocalipsis de la cultura occidental, no quiere decir solo destrucción y fin del mundo, como comúnmente se cree, sino  transformación, cambio; terminan cosas y comienzan otras más positivas.

En estos últimos años se han empezado a cerrar una serie de conceptos viejos y arcaicos para abrirse a nuevas ideas culturales, sociales, políticas, económicas; lo que se llama nuevos paradigmas.

Esas transformaciones yo las anunciaba,  allá por las décadas del 70 y 80 ( y afortunadamente, me decían loco) cuando en la charla  documental LOS OVNI  Y SUS MISTERIOS, hablaba sobre las profecías de la Pirámide de Egipto, estudiadas y analizadas por el gran antropólogo inglés Walter Bryon Emery.

Decía, noche a noche, y llenando teatros:  “En setiembre del 2001 cuando suenen las trompetas de las fiestas tradicionales de los judeos comenzará una Nueva Era”.

Exactas palabras que escucharon, siendo testigos de esa afirmación,  miles y miles de espectadores,  en más de 1000 o más presentaciones realizadas en los escenarios de 18 paises de América y Europa,  entre los años 1972 y 1975.

Pienso que el proceso que se inició en la década del 1840, con emergentes cambios, se están concretando en los últimos años del siglo pasado y en este siglo XXI.

En esos años milochentinos se producen los primeros movimientos femeninos (el feminismo, el gran accionar del siglo XXI). Nace la primera cooperativa de obreros en Alemania ( el nuevo capitalismo del siglo XXI). Se inventa el caballo de hierro (ferrocarril) comenzando la era industrial que deviene en la tecnología de la actualidad;  el Hombre que iba a la velocidad máxima del caballo de 30 kilómetros por hora, en estos tiempos, dentro de una capsula espacial, alcanza los 60.000 kilómetros por hora.

Se abole la esclavitud. Lamentablemente quedan aún vestigios de otras formas similares a aquella.  

Nace el Bab, el  ultimo Mesías, dentro de la teoría mesiánica que estudia a los trece enviados por esa figura, que llamamos el Grande entre los Grandes o el Sin Nombre o Dios, según la religión que profesemos; el Bab pregona la religión universal que será la del siglo XXI;  el Papa Juan Pablo II hizo una reunión de todas las religiones en 1985 con esa idea.

Empiezan  también en forma masiva las apariciones marianas con La Salette en Francia.  Se ven en la etapa moderna de la civilización,  los primeros casos de luces y naves raras en el espacio atmosférico, como si fueran aparatos pero antes de la aviación; ya  los antiquísimos libros sagrados y primigenias culturas narraban hechos similares, dentro de lo que llamamos Ovnilogía Antigua; y también otros sucesos que indican las terminaciones e iniciaciones de los ciclos de los mayas y de los  hindues.

Todos estos acontecimientos  que comienzan en aquel siglo XIX se van proyectando inexorablemente en  el siglo XX y serán concretados en  este siglo porque el Planeta Tierra va dejando la Constelación de Piscis, en la cual estuvo 2160 años, según la teoría de la Precesión de los Equinoccios,  para entrar en la Constelación de Acuario, el símbolo del Hombre Aguador, el  Sabio de la astrología clásica.

Esto  significa dejar los miedos ( la peor cárcel del ser humano, con  los peces desencontrados) para ir al Aguador, que hecha agua a su semejante, lo bautiza, como lo hacen todas las religiones, y le da un saber.

 Así se cambiará  la era del solo conocimiento, el conocer externo de las cosas, como lo hacemos en la enseñanza actual,  y no el saber intrínseco, ubicado en el adentro para manifestarse y cambiar  el afuera.

El llamado capitalismo salvaje va a tener inexorablemente un retroceso a nivel mundial porque va a  venir en serio, pero realmente en serio, la distribución de la riqueza.

Me quedó muy en mi mente lo expresado por Ted Turner, supermillonario que se fija mucho en la Argentina y que casi  de la nada creó el primer canal televisivo mundial de noticias,  quien expresó en la Reunión de Economistas mundiales en  el 2004 en la ciudad de Seattle (estado de Washington, USA) en el centro neurálgico del capitalismo actual, que “Nosotros nos estamos olvidando que estamos achicando a la clase media y teniendo cada vez más pobres, sin darnos cuenta que en el futuro no tendremos a quienes colocar nuestros productos,  estos que hoy estamos manufacturando”

Y exactamente este concepto, es la raiz de lo que está pasando en la actualidad. Hay que pensar que el cambio se producirá, si o si.

Además los pueblos del mundo ya no tienen la actitud de la cabeza baja, diciendo siempre el si, por el si; ellos  están realizando transformaciones, cambios evolutivos radicales en distintas partes del mundo actual.
Ejemplo de estos,  está  nuestra Argentina, en  donde sucedió el hecho histórico, que solo tuvo un antecedente en nuestra Historia con la semana de mayo de 1810, son  los dos increíbles días del 19 y 20 de diciembre del 2001, cuando la clase media, sin el llamado de ninguna persona, entidad o  institución, salió a la calle espontáneamente en todo el país.

 Algunos creen que “eso fué, pasó”; es todo lo contrario, está latente y seguirá por siempre,  porque inexorablemente “ los tiempos han venido”, la Era de Oro se está presentando.

En este 2009, un año con numero maestro, once,  para el gran Pitágoras, pero también de la dualidad, el 2, del si y del no, el mismo de balance de experiencias pasadas.

En este tiempo anual tendremos que examinar, cuidadosa y profundamente, con  qué hechos y con quienes nos identificamos.

Es un año de gran división,  porque a los problemas que desde hace tiempo tenemos, el calentamiento global y el terrorismo unido a los enfrentamientos y guerras de siempre, hoy estamos presenciando un colapso financiero, que nos está indicando el fin de una realidad social, política y económica que hemos vivido, y que ahora ha hecho explosión.

Tenemos que pensar que la ruleta del dinero ha terminado; los poderosos se defenderán, por supuesto y  con todo, pero volvemos a repetir, los tiempos del cambio están presentes; ahora, no antes ni después, sino ahora;  con cambios implícitos en nuestro actual comportamiento humano, en el cual prevalecerán nuevos paradigmas.
En nuestra Argentina, en este año del Buey, según los chinos, tendrá que haber equilibrio y tenacidad; dependerá de nosotros y de nuestros directivos que el cimbronazo sea más leve.

Este territorio  nació a la vida republicana con una Luna llena, que indica abundancia (cuanta hemos tenido y hemos despilfarrado),  pero  que señala también gobiernos no en consonancia con el pueblo (sin comentarios); que además tiene un territorio enorme con muy  baja densidad poblacional, quizá, como decía mi hermano y amigo Benjamín Solari Parravicini, el que bauticé el Nostradamus de América,  para que en tiempos futuros los hombres del  Hemisferio Norte, heridos por  guerras interminables, la vengan a poblar.

Pienso también que muchos argentinos y en mi caso   personal, muy asombrado, sonriente y exultante, contemplamos un espectáculo formidable,  en  los primeros días de diciembre 2008. Estuvieron,  muy a simple vista,  Júpiter (el  planeta de la inteligencia) en triangulo con Venus ( el representante del amor) y la Luna ( presencia de lo femenino). Que trígono formidable, que casi lo podíamos tocar elevando las manos al cielo.
Y Júpiter, como dice la Astrología, está pasando a Acuario, al Aguador, al que limpia, y en nuestro país.

Esos flagelos de la inseguridad y las dificultades económicas, de la actualidad,  pueden empezar a ser superadas a mediados de este año dual.

Tenemos una mujer gobernadora, una pisciana- taurina,  una serpiente para los chinos, una halcona para los mayas, que puede y debería realizar esos cambios, que tiene en su destino, porque tendrá muchos  viajes  para abrir  nuevas perspectivas en la renovadas  relaciones internacionales.

La causalidad está, pero el ser humano es el que tiene el libre albedrío de cumplirla; la Historia es conocedora de ello.

El maravilloso  Solari Parravicini,  el Pelón de mi amistad y hermandad,  lo vaticinó en 1939, para la Argentina del hoy: “La clase media salvará a la Republica, habrá sangre en las calles y se escuchará al Hombre Gris”.
 Y ese Hombre, con mayuscula en su primera letra, como siempre él lo escribió (Gran detalle), asi como  me lo expresó personalmente tantas veces,  no es nadie en especial, como erróneamente se ha repetido, sino que somos nosotros, los grises, la clase media, la que siempre hace evolucionar a los pueblos,  la que será protagonista de las tr ansformaciones; esperemos que “los otros”,  como también decía Pelón, se den cuenta de ello.

 Y  que casualidad!!! (no existe la casualidad,  todo es causal) esa clase media se hizo presente,  justo en el 2001 cuando también anunciaba Solari  en gran cantidad de profecías,  que a partir del 2002,  venia el Hombre Nuevo, la Nueva Argentina, la samaritana del mundo y muchos mas conceptos, que con toda seguridad sucederán.

Saben por qué, digo con seguridad?

Si este profeta, un hombre de Buenos Aires, gran pintor, simpatiquísimo y de gran personalidad, un excepcional ser humano, profeta de profetas, amigo de amigos, tanguero y de la noche,  como un real ser humano, que acertó  tantas profecias en el pasado, podemos preguntarnos simplemente:  ¿Por qué no le vamos a dar crédito a sus predicciones futuras?

Además en ese mismo 1939, antes de comenzar la segunda guerra mundial, en julio de ese año, pronosticó y expresó bien claro, con su dibujo de la Estatua de la Libertad partida en dos, que  “Los Estados Unidos de Norteamérica dejará de ser la luz del mundo, su antorcha no alumbrará como ayer, el edificio será atacado dos veces”

Nueva York, la estatua de la libertad, dos edificios caídos, una bisagra histórica, 11 setiembre 2001, igual que la predicción del Bryon Emery en su análisis de las Profecías de la Pirámide de Egipto. Esas que yo decía en tantos escenarios setentistas de América y Europa.

Cada vez siento, percibo, aseguro, que hay un solo camino para este nuevo hombre que tenemos que hacer, de uno en uno,  y que se va a multiplicar,   como una gran onda expansiva, para llegar a lo que vaticinó, otro grande,  el filosofo francés ANDRE MALRAUX : “El siglo XXI será espiritual o no será”
 Y eso lo pregono, lo muestro, lo enseño, lo practico y trato de hacer practicar,  aplicando mi disciplina,  creada en estos 50 años de  tanto investigar, analizar, vivir, sentir, en que he llegado a esta hermosa realidad actual y de gran futuro. Este estudio, esta disciplina es  mi SABIDURIA DEL SER.El estudio y análisis del Saber, no solo el  conocer.

Vivir la vida desde el adentro, con sus sombras y hermosas claridades, que muchas veces no vemos; agradeciendo cada día que vivimos; caminando por el sendero de la luz; escuchando los mensajes del cuerpo, esa coraza protectora de nuestra alma o  espíritu, ese formidable  amigo invisible, que tan poco escuchamos. Ese cuerpo que nos permite  existir en nuestro espacio tridimensional;  sintiendo también mi propia luz, y buscando fundamentalmente la paz, en mi y en el derredor.

Un nuevo tiempo nos espera, estemos atentos a él.

Te espero con la mano extendida siempre

FABIO ZERPA- www.fabiozerpa.com.ar

<div align="justify">El Quinto Hombre</div>
 
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013