INFORMA EL LECTOR
 
EL FIN DEL CALENDARIO MAYA Y LA NUEVA ERA
bandera alemania.JPG

HACE ALGUNAS SEMANAS, RECIBIMOS POR VIA EMAIL EN NUESTRA FUNDACIÓN ESTAS INTERESANTES REFLEXIONES QUE DESEAMOS COMPARTIR CON NUESTROS LECTORES,
ACERCA DE LAS DENOMINADAS PROFECÍAS MAYAS Y EL COMIENZO DE UNA NUEVA ERA;
EL AUTOR DESEA PERMANECER EN EL ANONIMATO

codice-dresde-venus-mayas-calendario-2.jpg

De acuerdo la Teoría de los Antiguos Astronautas, como es expuesta por la serie Alienígenas Ancestrales, de The History Channel, los "dioses" que inspiraron la cultura Maya y habrían predicho su regreso hacia el final de
su calendario  podrían ser extraterrestres, como así también los Kachina  o caminantes del cielo  de los indios Hopi.

Transcurridos ya más de cuatro meses del temido fin del calendario Maya, el 21/12/12, me surgen un par de preguntas: ¿predijeron los Mayas el fin del mundo para esa fecha, o una cercana?, y en tal caso, ¿en qué consistiría dicho fin del mundo? No puedo contestar la primera, pero quiero opinar sobre la segunda.

Basándome en lo poco que sé de las profecías de los indios Hopi, de Benjamín Solari Parravicini, y de la Biblia, acerca de las cuales no soy ningún experto ni muchísimo menos, creo que el fin del mundo significa el fin del
ego, de la conciencia individual, la interconexión telepática de la humanidad para formar una conciencia colectiva, y que eso se daría dentro de los veinte años a partir del 2012, es decir entre 2013 y 2032. Como dijo
Jesús, ni los ángeles saben el día y la hora, tan sólo el Padre.

Esto implicaría que ya no habría secretos ni intimidad. Cosas como crímenes, emboscadas, ataques sorpresa, infidelidad, traición, espionaje, fraude, etc., ya no serían posibles. Esto podría ser un paraíso o un infierno
dependiendo de la tolerancia que haya. Lo que conocemos como Libre Albedrío, o sea la posibilidad de elegir hacer el mal a sabiendas, podría terminar o quedar severamente restringido, cambiando dramáticamente. Ignoro
si tendríamos una mente colectiva como las abejas o las hormigas, y cómo sería.

Pienso que los egos o personalidades que armonicen con la mente colectiva podrán permanecer encarnados y reencarnar. Los que sean espiritualmente superiores podrán ir a un plano más elevado, y los que sean rechazados por ser espiritualmente inferiores irían a alguna clase de infierno o gehena, siendo estos tres destinos sólo ilusiones diferentes creadas por la mente, individual o colectivamente.

Dicha interconexión telepática podría ser de naturaleza electromagnética, consecuencia del ingreso del sistema solar en un campo o zona especial en su giro alrededor del centro de la Vía Láctea, una especie de verano galáctico, dando lugar a la Era de Acuario, una nueva era dorada o retorno al Edén.

Pero todo esto es pura especulación mía, como el resto de este mensaje, aunque en favor de la idea de que estamos todos electromagnéticamente interconectados con todo lo demás, recomiendo el documental El Universo Eléctrico, http://vimeo.com/5697197, basado en la obra de David Talbott y Wallace Thornhill, "Electric Universe: Thunderbolts of the Gods", o http://www.bibliotecapleyades.net/electric_universe/esp_electricuniverse16.htm.

Aparentemente, los indios Hopi dicen que el mundo ya ha sido creado cuatro veces y destruido tres veces, que estamos viviendo en el cuarto mundo y a punto de pasar al quinto. Creo que hablan de que la humanidad pasará a la cuarta dimensión. Para mí, esto significa una mayor interconexión. La ciencia reconoce once dimensiones. Nosotros vivimos en la tercera dimensión, percibimos el mundo en tres dimensiones: alto, ancho y espesor (o
profundidad). Cuanto más alta es la dimensión, menor es la cantidad de reglas que definen, distinguen y separan las cosas entre sí, y consecuentemente, más conectado está todo, y menor es el sufrimiento.

Todo lo que existe lo hace bajo ciertas condiciones, necesarias pero no suficientes, y según ciertas reglas. Por reglas quiero decir toda regla, desde la Ley de Gravedad hasta los mandamientos bíblicos y el código penal.
El budismo dice que la causa del sufrimiento es el deseo. La conciencia residiría en la 11ª dimensión, en lo que el Libro Tibetano de los Muertos llama Buda Amithaba, el punto neutral por el que el alma, según dicho libro,
pasa dos veces en su viaje de ida y vuelta de la muerte y reencarnación. Ese punto es lo que David Icke llama la Unidad (es decir la unión de los infinitos universos paralelos, de las infinitas posibilidades de la física cuántica, la totalidad de la energía), en su libro "Soy yo, soy libre", de 1996, o su remake "El Amor Infinito es la única verdad, todo lo demás es ilusión", de 2005.

universo holografico.jpg


El deseo, pienso yo, atrae a la conciencia hacia una dimensión más baja, a una ilusión, en la que existen las reglas que definen, distinguen y separan la cosa deseada de todo lo demás, pero esas reglas también la separan de la conciencia sujeto del deseo, y esa separación produce sufrimiento. El título del segundo de los libros de Icke que acabo de mencionar es muy revelador. Todo lo que tenga forma, color, tamaño, límites, principio, fin, nombre, etc., es una ilusión porque existe por un tiempo y después desaparece, regresa a lo que David Bohm llama el Orden Implicado (vea el libro "El Universo Holográfico", de Michael Talbot, y el libro "La Matriz Divina", de Gregg Braden). Lo único verdadero, infinito y eterno es la tal Unidad ickeana. Y la conciencia está sometida a dos fuerzas opuestas, una centrípeta, hacia la unión, la felicidad, el amor y la verdad, y otra
centrífuga hacia la división, la separación, el miedo (y sus derivados: odio, codicia, envidia, etc.), la ilusión y la mentira.

Nos atraen las formas y los colores así que elegimos la ilusión, que es más divertida y emocionante, y así, consciente o inconscientemente generamos todo tipo de problemas como guerras, crímenes, crisis, hambre, polución, etc… La ilusión es como un parque de diversiones para el alma. Nosotros vamos a la guerra con miedo real de morir, pero pagamos para que nos asusten en un thriller o una película de terror, o un juego mecánico como la montaña rusa o el tren fantasma, porque disfrutamos de esa emoción, ya que no es un miedo real: sabemos que es una ilusión, que estamos seguros y a salvo.
  
Del mismo modo, nuestra alma inmortal no tiene miedo real de morir en una guerra porque sabe que es sólo un juego y que la muerte del cuerpo no es el final. Guerras, crímenes y demás son la trama que nos permite representar nuestra actuación como héroes, villanos y víctimas, para la diversión y aprendizaje del alma, o espíritu, o mente, o consciencia, o inconsciente, o como se le quiera llamar. Como cuando un narrador cuenta una buena historia para entretener a una audiencia, la ilusión nos emociona, hace volar nuestra imaginación y nos atrapa como una telaraña a una mosca, capta nuestra atención, nos engancha, nos inspira el deseo de involucrarnos, de participar, de influir en el desarrollo y resultado de los eventos narrados.

Hay una élite diminuta de iluminados que dirige la función, obteniendo como recompensa poder y dinero, quienes conscientemente crean los problemas ya citados, los que la vasta mayoría de la humanidad inconscientemente desea. Dicho de otro modo, la relación de los líderes con sus pueblos es sado-masoquista. Entiendo cómo suena: sí, esos líderes deliberadamente envían a millones de jóvenes a inmolarse en una guerra santa, pero no lo hacen por maldad, sólo son bromistas, payasos muy chistosos. Es sólo un juego, diversión. La vida es una fiesta y los masoquistas son la piñata. A un nivel más elevado o inconsciente, esos sádicos los aman tanto como para darles lo que estos masoquistas desean, la oportunidad de interpretar sus roles para su diversión y aprendizaje.

Estas élites nos mantienen en la ilusión manipulando nuestra percepción de la realidad a través de la "ciencia", la religión, la "filosofía", la "educación" (adoctrinamiento), y los medios de comunicación. Nos venden la
ilusión como un perfecto sistema de creencias, sólido, sin fisuras, sin fallas, "lógico", "racional", de manera que cuestionar cualquier parte del relato (Atlántida, ovnis, ángeles, fantasmas, reencarnación) es considerado
un ataque al sistema entero y se reacciona en consecuencia, apelando a cualquier "título" o "autoridad" disponible.

Nos manipulan para desviarnos tan lejos como sea posible de cualquier cosa más o menos verdadera (porque una verdad lleva a otra por el camino centrípeto, y viceversa, una mentira lleva a otra), y así controlan lo que
pensamos, nuestras creencias y decisiones, la política, la historia y los eventos mundiales. Pero más allá de ellos, somos nosotros, la vasta mayoría de los humanos, quienes nos dejamos arrastrar por sus mentiras porque inconscientemente elegimos la ilusión, no somos inocentes. Incluso asesinamos a los profetas que nos dicen la verdad, porque nos cuentan el final de la película, nos arruinan la ilusión (y a las élites, el negocio).
Lo que me preocupa un poco es que pienso que antes de llegar a dicho paso a la cuarta dimensión, o interconexión telepática, habrá una  lucha sangrienta por definir las características de la ilusión colectiva. Es posible que haya un grupo de fanáticos empeñados en forzar el cumplimiento de profecías apocalípticas.

Creo factible que estén planeando cosas como el asesinato del presidente de EE.UU., un golpe de estado en ese país, seguido por una guerra civil, una tercera guerra mundial, terribles hambrunas y epidemias, seguidas de un gobierno mundial y la implantación de microchips (la "marca de la bestia") en toda la población a fin de tomar el control de este salto dimensional. Incluso podría caer un asteroide a la mitad del gobierno mundial, provocando enormes desastres geológicos, desviando el eje terrestre y causando el cambio del aspecto del cielo y las constelaciones.

Esto podría interpretarse como el fin de los tiempos, ya que por miles de años la posición de las estrellas y planetas ha sido la referencia para ubicar los momentos históricos. El impacto de un asteroide podría alterar el
flujo de metal fundido en el centro de la Tierra que genera el campo magnético que nos protege de partículas y radiaciones provenientes del Sol y del espacio. Puede darse una inversión de la polaridad, si la fuerza del
campo magnético terrestre disminuye a cero y luego se incrementa pero con la polaridad invertida. Eso también puede significar el fin de los tiempos, si se borra la información almacenada en el campo magnético terrestre, como, supongamos, las mentes de los fallecidos y el recuerdo de las cosas destruidas en la Tierra.

holo1.jpg

Me explico: De acuerdo a la física actual, alrededor de un agujero negro hay una frontera imaginaria denominada "Horizonte de Sucesos", tal que cualquier cosa que la cruza al acercarse a dicho agujero negro ya no puede escapar a su atracción, ni aún a la velocidad de la luz, cayendo inexorablemente, y siendo irremisiblemente destruida. Sin embargo, toda la información, acerca de cómo esta cosa que se destruye estaba constituida, queda almacenada en el campo magnético que rodea el agujero negro. Sólo se destruye la versión "localizada" o "de partícula" de dicha cosa, pero no su versión "no localizada" o "de onda" que está distribuida en todo el universo, holográficamente. Al fin y al cabo, una cosa no es más que una idea materializada. Todo en el universo está hecho de sólo dos cosas: energía e información. La información determina cómo se manifiesta la energía, si como fotón, electrón, sonido, etc. Pienso que una idea es la información y una emoción es su energía. Y si el universo es holográfico, de tal modo que cada parte es una versión más pequeña del todo, el campo magnético terrestre puede contener información, igual que el del agujero negro, e igual que nuestro propio campo magnético, o aura.

El fin de los tiempos también puede significar que al pasar a la cuarta dimensión percibamos al tiempo de manera diferente, más integrada a las tres dimensiones espaciales, al poder percibir instantáneamente, telepáticamente, lo que percibe cualquier otro ser humano, ubicado en cualquier punto de espacio, y tal vez del tiempo, a medida que se van incorporando a la conciencia colectiva las mentes de los fallecidos, desde los más recientes a los más antiguos (los últimos serán los primeros). Mientras que el fin del mundo puede significar el fin de una idea o concepto del mundo, del mismo modo que el descubrimiento de América en 1492 fue el fin del mundo medieval. Pero eso no significa que no pueda ser una cosecha de almas, el fin de la vida terrenal de millones de personas, si es que está planeado el exterminio de dos tercios de la población mundial. Este es sólo un intento mío por dar algún sentido a ciertas profecías.

 

   



 
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013