PÁG. PPAL - QUIÉN ES - CIRC. DE PODER Y SANACIÓN - SOFROLOGÍA
SANACIÓN - VIAJES DE INVESTIGACIÓN - CHAMANISMO - CONTACTO





MI PAIS: ARGENTINA, ESTA SANGRANDO



Jamás en mis 50 años de edad (2001) pensé vivir una situación como la actual, donde todos los días nos enfrentamos con el hambre, la desocupación, la angustia, la incertidumbre y todo lo que eso trae aparejado; golpeando nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu.

Pero los que de alguna manera estamos hace algunos años tratando de escuchar a nuestro espíritu siempre decimos: “el dolor profundo descubre la Luz”.

Los corazones de los argentinos se están abriendo a la solidaridad y a la unión, que es como decir que se están abriendo al AMOR; algo que esta civilización se ha empeñado en anular; los poderosos, quienes manejan el mundo, no quieren pueblos solidarios, humanistas y unidos; quieren la individualidad y el miedo al dios dinero para poder manejarnos y destruirnos si es posible. La necedad que los moviliza les hace creer que todo lo pueden, viéndonos como simples objetos que les pueden traer beneficios, no como seres humanos.

El “poder”  es lo que ha hundido a los pueblos en la miseria; el que les ha hecho perder su dignidad, convirtiéndolos en seres sin voluntad, temerosos y sumidos en una hipnosis, que no les deja ver la realidad; esta “hipnosis” manejada por una sociedad de consumo y medios de información, sólo sirven para lavar el cerebro y manejar a las personas.

Por eso hoy cuando escucho a algunos representantes de la prensa, que supuestamente se están jugando con el pueblo, me digo: “vamos por buen camino y no está todo perdido”.

He descubierto un nuevo país, el de todos con todos; deseo profundamente que ninguno de nosotros se olvide jamás de lo que estamos viviendo para poder transmitírselo a las generaciones venideras; está naciendo una nueva Argentina de la que me siento orgullosa y amante.

Lamentablemente son muchos los países con graves problemas, que hemos recibido el calificativo de “subdesarrollados”, porque según parece no pasamos determinadas calificaciones de los del primer mundo; este es un estigma que arrastramos desde que el presidente estadounidense Harry S. Truman quien asumió en 1945 a la muerte de Roosevelt (de quien era vicepresidente) y fue reelegido, gobernando de 1948 a 1952. En un simple discurso sumergió a más de 2000 millones de habitantes de diferentes países en este calificativo.

En su discurso como 33 Presidente de la Unión en Washington, el 20 de enero de 1949, inauguraba la Era del Desarrollo, declarando al Hemisferio Sur como “subdesarrollado”, en base a una perspectiva eurocéntrica, según la cual toda forma de sociedad que no reflejara los valores de Occidente era de naturaleza “atrasada” y no poseedora de validez alguna.

Dijo Truman (entre otras hazañas, autor de la orden de arrojar bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki) “Debemos embarcarnos en un osado y nuevo programa para hacer que los beneficios de nuestros adelantos científicos y progresos industriales estén disponibles para la mejora y el crecimiento de las áreas subdesarrolladas”(*). Hoy la presencia dominante en nuestras ciudades de negocios de hamburguesas, diferentes tipos de gaseosas, etc., coronan medio siglo de infatigable contribución.

Pero creo que la Humanidad está en un momento de cambio profundo que nos está haciendo reflexionar sobre nuestra responsabilidad por lo vivido y por las cosas que podemos modificar de ahora en más; para lograr vivir con dignidad, respeto y armonía. Todos tenemos un trabajo que hacer en este mundo y a llegado el momento de poner manos a la obra, con la ayuda de Dios.


Oroya (Andes Centrales) - Perú
Los niños llevan máscaras para protegerse de la grave polución ambiental
provocada por emanaciones de una empresa minera de origen norteamericano.

 

* INFORMACIÓN SACADA DE "EL RESIGNIFICADO DEL DESARROLLO" - EDITORIAL UNIDA.

Adriana Ferreyra

 

 

WEBDESIGN: IsisDesign