PÁG. PPAL - QUIÉN ES - CIRC. DE PODER Y SANACIÓN - SOFROLOGÍA
SANACIÓN - VIAJES DE INVESTIGACIÓN - CHAMANISMO - CONTACTO





REPORTAJE A ADRIANA FERREYRA

 

¿Qué es el Chamanismo?
A.F.: El Chamanismo es un fenómeno religioso, no es una religión, pero sí, un fenómeno religioso; ya que el Chamán tiene la condición de ser el intermediario entre los planos espirituales y su pueblo.

¿Cómo logra esto?
A.F.: A través de la capacidad que tiene de entrar en trance y así desplazarse por esos distintos planos de la realidad. Para eso usa diferentes métodos que hacen que entre en éxtasis; un gran apoyo es la música y sobre todo los instrumentos de percusión (el tambor, la sonaja); otra forma puede ser el baile, así como la toma de Plantas Sagradas o Maestras.

¿El Chamán es un sacerdote?
A.F.: En realidad no, el sacerdote es el que conoce los rituales y no necesariamente tiene la capacidad del Chamán pero sí comparten el espacio mágico - religioso en la comunidad.
El Chamán cumple varias funciones, es médico, psicólogo, filósofo, poeta etc.; antiguamente también predecía las zonas que eran propicias para la caza; cuándo su pueblo debía desplazarse ante cualquier situación adversa que pudiera presentarse, predecía los cambios climáticos, etc.

¿Cuándo comenzaste a interesarte por el Chamanismo?
A.F.: En el año 1990 en mi primer viaje a Perú, allí conocí un chamán que me hizo participar de un ritual y de allí en adelante quise conocer cada vez más sobre el tema. Comencé a leer mucho y por suerte seguí viajando a Perú, Bolivia y últimamente aquí en Argentina visitando comunidades en las cuales me puse en contacto con sanadores y chamanes.

¿Cuál es la diferencia entre un sanador y un chamán?
A.F.: El chamán tiene la capacidad de entrar en éxtasis para viajar a distintos planos de la realidad; el sanador no posee esa capacidad, se puede decir que el chamán tiene la habilidad no solo de curar el cuerpo, sino que su función principal es la sanación del alma.
El tiene una visión holística del ser humano, ante un problema de salud, para él todo tiene importancia; el cuerpo, el alma, quienes lo rodean, su familia, su pueblo, su psiquis, sus emociones.
En tu caso particular, ¿qué significa el Chamanismo?
Un camino de crecimiento espiritual y sanación. A mi me dio la posibilidad, en todos estos años, de lograr un conocimiento mío personal muy profundo, logré adentrarme en mis miedos, frustraciones, rencores y demás miserias y a través de esto pude luchar con esos monstruos y en algunos casos salir airosa, en otros no tanto; pero ahora se que existen y donde están; los puedo controlar.
Para mi es una hermosa filosofía de vida, que no solo nos da la posibilidad de conocernos a nosotros mismos, sino que nos enseña a vivir en armonía con todo lo que existe, ya que todo es parte nuestra y somos parte de todo; todo está interrelacionado.

¿Cualquier persona puede convertirse en Chamán?
A.F.: No, yo acepto los chamanes que han heredado esta capacidad por tradición familiar, que han sido elegidos por haber nacido con esta condición o en el caso de ser una elección personal, que la persona haya sido capaz de pasar por las distintas iniciaciones que lo capacitaron para cumplir con esa función; como dice un amigo que decidió seguir este camino "hay que ponerle el cuerpo". Además éste es un trabajo personal que dura toda la vida.

¿Cómo hace una persona que quiera conectarse con éste conocimiento?
A.F.: De acuerdo a mi experiencia, esto llegó a mi sin yo buscarlo, creo que siempre es así en el camino espiritual; si hay verdadero interés uno seguirá buceando; en mi caso comencé a leer sobre distintas culturas, sus creencias, mitos, rituales, arte, etc.; descubriendo como todas tienen un mismo patrón y valores; mi contacto no fue solamente tratar de investigar qué es un chamán sino cómo eran las culturas chamanicas, cómo eran los pueblos que tenían como eje central un hombre o una mujer que era conocedor de esos planos que están más allá de la realidad inmediata, esos mundos de espíritus y símbolos.

¿Qué opinión tienes de las Plantas Sagradas?
A.F.: Son maravillosas, son Sagradas, Maestras y de limpieza. Uno puede a través de ellas descubrir el real mundo que somos, cual es la verdadera inserción que tenemos dentro del Universo y cuál es nuestra función en él.

¿Qué debe tenerse en cuenta si se quiere tomar conocimiento directo con estas plantas?
A.F.: Lo más importante es el respeto, no tomar esta experiencia cómo una más, como diciendo ¿a ver que me pasa?; en segundo lugar hacerlo con un verdadero maestro, experimentado, todo debe estar encuadrado dentro del ritual; son Plantas Sanadoras y Maestras, nos sanan, nos enseñan y nos ayudan a descubrirnos.

¿Hay profesionales occidentales que estén trabajando con chamanes?
A.F.: Sí, por suerte hay muchos psicólogos, médicos, psiquiatras que han tomado contacto con chamanes y están trabajando juntos; hay un lugar en Tarapoto, Perú: Takiwasi, que se ocupa de la recuperación de adictos, a drogas, alcohol, tabaco etc.; allí usan diferentes Plantas Maestras de la selva con las cuales trabajan médicos, psicólogos y chamanes, con resultados extraordinarios. Aquí en Argentina también hay profesionales que hace muchos años están usando esa medicina, la Etnomedicina.

 

 

WEBDESIGN: IsisDesign