EL ORIGEN EXTRATERRESTRE DEL HOMBRE - NOTA II

Una hipótesis de J.M.DIEZ GOMEZ (España)

 

 

LA FORMACION DEL VERDADERO HOMBRE

La teoría que yo sustento, es que una lejanísima  época el Hombre que fue creado por Dios en la eternidad y en el infinito, en algún astro desconocido y fuera de nuestro sistema solar e incluso de nuestra galaxia, sintió, como sentimos nosotros ahora, tres impulsos incontenibles y esenciales: el deseo de progresar, el deseo de conservar la vida y el deseo de poblar terrenos o espacios.

Este último deseo lo estamos comprobando en esta época espacial, el sueño de  llegar algún día de pisar otro astro y es muy raro exista alguien que no esté satisfecho y haya respirado hondamente al comprobar que si todos lo planes espaciales se van cumpliendo, nuestra raza humana no desaparecerá sino que se podrá perpetuar en la inmensidad del Universo.

Cuando por medio de la evolución, como estamos haciendo nosotros ahora, empezó a poblar el astro más cercano, para volver a  allí a desarrollarse, alcanzar otra vez la altura mental y tecnológica que lo pudiera llevar a otro astro y así sucesivamente para abarcar una cadena de astros y estrellas del Universo.

Pero ¿Cómo fue consiguiendo saltar de astro en astro, o de galaxia y galaxia? La Biblia no nos lo dice y es difícil explicarlo; lo que nos distingue en la evolución es nuestra inteligencia y podemos ir ubicando a nuestro cuerpo, esta apariencia material que salvaguarda al alma, que hemos ido adecuando a las distintas condiciones evolutivas de cada astro. En este planeta Tierra tenemos un cuerpo cuyo antecedente fue semejante a lo que llamamos antropoide como quizá en otro astro, podemos tener la apariencia de una abeja, de una gigantesca hormiga o de un elástico y articulado cristal o de una alguna planta o de una ráfaga de limitada forma; no lo sabemos, como sabemos poco también del hombre de silicio.

Pero todo son elucubraciones que no puedo probar, pero que nos lleva hacia una síntesis muy interesante, que es LA FORMACION DEL OVULO.

Si el Hombre fue hecho en 6 días, llamaremos a la Evolución por el número 6 y al número 7  por el Alma. Un óvulo estará formado, en esencia, de estas dos características, el 6 y el 7,siendo la suma de ambos 13, números que fueron desde la Antigüedad considerados cabalísticos.

El número 13 será pues el óvulo, en estado latente; es la materia formada por la unión de dos espiritualidades. Si lo consideramos fecundado, debemos multiplicar esa unión por el número base del sistema decimal, el 5, que lo presentan claramente los dedos de cada una de nuestras manos y nuestros pies; ese número 5 lo vamos a llamar LA FUERZA DEL DESARROLLO.

Vamos a hacer ahora una pequeña aclaración; cuando se trata de una simple unión, este jeroglífico emplea la suma; pero si la unión ha de dar por sí misma un resultado, se emplea la multiplicación, que es algo así como un anhelo, una vibración, porque la multiplicación no es sino una suma repetida, una suma hecha con prisa.

Pondré un ejemplo para poder explicarme mejor. Dijimos que el óvulo es la suma del 6 con el 7, que da 13; si ese óvulo se autofecundase, ya no sería la suma de 6 y 7 sino la multiplicación de 6x7= 42; el número es 42.

Conocido esto, vamos a formar al verdadero Hombre, que lleva en el óvulo, el alma y la evolución. Si por medio de una intervención quirúrgica, por ejemplo, intentásemos insertar en el homínido terrestre, que hemos llamado 720, un óvulo de procedencia extraterrestre para que se transformase en un Hombre con características adecuadas a nuestro Planeta, prepararíamos el óvulo de la siguiente manera: primero lo haríamos autofecundarse (6 x 7 = 42) y luego le haríamos vibrar por medio del número 5, que es la fuerza del desarrollo, sin la cual el óvulo quedaría autofecundado pero sin crecer; daría 42 x 5 = 210.

Pero no crecería ya que se habría incrustado en un ser que no era de su naturaleza; para que crezca, se le tiene que hacer vibrar con la fuerza del desarrollo correspondiente al planeta en que lo hemos transportado. Debemos entonces sumar a este producto de laboratorio obtenido al Hombre, que hemos encontrado aquí en la Tierra, y nos dará 720 + 210 = 930 que es exactamente el NOMBRE NUMÉRICO DE ADAN,  que vimos en la lista de los patriarcas.

 

LA FORMACION DE LA MUJER

Ya tenemos al hombre, formemos ahora a Eva, la mujer. Un óvulo que ha de desarrollarse con óvulo femenino, llevará consigo el número que marca la evolución de la hembra, que ya no es el 6 sino el número 3,porque ella se formaba por la multiplicacio9on de tres números, 8, 9 y 10.

Hagamos la multiplicación 3 x 7 = 21; 21 X 5 = 105; y como antes hacemos 720 + 105 = 805; ese 825 es el NOMBRE NUMÉRICO DE EVA, la mujer.

Pero tenemos un pequeño problema fisiológico; así como el hombre, en su interior, llevará la fuerza del desarrollo (el espermatozoide), la mujer, como hembra, llevará el óvulo en estado latente; por lo tanto la mujer no será solamente el número 825 sino que por añadidura, desde que nace, lleva el óvulo humano, el 6 + 7 = 13.

Los dos al unirse ambos, varón y hembra, la fuerza del desarrollo (Número 5) hará vibrar al óvulo (número 13) sacándolo de su presencia y existencia latente, y no siendo autofecundado, sino fecundado solamente, el número que representa a una mujer normal, unida, como lo estuvo Eva con Adán, será así:

Cuerpo de la mujer                   - 720  + 105 = 825

Mujer con óvulo latente             - 825  +   13 = 838

Ovulo fecundado                        -   13  x     5 =   65

Mujer con óvulo fecundado      -  825  +   65 = 890    

Ya están los números que van a representar al varón Adán = 930  y su mujer, Eva = 890; comprobemos ahora, si Eva es una madre y que Adán es su marido

 

EL PRIMER HIJO DE ADAN Y EVA

La Biblia nos dice que una vez fuera del Paraíso (Génesis 4-1) el primer hijo de Adán y Eva fue CAÍN; más tarde, la Biblia asegura que Caín mató a su hermano Abel  y que por haber cometido ese crimen, Caín se fue lejos, solo, señalado por Dios. Una vez llegó a su destierro, se casó y tuvo hijos. Después, la Biblia no vuelve a hablar más de él, por lo cual los exégetas aseguran,  de un modo u otro, que la descendencia de Caín está maldita. 

Yo afirmo, por lo contrario, que Caín no es otro que Cainan, que figura en la Lista de los Patriarcas, en el cuadro que coloqué al comienzo. Lo que sucede es que, increíblemente, a lo largo de este jeroglífico se nos demuestra que Caín y Abel  no eran  otra cosa que NAVES. Una cita espacial, mal calculada, hizo que la nave Caín destruyese a la nave Abel.

El "plan de vuelo" fue rehecho y la nave Caín, nuevamente construida, se llamó nave Caiman. Formó ahora parte ya definitiva del plan que resultó bien, por lo cual quedó consignado en la Biblia toda esa serie de números que no son otra cosa sino el  cálculo o la explicación vulgar de lo que se proyectó, lo que se llevó a cabo y los resultados de la incursión, exploración y establecimiento de hombres, o mejor dicho superhombres, que llegando del exterior se adaptaron en forma de cuerpo a la de los hombres  de esta Tierra.

Y voy a añadir (y probar desde luego) que Caiman es también Canaan, la Tierra Prometida, y que a su vez, Canaan no es otra cosa sino nuestro planeta Tierra.

Lo que no sé es si podré exponerlo todo en este artículo, pero quiero que el navegante de esta revista digital, que va a encontrarse por primera vez, quizá, ante una prueba escrita y matemática de la llegada a esta Tierra de superhombres; conozca este ABC, este comienzo del jeroglífico  o las primeras páginas definidoras de toda esta extraordinaria historia  con la presentación de los personajes y sus cálculos.

Por el momento vamos a considerar a Adán y Eva, casados, y su matrimonio numérico será la suma de 930 + 890 = 1820. Vamos a ver cómo se llama su primer hijo, el nuevo ser que surge de la unión sexual de los padres, debiendo ser su semejanza bastante evidente; tendrá rasgos de la línea generadora paterna y materna. El hijo de un "matrimonio numérico" será la media aritmética, es decir, 1820 dividido 2, que da 910.

En la Lista de los Patriarcas, el número 910 corresponde a Cainan, quedando probado, por ahora, que el primer hijo no puede ser otro que Caín..

 

LA MUJER Y LA COSTILLA

Este jeroglífico oculto en la Biblia, que he tenido la suerte de descubrir  y en agradecimiento de esa suerte, deseo poner en conocimiento de todos los hombres que aclara esta pesadilla de cuántos han interpretado a la Biblia.

Citaré unos cuantos: El fruto prohibido que comió Adán a instancias de Eva en el. Paraíso; quién era la serpiente; por qué existía el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, el Árbol de la Vida; cuáles eran sus frutos respectivos; cómo es posible hacer una mujer de la costilla de un hombre. Cómo puede explicarse que el pecado original nos llega a nosotros después de millones de generaciones sin que sea injusta esta medida, como parece, por mucho que se esfuercen en demostrar lo contrario.

La unión de los Hijos de Dios con las Hijas de los Hombres, se puede deducir ahora que ELLOS eran los llamados Hijos de Dios y NOSOTROS, los infrahombres que estábamos aquí y fuimos las Hijas de los Hombres; se unieron y el resultado es 930 y 890.

La lucha de Jacob con el ángel; la razón de Esaú, que era el mayor, tuvo que ceder su primogenitura a Jacob; por qué Esaú era tan eminentemente peludo que cubriendo su antebrazo (Jacob) con la piel de una oveja, su padre ciego confundió al tacto esa piel lanuda con el brazo de Esaú.

Por qué en los seis días de la Creación, se nombre por este orden y cada día, "la tarde y la mañana" y no se nombre a la noche para completar cada día. Por qué la bravuconada  de Lamec, descendiente de Caín, aseguraba que él sería vengado, no siete veces como Caín sino setenta veces siete. Quienes son, posiblemente, las dos mujeres de Lamec, Ada y Seila.

Y un etcétera tan grande, que el que lea este artículo comprenderá mi imposibilidad de exponer todo este jeroglífico, el cual sigo descifrando y no acabe de esclarecerlo totalmente, dada su complejidad y extensión.

Naturalmente también se explica cuál fue el pecado original y puedo asegurar que no es ninguna de las explicaciones que se han dado.

Y cómo fue posible meter una pareja y a veces mas, de animales de cada especie en el Arca de Noé; no puedo seguir, pero sí voy a limitarme a explicar algo curioso, de qué manera se puede "fabricar" una mujer de la costilla de Adán.

Entre Adán y Eva hay una diferencia, es decir, 930 - 890 = 40, este número 40, diferencia entre el hombre y la mujer es EL AMOR; del amor surge el matrimonio, de éste, los hijos, y con ellos los pueblos,  la Historia. El número 40 es repetitivo en toda la Biblia, 40 años en el desierto, 40 dias de meditación, etc. etc.

Dice la Biblia que Dios tomó una costilla de Adán y con ella hizo a Eva; es raro que El no eligiese un hueso mayor ¿ Por qué? ¿El hombre está formado esencialmente por costillas? Nos parece imposible. Pero ¿si ese hombre no fuese tal sino una nave? Una nave esquemáticamente está formada por "el costillar", sea la nave que sea. La Biblia tiene a presentar las cosas, incluso a Dios, antropomórficamente; pero si este Adán  fuese realmente una nave. su "costillar" sería antropomórfico, compuesto entonces por 3 costillas verdaderas, 7 falsas  y 2 flotantes, con un total de 12 costillas a cada lado del esternón, que hacen 24 costillas; pero como dos a cada lado son flotantes serán 23 y algo más.

Veamos qué "historia numérica" puede contarnos cada una de esas costillas; dividamos al Hombre Adán (930) por la Historia (40) y nos da 23,25 ; nos da lo que esperábamos, 23 y algo más; pero vamos a quitar una costilla y de 23,25 - 1 = 22,25. Y para saber quién es el ser formado al quitar esa costilla, tenemos multiplicar 22,25 por 40 nos dará 890, es decir, la mujer llamada Eva.

Esto nos demuestra la manera de "fabricar" a Eva con la costilla de Adán; y algo más, que tanto Adán  como Eva son en realidad NAVES CON SU CORRESPONDIENTE COSTILLAR



CONTINUA

                                                                                                

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013