EL EVANGELIO DE ACUARIO DE JESUS, EL CRISTO

                                                                                                   

Por José Mª Kaydeda

El verdadero título es: "El Evangelio de la Era de Acuario, de Jesús el Cristo de la Edad de Piscis".
Este "Evangelio de Acuario" es verdaderamente una obra exhaustiva que pretende darnos a conocer los más mínimos detalles de la vida de Cristo. Todo aquello que no dice el "Nuevo Testamento".
Está sacado de los auténticos originales de los "Registos Acáricos". Su composición duró cuarenta años.
Quizá lo más importante del libro son los dieciocho años que Jesús viajó por los monasterios tibetanos, por Egipto y por los templos de la India, Persia y Grecia. Según nos cuenta Dowling, que es autor de toda esta recopilación. En esos países, Jesús visitó a videntes, adivinos, monjes y sabios de cada lugar.
Por esta razón es la única parte que vamos a incluir en esta obra, ya que su publicación total se hace imposible por su extensión. Son 182 capítulos, los cuales, fuera de esos dieciocho años, siguen más o menos la narración evangélica de los "Canónicos", añadiéndole cantidad de detalles y anécdotas que lo hacen más humano. De todos modos, lo auténticamente interesante son los capítulos que publicamos.



SECCION VI - VAU
"VIDA Y OBRAS DE JESUS EN LA INDIA"

 

CAPITULO XXI

Ravana ve a Jesús en el templo y se siente cautivado por Él. Hillel le habla del niño. Ravana encuentra a Jesús en Nazaret y da una fiesta en su honor. Ravana se convierte en su protector y le lleva a la India para estudiar la religión brahmánica.

1.- En una fiesta judía se hallaba un príncipe real de Orisa, en el sur de la India, llamado Ravana.
2.- Ravana era un hombre rico y justo, que buscaba la sabiduría en Occidente con un grupo de sacerdotes brahmánicos.
3.- Cuando Jesús leía y hablaba entre los sacerdotes judíos, Ravana escuchaba y se quedaba asombrado.
4.- Y cuando preguntó quién era Jesús, de donde venía y qué era, Hillel le dijo:
5.- A este niño le llamaron la Estrella de la Mañana que está en las alturas, pues ha venido a traer una luz a los hombres, la luz de la vida, para iluminarles el camino y redimir a su pueblo Israel.
6.- Hillel contó a Ravana todo lo que sabía del niño: las profecías que hablaban de Él, las maravillas que aparecieron en el cielo la noche en que nació y la visita de los magos.
7.- El modo en que fue protegido de la ira de los malvados, su huida a Egipto y su servicio de carpintero con su padre en Nazaret.
8.- Ravana se quedó maravillado y le preguntó cuál era el camino de Nazaret para poder ir y honrar al hijo de Dios en persona.
9.- Y con su fabuloso cortejo se puso en camino y llegó a Nazaret de Galilea.
10.- Y encontró al objeto de su búsqueda ocupado en construir moradas para los hijos de los hombres.
11.- Y cuando vio a Jesús por primera vez, Jesús subía por una escalera de doce escalones y llevaba en la mano un compás, una escuadra y una piqueta.
12.- Y Ravana dijo: ¡Bendito seas, hijo preferido del cielo!
13.- Ravana hizo una fiesta en la posada para toda la gente de la ciudad, y Jesús y sus padres fueron los invitados de honor.
14.- Durante algunos días Ravana fue huésped de José en el Camino de Marmón, pues quería aprender el secreto de la sabiduría de su hijo, pero era algo demasiado grande para él.
15.- Entonces pidió que le dejasen ser protector del niño para llevarle a Oriente, donde podía aprender la sabiduría de los brahmmanes.
16.- Jesús anhelaba ir allí para poder aprender, y después de muchos días, sus padres consintieron.
17.- Y Ravana, sintiéndose muy afortunado, comenzó el viaje con su séquito hacia el sol naciente, y después de muchos días cruzaron el Sin y llegaron a la provincia de Orisa, donde estaba el palacio del príncipe.
18.- Los sacerdotes brahmanicos se alegraron de poder recibir al príncipe y acogieron al niño judío con muchas atenciones.
19.- Jesús fue aceptado como discípulo en el templo de Jaganat y en él estudió los Vedas y las Leyes Mánicas.
20.- Los maestros brahmánicos se maravillaban de la claridad de las ideas del niño y a veces se asombraban cuando les explicaba el significado de las leyes.

 

CAPITULO XXII

Amistad de Jesús y Lamas. Jesús explica a Lamas el significado de la verdad, el poder, la comprensión, la sabiduría, la salvación y la fe.

1.- Entre los sacerdotes de Jaganat había uno que amaba al niño judío. Este sacerdote era conocido por el nombre de Lamas Bramas.
2.- Un día, mientras Jesús y Lamas paseaban solos por Jaganat, Lamas dijo: Maestro judío, ¿qué es la verdad?
3.- Y Jesús dijo: La verdad es la única cosa que no cambia.
4.- En todo el mundo sólo hay dos cosas: la verdad y la falsedad; la verdad es lo que es, y la falsedad es lo que parece ser.
5.- La verdad es algo; no tiene causa, y sin embargo es la causa de todo.
6.- La falsedad no es nada, y sin embargo es la manifestación de algo.
7.- Todo lo que ha sido creado, será destruido; aquello que empieza, debe acabar.
8.- Todas las cosas que se pueden ver con los ojos humanos son manifestaciones de algo, no son nada, y por eso deben perecer.
9.- Las cosas que vemos son sólo reflejos que aparecen mientras vibran los éteres de una determinada forma, y cuando cambian las condiciones, desaparecen.
10.- La verdad es el Santo Aliento; es aquello que era, es y será por siempre; no puede cambiar ni perecer.
11.- Lamas dijo: Dices bien; y ¿qué es el hombre?
12.- Y Jesús respondió: El hombre es una mezcla extraña de verdad y falsedad.
13.- El hombre es el Aliento hecho carne: por eso la verdad y la falsedad están unidas en él y luchan entre ellas hasta que la nada desaparece y el hombre se convierte en verdad.
14.- Y Lama preguntó otra vez: ¿qué puedes decir del poder?
15.- Jesús contestó: El poder es una manifestación; es el resultado de la fuerza; no es nada, tan sólo una ilusión. La fuerza no cambia, pero el poder está sujeto al cambio de los éteres.
16.- La fuerza es la voluntad de Dios, que es omnipotente; el poder es esa voluntad manifestada y dirigida por el Aliento.
17.- Hay un poder en el viento, en las olas, en el relámpago, en el brazo del hombre, en su ojo.
18.- Los éteres son la causa de que existan esos poderes, y el pensamiento de Elohim, del ángel, del hombre o de cualquier otra cosa que pueda pensar, es el que dirige la fuerza; así el poder deja de existir cuando ha llevado a cabo su labor.
19.- Y Lamas preguntó de nuevo: ¿qué sabes de la comprensión?
20.- Y Jesús dijo: Es la roca sobre la que el hombre se hace a sí mismo; es el conocimiento de algo y de la nada, de la falsedad y de la verdad.
21.- La virtud de la mano o del aliento puede curar a mil más, pero el amor es la reina de las curaciones. El pensamiento, reforzado con amor, es el bálsamo soberano de Dios.
22.- De nuevo Lamas preguntó: ¿Qué puedes decir de la sabiduría?
23.- Jesús respondió: Es la conciencia de que el hombre es algo y de que Dios y el hombre son uno.
24.- La conciencia de que la nada es nada y el poder sólo una ilusión, el cielo, la tierra y el infierno no están arriba, alrededor o abajo, sino adentro; es aquello que ante la luz de algo se convierte en nada y hace que Dios llegue a ser todo.
25.- Lamas preguntó: Por favor, ¿qué es la fe?
26.- Jesús dijo: La fe es la seguridad de la omnipotencia de Dios, la certidumbre de que el hombre alcanzará la vida divina.
27.- La salvación es una escalera que va del corazón del hombre al corazón de Dios.
28.- Tiene tres escalones. La creencia es el primero, y quizá el hombre cree que esto es la verdad.
29.- La fe es el siguiente escalón, y es lo que el hombre sabe que es la verdad.
30.- El goce es el último paso, y es el hombre mismo, la verdad.
31.- La creencia se pierde con la fe y el goce; el hombre se salva cuando alcanza la vida divina, cuando él y Dios son uno.

 

CAPITULO XXIII

Jesús y Lamas entre los sudras y vaisyas. En Benarés. Jesús se hace discípulo de Udraka. Enseñanzas de Udraka.

1.- Jesús y su amigo Lamas atravesaron las regiones de Orisa y el valle del Ganges en busca de la sabiduría de los sudras, vaisyas y maestros.
2.- La ciudad de Benarés en el Ganges era rica en cultura y enseñanzas y los dos se quedaron muchos días en ella.
3.- Jesús quería aprender el arte hindú de curación y se hizo discípulo de Udraka, el más grande curador hindú.
4. - Udraka le enseñó los usos del agua, las plantas y la tierra, del calor y el frío, del sol y la sombra, la luz y la oscuridad.
5.- Y dijo: Las leyes de la Naturaleza son las leyes de la salud y el que vive de acuerdo a estas leyes nunca está enfermo.
6.- El pecado es la transgresión de estas leyes, y el que peca está enfermo.
7.- El que obedece estas leyes, mantiene el equilibrio en todas sus partes y así consigue la auténtica armonía; la armonía es salud y el desorden es enfermedad.
8.- Aquello que produce armonía en todas las partes del hombre es medicina y asegura la salud.
9.- El cuerpo es como un clavicordio, y cuando sus cuerdas están demasiado flojas o demasiado tensas, el instrumento se desafina y el hombre cae enfermo.
10.- Todo en la Naturaleza ha sido hecho para proveer las necesidades del hombre; del mismo modo se puede encontrar todo en los secretos médicos.
11.- Y cuando el clavicordio del hombre está desafinado se puede buscar el remedio en la vasta extensión de la Naturaleza; hay una cura para todos los dolores de la carne.
12.- Por supuesto, la voluntad del hombre es el remedio supremo, y con el vigoroso ejercicio de su voluntad, el hombre puede tensar una cuerda que esté floja o aflojar la que esté demasiado tensa para que así pueda curarse.
13.- Cuando el hombre llega a tener fe en Dios, en la Naturaleza y en sí mismo, conoce la Palabra del Poder; su palabra es un bálsamo para todas las heridas, un remedio para todos los males de la vida.
14.- El que cura es un hombre que debe inspirar fe. La lengua habla a los oídos carnales, pero las almas son movidas por las palabras de las almas que les hablan.
15.- Está lleno de fuerza aquel cuya alma es grande y que puede penetrar en las almas, poniendo esperanza en aquellos que no la tienen y confianza en aquellos que han perdido la fe en Dios, en la Naturaleza o en el hombre.
16.- No hay ningún bálsamo universal para aquellos que andan por los caminos comunes de la vida.
17.- Hay mil cosas que pueden producir desarmonía y hacer que los hombres enfermen, y mil cosas que pueden afinar ese clavicordio y curar a los hombres.
18.- Lo que es medicina para uno, es veneno para otro; por eso un hombre se puede curar con aquello que mataría a otro hombre.
19.- Una hierba puede curar a alguien y un sorbo de agua a otro y la brisa de una montaña puede hacer que reviva el que parecía hallarse lejos de toda ayuda.
20.-Una brasa de fuego o un trozo de tierra pueden curar a otros, y si alguien se baña en ciertos arroyos o estanques, puede sanar.
21.- La virtud de la mano o del aliento puede curar a mil más, pero el amor es la reina de las curaciones. El pensamiento, reforzado con amor, es el bálsamo soberano de Dios.
22.- Pero muchas de las cuerdas rotas de la vida y de las discordias que perturban tanto al alma son producidas por malos espíritus del aire que los hombres no pueden ver y que los conducen a través de la ignorancia para romper las leyes de la Naturaleza y de Dios.
23.- Estos poderes actúan como demonios y hablan; desgarran al hombre y lo llevan a la desesperación.
24.- Pero el verdadero curador, el maestro del alma, puede controlar estos espíritus con la fuerza de la voluntad.
25.- Algunos espíritus del aire son espíritus dominantes y son fuertes, demasiado fuertes para el poder del hombre; pero el hombre tiene ayudantes en los reinos superiores a los que puede acudir, y ellos le ayudarán a extirpar esos demonios.
26.- Este es el resumen de lo que dijo este gran médico. Y Jesús postró su cabeza en reconocimiento de la sabiduría de tan gran alma y se fue.

BIBLIOGRAFIA:
LOS APOCRIFOS Y OTROS LIBROS PROHIBIDOS
JOSE Mª KAYDEDA - EDIT. GRUPO LIBRO

                      

CONTINUA

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013