VIEQUES: POLIGONO DEL TERCER TIPO - NOTA I

                                                          Por Jorge Martín, ( Puerto Rico.)
                                                                     Todos los derechos reservados.


 



A raiz de la Guerra Hispanoamericana del 1898, en la cual España es derrotada por  los Estados Unidos de Norteamérica, Puerto Rico, la menor de las las Antillas Mayores, fue invadida y ocupada por las fuerzas militares estadounidenses. Codiciada por las potencias coloniales del siglo XIX por su posición estratégica en el Caribe, Puerto Rico fue un valioso botín de guerra para la Marina de Guerra de los EE.UU., la cual obstaculizó una petición hecha por el pueblo puertorriqueño para efectuar un plebiscito de consulta civilizada promovida por el reconocido intelectual puertorriqueño de fama internacional Eugenio María de Hostos.
 Finalmente, los Estados Unidos declararon su soberanía sobre el archipiélago de Puerto Rico y las islas menores que forman parte de su territorio, entre ellas Vieques, Culebra, Mona, Monito y Desecheo, así como un número de islotes y cayos, gracias al llamado Tratado de París, con el que España cedió  su soberanía sobre Puerto Rico. Tras ello, y debido a la falta de poder político de Puerto Rico en relación a los EE.UU., esa nación ha originado situaciones que han afectado adversamente a los habitantes de Vieques, cuya situación específica es el motivo de este libro, entre los que están los siguientes:

 El 17 de marzo de 1941 por medio de la Ley Pública 13, los EE.UU. asignaron 36 millones de dólares para la construcción de una base naval en la isla de Vieques, también llamada la " Isla Nena".
 El 25 de agosto de1941, con la Ley Pública 247 de los EE.UU. se autoriza a la Marina de Guerra de los EE.UU. a comenzar a expropiar más de dos terceras partes de los terrenos de la pequeña isla. Las expropiaciones comenzaron en el año 1942, y muchos residentes de Vieques fueron lanzados fuera de sus tierras y residencias.  A algunos de ellos solo se les pagó el ínfimo importe de ¡$27. 00 dólares! por sus propiedades, tras lo cual fueron lanzados cruelmente
junto a sus pertenencias en un cañaveral, en el cual nacieron, a la intemperie,varios bebés de madres que estaban embarazadas al momento de las expropiaciones, como fue el caso de la esposa del Sr. Ramón Russé Solís.
 En agosto de 1947 el Departamento del Interior y la Marina de Guerra de los EE.UU. propusieron un plan para transferir la población completa de Vieques a la isla de Santa Cruz (St. Croix), en las Islas Vírgenes, para utilizar a toda la isla de Vieques como base naval.
 No conformes con lo anterior, en el año 1963 las autoridades militares estadounidenses propusieron (mejor dicho, intentaron imponer nuevamente) el nefasto plan conocido como el "Plan Drácula". El mismo conllevaba remover a todos los habitantes de la isla y relocalizarlos en algún punto de la isla grande de Puerto Rico o en la isla de Santa Cruz, e incluso, removerían todas las tumbas del cementerio de la isla, con sus cuerpos, para relocalizarlos en la isla principal de Puerto Rico. El entonces gobernador Luis Muñoz Marín, consciente de los problemas que tal acción crearía para el Gobierno de los EE.UU. (como también para el de Puerto Rico) ya que los puertorriqueños guardan un respeto muy especial por sus seres queridos ya fallecidos, advirtió a la Marina de la grave reac-ción social y política que esto ocasionaría. Eventualmente,la Marina cesó en su intención.En este caso los muertos vencieron a los vivos, o sea, a la Marina.  En la actualidad, según la Marina de los EE.UU., Vieques es "...una región fronteriza de gran valor estratégico". Extremos opuestos de la isla (dos terceras partes de su territorio) están actualmente ocupados por la Marina de los Estados Unidos, lo que deja a la población civil apiñada en el centro.
 Los residentes locales se encuentran a la merced de las bombas perdidas producto de los numerosos ejercicios de tiro al blanco efectuados en las áreas militares, que constituyen campos de prueba de lanzamiento y bombardeo de aire a tierra uti-lizados para el entrenamiento de la aviación naval. Uno de estos sitios,incluso, con el nombre de "Bullseye Target Two" (Blan-co de Práctica Número Dos) está incluso diseñado para la práctica de bombardeo nuclear.
 El Campo de Armas de la Flota del Atlántico, compuesto por la Base Naval Roosevelt Roads, Vieques, y hasta 1980, la vecina isla de Culebra, la cual está localizada un poco al noreste de Vieques y forma parte también del archipiélago de Puerto Rico, es uno de los lugares de pruebas navales y de experimentación de nuevas armas más activos en el mundo, ya que es utilizado conjuntamente por las marinas de guerra de los países aliados de los EE.UU.
 Piezas significativas del armamento naval han sido probadas en esta área,entre estas están los misiles aire a tierra Walleye, Bulldog y Bullup, junto a un número de proyectiles aire a aire, incluyendo armas muy peligrosas a las cuales nos referimos en el próximo capítulo. El bombardeo de apoyo para las fuerzas en los desembarcos anfibios se prueba también en las playas de la isla para alegadamente desarrollar las destrezas tanto de los equipos de control de fuego como también de los que están a cargo de los cañones y armas.
 La actividad de bombardeo desde los buques navales (más intensa durante los meses de la primavera) hasta recientemente tenía un promedio de 140 ejercicios con  dos docenas de barcos como participantes en estos, mientras que los bombardeos de los barcos a la orilla se producían unos cien días al año. Los bombardeos aéreos varían en sus fechas y su duración.
 Al día de hoy, Vieques, el único punto del archipiélago puertorriqueño visitado por el libertador suramericano Simón Bolívar en el 1816, es la única zona habitada del mundo donde fuerzas militares usan balas vivas para prácticas de bombardeo y la experimentación de nuevas armas. Estas prácticas, efectuadas ya por 60 años,y la presencia de fuerzas militares en la zona,han resultado en el deterioro ambiental, cultural y espiritual de la comunidad viequense y en la muerte, directa e indirecta,de varios residentes de Vieques, incluyendo niños, y
recientemente han cobrado la vida de otro puertorriqueño víctima de una bomba errante, el civil guardián de vigilancia David Sanés. Hace poco condenaron a seis meses de prisión al pescador Carlos Zenón y a su hijo Yabureibo, por transgredir la zona del campo de tiro, algo que generalmente se sanciona con una reprimenda o una multa de tan solo $25.00 dólares.
 Pero toda esta actividad militar en la isla ha estado acompañada de innumerables incidentes muy extraños, incidentes relacionados a la presencia OVNI / alienígena en la zona, y que motivaron la investigación.
que hoy da frutos con nuestro reciente libro Vieques: Polígono del 3er. Tipo. Estos incidentes y hechos podrían ser la explicación para el inusitado interés que este cuerpo militar y el gobierno de los EE.UU.
tienen por la isla. Invitamos a los lectores a estudiar el contenido de estas páginas y a reflexionar sobre ello.

CONTINUA NOTA II

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013