LA MASONERÍA - NOTA II

                                                       

Una investigación de C.A.E.F.A.

Cuando el candidato ha llegado al Segundo Grado, en la ceremonia de paso es conducido a la Logia de los Compañeros, situada, en sentido figurado, en la cámara central del Templo del Rey Salomón. La cámara central del templo alegórico representa el alma, que posee muchas características del inconsciente personal (utilizando de nuevo la terminología de Jung) y cuando mire la simbología de la logia del Compañero verá que ese trabajo en el Segundo Grado entraña un serio trabajo psicológico. Siguiendo por el momento con la terminología Jung, la logia del Maestro Masón representa un nivel que corresponde de un modo general al inconsciente colectivo. Esta logia se encontrará "en la puerta de acceso hacia el sanctasanctórum", que se entiende como una parte de la psique que está en intimo contacto con el espíritu de modo similar a la forma en que el patio esta conectado con el cuerpo. Finalmente, trabajando en el seno de la estructura psicológica, especialmente en los niveles elevados, se puede ser consciente de la presencia de la divinidad.

Dentro de la logia masónica, que es una representación física de la estructura alegórica que hemos escrito anteriormente, existe siempre un símbolo compuesto llamado las Tres Grandes Luces, integradas por el "volumen" de la Ley Sagrada, la "escuadra" y el "compás". Algunos de estos objetos tienen más de un significado en la simbología del Oficio, pero en este símbolo fundamental representan los tres niveles superiores de la estructura metafísica del individuo. La escuadra representa la psique, el compás el espíritu y las Sagradas Escrituras representan la divinidad, la fuente divina a la que se acogen. Las variadas configuraciones en que se presentan objetos en cada grado describen hasta qué punto la psique de un individuo está bajo la influencia de su espíritu, aunque todas las configuraciones hacen hincapié en el hecho de que el individuo, igual que todo el universo, tiene su origen fundador en la deidad que sostiene la estructura completa.


Las Tres Grandes Luces
Las herramientas de la logia son el "volumen" de la Ley Sagrada, la escuadra y el compás. En conjunto se conocen como las Tres Grandes Luces, y ninguna logia puede trabajar sin que estén expuestas. En los países cristianos el volumen de la Ley Sagrada suele ser la Biblia, pero conforme nos acercamos al Este es corriente encontrar logias que muestran el Corán, la Torah, el libro de los Vedas, el Zend-Avesta o cualquier otro texto sagrado que refleje la creencia religiosa de los hermanos que componen la logia.

Aunque el nuevo masón debe realizar sus actividades sólo en el patio -su consciencia individual del mundo físico- se le enseña un número de principios mediante los que, de acuerdo a los "Misterios", el universo (y su propia psique) opera, y considerando estos principios podemos obtener alguna pista sobre la dinámica de la psique como la representa el Oficio. El Cuadro del Primer Grado es un dibujo que, en principio, parece ser una colección heterogénea de símbolos masónicos, pero que es realidad una pintura integrada que se utiliza para ilustrar el funcionamiento de los principios universales. Examinaremos los principales.

Los ornamentos de la logia son el "pavimento cuadrado", el "borde dentado" o de mosaico y la "estrella flamígera", que algunas veces se presenta como Gloria. Todos juntos describen lo que podríamos llamar la Ley de la Unidad. La estrella flamígera o Gloria representa el universo relativo completo tal y como es en realidad -desde el punto de vista de la deidad -, una manifestación única consistente y gloriosa de la deidad. El pavimento cuadrado representa el universo tal y como se presenta ante nosotros, que estamos encarnados en un mundo físico; el blanco y el negro se alternan, activo y pasivo, fácil y difícil, complementarios en el mejor de los casos, opuestos a menudo. Pero la característica de un pavimento cuadrado es que las piezas individuales se unen para formar un todo único e integrado, el pavimento mismo. Esta noción será reforzada por el borde, que rodea todo como una única entidad, un sistema interactivo y único en el que cada elemento está relacionado y afecta a los demás.

La Ley de la Dualidad está representada en el Cuadro del Primer Grado en varios niveles diferentes. En el nivel más general (el del espíritu) aparecen el sol, la luna y las estrellas. El luminoso y ardiente Sol y la suave, pálida y cambiante Luna son antiguos símbolos de la complementariedad, y quizá las presentaciones simbólicas fundamentales de ese principio que se repiten los cuadros blancos y negros del pavimento en el nivel más detallado y materialista. En el nivel intermedio de la psique la idea de dualidad está expresada por las columnas dóricas y jónicas; forman parte de una idea más compleja que veremos a continuación. La Ley de Dualidad también está representada en términos del ser humano individual por las dos líneas paralelas que delimitan el "punto en el interior del circulo". Los trabajos ingleses hablan de Moisés (el profeta) y Salomón (el legislador), papeles que expresan la idea de exuberancia y restricción. La noción de complementariedad es aún más obvia en el uso americano, donde las líneas paralelas están asociadas con San Juan Bautista (a mediados de verano) y San Juan Evangelista (a mediados de invierno). El principio de Dualidad establece que cuando se percibe una cosa de modo tal que pueda existir independientemente de su fuente divina, su complemento también parece existir para proporcionarle equilibrio. La colocación de los símbolos de dualidad en varios niveles del cuadro es una advertencia de que el fenómeno de la dualidad y el potencial de la polarización y la oposición se desatan tan pronto como se presente cualquier intento de separación procedente de la totalidad de la divinidad; por ello esto es un principio que está relacionado con todo el mundo psicológico.

El principio mencionado en los antiguos textos masónicos como la "regla de tres" esta claramente representado en el Cuadro del Primer Grado por tres columnas, que son uno de sus más destacados protagonistas. Sus diferentes estilos arquitectónicos transmiten la idea (utilizando una máxima tomada de Vitruvio) de que hay tres "agentes" que abarcan todos los niveles de la logia/psique: Un agente activo, exuberante, creativo y expansivo (la columna corintia); un agente pasivo, reflexivo, tradicional y restrictivo (la columna dórica); y un agente equilibrado, consciente y coordinado cuya obligación es mantener a los otros dos en un equilibrio dinámico (la columna jónica). Este concepto destacará soberanamente en la discusión de la obra masónica.

La logia, como hemos visto, tiene cuatro niveles, y estos se reflejan en el cuadro. El pavimento cuadrado representa el patio, en íntima relación con el mundo físico. La zona media -denominadas por las columnas- representa la cámara central del alma, la esencia de la psique; los cielos remiten a la puerta de acceso, en íntimo contacto con el espíritu. El cuarto nivel, la divinidad misma, está representado por la Gloria, situada en el centro del cuadro.

Los puntos cardinales de la brújula situados al borde del Cuadro definen la dirección Este-Oeste, que tiene una considerable importancia en la simbología del Oficio, como vamos a ver. Es la dirección de la "dimensión de la consciencia" que, como apuntábamos antes, es la materia de estudio del misticismo del Renacimiento.

La escalera de Jacob, que aparece en el Cuadro del Primer Grado, muestra un camino en dirección Este-Oeste. Este símbolo, representa los niveles jerárquicos de la consciencia, tiene varias formas. Por el momento será suficiente reseñar que la escalera tiene tres peldaños principales: La fe, la esperanza y la claridad. Estas tres representan los estados de animo de los individuos en cada uno de los Tres Grados; la fe para el aprendiz, que ignora la naturaleza de la cosa a la que aspira y debe confiar en aquellos que le enseñan; la esperanza para el miembro, que puede visualizar buena parte de la naturaleza del impulso que le lleva a anhelarlo; y la claridad para el Maestro Masón, que ha conseguido su meta y es capaz de educar a los más jóvenes.

 

CONTINUA NOTA III

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013