FIJADA PARA SIEMPRE Y FOTOGRAFIADA EL AURA DE LAS PLANTAS - Nota II

por Dr. Fritz Koehler
Alemania
(Prólogo y traducción: Sigurd Von Wurmb)




II.- LA PLANTA

La planta es el único ser vivo que está estrictamente ligado al mismo tiempo con la tierra y el "cielo". Su ambiente es el lugar fijo, donde por casualidad habrá caído la semilla. La planta no puede abandonar ese lugar y es obligada a absorber de su alrededor toda energía necesaria para su alimentación, crecimiento y multiplicación.
Sabemos que la materia es energía. Esto nos enseñó la bomba atómica. La planta tiene maneras más "mansas", más suaves, de encontrar y aprovechar la energía acumulada en la materia. Humedad y calor producen a la tierra una dilatación; la descomposición de la materia compacta libera, con la diferencia de energías existentes, fuerzas para la disolución de sustancias. Esto y el transporte de esas sustancias alrededor de la planta, es tarea de la raíz. Desde las hojas llegan sustancias producidas por fotosíntesis, para elaborar nuevos compuestos orgánicos.
Cada planta prepara sustancias características, que son necesarias en la alimentación del hombre y de los animales. La planta es el único ser vivo que extrae su energía directamente del ambiente. Sin planta, la tierra sería un desierto; recién la planta ha hecho la tierra habitable.
Hoy es un hecho conocido por la mayoría de los científicos, que solamente la Naturaleza ha resuelto, de manera simple y satisfactoria, el problema de la transformación de energía sin producir, al mismo tiempo, efectos nocivos secundarios. El "laboratorio químico" de la planta (también del animal) tiene otros métodos de formar sus productos, dispone de medios rápidos y efectivos para una modificación, cuando el proceso químico lo exige. Son medios de los que nosotros no disponemos, que nos son desconocidos, pero son importantes para la vida; la planta no "sabe", no "conoce" fórmulas químicas: ella es activa por necesidad interna.
Cuando el hombre encuentra en la planta una sustancia importante para funciones biológicas, ésta será analizada químicamente. A través de reactivos se procura encontrar los grupos funcionales y su posición dentro de la molécula. Se trata de conseguir un análisis, una síntesis, y se produce un nuevo producto. En largas series de ensayos en animales se examina el nuevo producto. No obstante del efecto semejante, no es idéntico al producto natural. Otro ejemplo. La producción de un kilogramo de vitamina B da cinco kilogramos de productos secundarios, altamente nocivos, que son depositados en minas de sal subterráneas abandonadas. Una sola fábrica depositó, hasta hoy, 41.000 toneladas con 350 distintos subproductos venenosos. Mientras que la planta produce en su germen, semilla, tubérculos y frutas, vitamina B real, sin venenos en calidad de subproductos.

III.- CRISTALES Y CRISTALIZACIÓN.

Ya en la escuela aprendemos que la Naturaleza puede ser dividida en tres grandes reinos. El primero abarca los minerales, metales y rocas, que "no tienen vida", en contraste a los otros dos reinos, el de las plantas y el de los animales. Tenemos una pequeña duda sobre la validez de esa separación, porque los minerales son materia y como tal poseen energía, que puede ser utilizada como lo hacen las plantas.
Observemos un mineral, por ejemplo un trozo de granito: vemos pequeños gránulos con facetas brillosas. Son pequeños cristales, más visibles con la lupa o un microscopio, son los elementos constitutivos del mundo mineral. ¿Qué nos dicen sobre esto las ciencias naturales?
Una rama de ésta, la cristalografía, estudia las diferentes formas de los cristales, la posición de las facetas que forman un poliedro. Sabemos que la misma sustancia puede aparecer en diferentes formas, según las condiciones externas, pero nunca arbitrariamente, porque las fuerzas creadoras son sujetas a leyes deducidas geométricamente.
La cristalografía, una geometría espacial y natural, clasifica todas las formas posibles de cristales en 230 grupos, y estos son divididos en 32 clases y en 7 sistemas. Cualquier forma aparente de un cristal puede ser ordenada en uno de sus grupos. Variaciones de formas dentro de un sistema cristalográfico son relativamente grandes. Por ejemplo: el sistema rómbico contiene 59 diferentes grupos y el sistema tetragonal 68 grupos.
Además de este orden, los átomos y sustancias dentro de las moléculas forman, unidas, una célula elemental. Éstas, colocadas juntas, forman una red cistalográfica. Un análisis de un pequeño cristal por medio de rayos X permite determinar la estructura de esa red. Pero, como siempre en la Naturaleza, el caso ideal, el orden imaginado por el hombre, raramente es alcanzado. En las redes cristalográficas casi siempre aparecen fallas, dislocamientos, lugares no ocupados, que pueden ser tomados por átomos ajenos.
Preguntamos ahora: ¿cómo aparece un cristal, cuál es su origen, por qué nada en la Naturaleza simplemente "está"; todo siempre es creado?
Un cristal nace de la solución o de la fusión de sus sustancias. Para que se produzca esto, es necesario que los átomos y las moléculas lleguen a tener una distancia pequeña entre si, que permite que la atracción mutua sea efectiva. La aproximación es alcanzada por enfriamiento de la fusión o por evaporación del agua de la solución. En una estrecha zona de supersaturacion "se origina un germen", un encadenamiento de unas pocas moléculas para formar un cristal embrionario, que puede ser visto bajo el microscopio como un punto claro.
Hacia ese germen que actúa como centro de atracción, fluyen más átomos y aparece lentamente la forma típica de un cristal. El crecimiento de la última formación depende del ambiente, la temperatura, humedad, y presencia de la sustancia.
La distribución de energía contenida en la materia extiende su acción fuera de la superficie del cuerpo, en el espacio entre los objetos materiales como atracción o repulsión. La física ha dado un nombre a ese espacio modificado; lo llaman el campo del portador de energía. Distinguimos campos de gravitación, de electricidad y de magnetismo.
Conocidas son las imágenes producidas por las virutas del limado de hierro alrededor de un imán.
El alcance de acción de un portador de campo es determinado por la cantidad de energías de su portador. Para nosotros es importante que un cristal, debido a su nacimiento de un germen, su campo de energía y por su crecimiento, demuestre una especie de vida; pero no sólo por su crecimiento, sino también por la elección del germen para la formación de una forma apropiada para su ambiente.
Existe otro modo de presentar los resultados de investigaciones naturales, pero éste aún se encuentra en sus comienzos. Los métodos de la ciencia oficial son analíticos y se han acumulado inmensas cantidades de informaciones. Falta ahora dar a ese material un significado más amplio, una vivificacion, constituir una ciencia viva. Goethe ya había dicho: "en la más pequeña partícula de polvo está encerrada la Naturaleza; el espíritu descubre en todas partes su espíritu".
El comienzo de una ciencia espiritual tiene sus dificultades, pero existe la esperanza de que se realice una unión más íntima con la Naturaleza, capaz de eliminar el puro materialismo en que se vive actualmente.

 


Esta foto muestra las hojas del extremo de la misma enredadera que la primer figura de la nota I, y la cristalización ovalada del sulfato de cobre/gelatina

 


Una flor aún no abierta del todo, formó una cristalización con un movimiento dinámico turbulento

 

Continúa nota III

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013