HOMENAJE AL DIA UNIVERSAL DE LOS OVNI - 24 JUNIO - CINCUENTA Y CINCO AÑOS DE INVESTIGACION OVNILÓGICA CONTEMPORANEA

EXTRAORDINARIO SUCESO MUNDIAL :
VISUALIZACION MASIVA DE OVNI CON MUTILACION DE VACUNOS - NOTA II

Una investigación exclusiva de FABIO ZERPA
para Grupo CAEFA (Argentina) 



La mutilación de tres reses, de tres razas, tres categorías y tres edades distintas

Posteriormente a estos hechos, aparecen tres animales mutilados, en forma muy extraña, que vimos muertos en sus respectivos lugares y  acompañados con la presencia de dos excelentes científicos, el Dr. Daniel Belot, veterinario, perteneciente a SENASA (Servicio Nacional de Salud Animal) y el ingeniero agrónomo Adrián Zecchin, quienes tuvieron un comportamiento ejemplar como académicos y con mente abierta, porque ellos fueron los primeros que nos alertaron de los sucesos, por email, motivándonos a ir al lugar.

El testimonio del Dr. Daniel Belot es muy significativo. Las mutilaciones fueron hechas a tres vacunos; el primero encontrado, es de categoría vaca, sexo femenino, raza aberdeen angus negra; el segundo, es de sexo macho, categoría toro, raza Charolais; el tercero, categoría ternero, sexo macho, raza aberdeen angus rojo. Es decir, tres animales distintos, en su categoría y raza, colocados en una misma posición en el suelo, cabezas orientadas de noroeste a sudeste, en línea recta en el mapa y en tres campos distintos.

La vaca encontrada en el establecimiento EL PORRUDO, del productor agropecuario Marcelo Peroy, tiene un corte longitudinal, en la cara del lado izquierdo, neto de 60 centímetros de largo, sin ondulaciones, y otro perpendicular, a este paralelo, a la rama posterior de la mandíbula, cerrando este triángulo tenía otro corte hasta los incisivos. Hueso del maxilar inferior totalmente desposeído de carne, ligamentos y cuero. Más en profundidad, faltan órganos, como son lengua, faringe, laringe y glándulas salivales, con muy poca presencia de sangre en su interior. Destaca el veterinario que el animal no sufrió en su muerte ya que no se encuentran rastros de patadas del mismo ni violencia alguna, muriendo de cúbito ventral, como los otros dos y un posterior, en días siguientes. Lo que se observa, como gran rareza, es que el animal era todo una osamenta del lado izquierdo, mientras que el lado derecho estaba normal, perfectamente completo. Todo esto es examinado en la necropsia que se realizó.

El toro estaba en el campo del productor agropecuario Raúl Navas, a una distancia de 11 kilómetros del otro animal y más cerca del casco urbano de Salliqueló; a él  no se le realizó necropsia por el estado de descomposición en que se encontraba porque el dueño avisó tarde del hecho, al enterarse posteriormente de las otras muertes.  La diferencia es que este animal no drenó sangre, como la vaca que prácticamente carecía de ese elemento; en ella había habido claramente una succión. Hay que destacar que este toro era de edad muy joven, mientras que la vaca ya estaba en su madurez.

El ternero, todavía mamón, se le hizo una necropsia a siete días de su muerte, con la particularidad que falta pabellón auricular completo, sus órganos sexuales externos (pene, testículos), piel, músculos abdominales y peritoneo. En este caso, intervino también el veterinario del establecimiento al cual pertenecía el animal, el doctor Walter Alejandro Duché. Aquí ambos facultativos encontraron  poco caudal de sangre, ya que el mismo es de un 7 % del peso corporal y se encontró mucho menos, como si también  hubiera sido succionado.

La rareza de los cortes denota la precisión con que se hicieron, como si hubiera trabajado con un bisel y además  los bordes estaban quemados, típicos de  la quemadura de piel, achaparrándose la parte superficial de ella;  evidentemente,  los cortes se hicieron con temperatura;: la carne tiene su color natural, mientras que en los cortes la piel está quemada, producto de una fuente eléctrica o energética.

Si hubiera existido cuatrerismo, las técnicas que se usan son cuchillo o bisturí, mientras que ante la observancia de estos científicos, y la misma nuestra, como lo indican las declaraciones testimoniales, todo pasa por la utilización de un quirófano de alta complejidad, que evidentemente en esa zona no existe.

Otra anomalía,  que se muestra como una evidencia muy singular, es que el resto de los animales, compañeros de los tres vacunos mutilados, no se acercan al lugar, muy característico de ellos, porque ante una muerte, olfatean, saltan, juegan y hacen claras manifestaciones de "velatorio"; en este caso, no. Los perros de esos sitios tampoco se acercan y dan vueltas en derredor, con la cola baja, como asustados.

El ingeniero agrónomo Adrián Zecchin aporta lo suyo porque examina los pastos del derredor y no encuentra ningún aplastamiento, como tampoco pisadas, huellas de neumáticos, o  marcas de algún otro aparato que se hubiera posado allí. Señala tambíén que cuando muere un animal larga patadas que pueden afectar los gramíneos y no se nota ningún tipo de violencia.

Además, el ingeniero Zecchín, en el largo interrogatorio que le hicimos, indica algo, muy espontáneamente, que nos llenó de satisfacción, porque, sin quererlo, muestra una pauta de comportamiento de estos sucesos. Los animales parecen colocados allí, las mutilaciones no se hicieron en el lugar donde se encontró cada animal. Perfecto, ingeniero, es verdad. Ya lo veremos.

En los días posteriores, de las muertes de estos tres vacunos, apareció, otra ternera, de unos 200 kilogramos, también muerta extrañamente, que fue analizada por el médico veterinario Jorge Fernández, quien nunca había visto este tipo tan extraño de cortes.

Esta ternera presentó un corte ovalado sobre el maxilar inferior y superior, faltándole la mitad de la lengua, en un corte perfectamente hecho, no desgarrado, asi como también el cuero de la quijada (músculo de la cara del animal), la oreja, parte del cuello y del intestino recto. A la ubre, le falta un pezón, como si el mismo hubiera sido cauterizado, y al darlo vuelta,  tiene un corte en la otra oreja; en ninguno de las incisiones se notó resto de sangre y notó, como en los tres vacunos anteriores, que la ternera estaba acostada de cúbito lateral, con las manos y patas hacia el oeste, cola al sur y cabeza al norte, muy cerca de un espejo de agua importante.

El ingeniero agrónomo Adrian Zechin nota la perfección de los cortes y la raras quemazón que tienen ellos, así como no se encuentran rastros de nada en los alrededores donde se encontraron los animales ni tampoco sufrimiento del animal. También nota que el resto de los vacunos del señor Gustavo Barissón no se acercan  al lugar y los perros ovejeros estaban muy nerviosos, como realmente muy inquietos. Como siempre, los animales, excelentes testigos, a los cuales no tenemos que realizarles ni interrogatorios exhaustivos, ni sofrosis, ni hipnosis, ni técnicas psicológicas o esotéricas de percepción,  para saber si dicen la verdad o no.



Continente americano con Sudamérica y Argentina



República Argentina con sus provincias



Ciudad de Salliqueló y los campos de sus alrededores



Foto de uno de los animales muertos



Dr. Daniel Belot (Médico Veterinario del SENASA) y el Ingeniero Agrónomo Adrian Zecchin, los científicos
intervinientes, junto con nosotros en los casos investigados





Continua NOTA III


Otras notas sobre este tema:
Mutilaciones de ganado - La otra campana
Tras las huellas del chupacabras

El Quinto Hombre  
 

.....


.....


 
 
 

OVNI
Arte
Ayuda
Ciencia
Consejos Utiles
Crecimiento Interior
Crónica de lo Insólito
Culturas Americanas
Documentos audio visual
Ecología
Editoriales
Enigmas
Esoterismo
Expedientes de Fabio Zerpa
Filosofía
Frases para Meditar
Futurología
Misticismo
Mitología
Neoantropología
Parapsicología
Profecías
Psicología
Reflexiones
Sanación
Técnicas Perceptivas
Un hombre llamado...
.... (A los grandes seres humanos)
Vidas Anteriores


Ediciones del 2001
Ediciones del 2002
Ediciones del 2003
Ediciones del 2004
Ediciones del 2005
Ediciones del 2006
Ediciones del 2007
Ediciones del 2008
Ediciones del 2009
Ediciones del 2010
Ediciones del 2011
Ediciones del 2012
Ediciones del 2013